Es de gran interés para toda la ciudadanía conocer el informe “Mercado de Trabajo 2008-2018. De la crisis a la recuperación. Un análisis del sector industrial y de los efectos del cambio tecnológico”, elaborado por José Ignacio García Pérez, Manuel Alejandro Hidalgo y David Troncoso, profesores de Economía de la Universidad Pablo de Olavide. Investigación promovida por la asociación empresarial andaluza Cesur, Círculo de Empresarios del Sur de España.  Aquí ofrecemos un enlace directo para acceder al informe íntegro. Tanto García Pérez como Hidalgo han participado en sesiones de ciclos organizados por la Asociación ISA.

Uno de los numerosos aspectos interesantes de este estudio es su análisis de la fuerza de trabajo infrautilizada, teniendo en cuenta también a la población desanimada e inactiva pero que desea trabajar. El conjunto de trabajadores con contrato a tiempo parcial que querrían trabajar más horas y que por tanto pueden considerarse también como mano de obra infrautilizada así como los contratados temporalmente de manera involuntaria. Y señalan lo siguiente: “Nuestros resultados indican que, a finales de 2017 existen en el conjunto de España en torno a 9,4 millones de trabajadores infrautilizados y 2,2 millones en Andalucía frente a 14,2 millones con una situación más estable en España y 1,9 millones en Andalucía. Por tanto, el 40,2% de la población activa en España sufre una situación de desempleo, subempleo o precariedad en 2017. En Andalucía esta situación es aún más grave ya que en torno al 53,2% de la población activa está en una situación de desempleo, subempleo o precariedad”.

El informe acredita que el crecimiento experimentado por la industria andaluza desde la recuperación ha sido superior al del resto de la economía, con tasas que han superado habitualmente el 4% logrando que, a día de hoy, el peso de este sector en el conjunto de la economía supere el 12%. Sin embargo, según los datos del estudio, este crecimiento no será suficiente para alcanzar los objetivos previstos para 2020, cuando el Gobierno andaluz prometía que se alcanzaría el 20% y así nos situaríamos en estándares europeos.

De izquierda a derecha, Eugenio Barroso, consejero delegado de la empresa MP Ascensores, y presidente de la comisión de Industria en la asociación Cesur; Ricardo Pumar, presidente de Inmobiliaria del Sur y preside Cesur; José Ignacio García Pérez y Manuel Alejandro Hidalgo, profesores de Economía de la Universidad Pablo de Olavide, que, junto a David Troncoso, han elaborado un estudio sobre el mercado de trabajo en Andalucía.

En este contexto, las cifras de empleo muestran la misma tendencia. Entre 2014 y 2018 el crecimiento de empleo ha sido más intenso en el sector industrial con aumentos acumulados del 19,4% frente al del 13,1% del resto de sectores.

Atentos a la automatización de los empleos menos cualificados

Otro apartado que recomendamos leer a toda la ciudadanía, porque afecta al presente y futuro de adultos, jóvenes y niños, es el análisis sobre la probabilidad de automatización de los empleos en Andalucía. Los que hacen hoy en día trabajadores con estudios primarios o inferiores asciende hasta casi el 70%, bajando ligeramente a medida que ascendemos en el nivel de estudios. Así, para los trabajadores con estudios secundarios, la probabilidad se mueve entre el 65% y el 57%. Por último, para los trabajadores con estudios superiores, la probabilidad cae de forma significativa, hasta el 38% tanto en España como en Andalucía, lo que supone una diferencia de casi 35 puntos, la mitad, de la probabilidad de un trabajador con estudios primarios.