Francisco Javier Recio busca en El Mundo, mediante el análisis de los datos numéricos y porcentuales de cada distrito, la deriva de los “votos prestados” en estas últimas elecciones locales.

Ciudadanos y Participa Sevilla se reparten el ‘voto prestado’ de Zoido Espadas logra sólo 4.000 votos más que en 2011. Los socialistas recuperan el primer puesto en dos de sus bastiones, Este y Macarena, pero a causa sobre todo del desplome del PP.
Quedaba una semana para las elecciones municipales de 2011 y Juan Ignacio Zoido dejó boquiabiertos a quienes presenciaban aquel debate cara a cara con su principal contrincante, el socialista Juan Espadas: «Pido –dijo– el voto prestado de los socialistas que saben que no se ha gobernado bien o que están descontentos. Que confíen en mí. No hay ningún riesgo. Todos podemos conseguir ese cambio tranquilo». Y muchos de ellos se lo dieron. Más de 20.000 sólo en los feudos históricos del PSOE: Cerro Amate, Sevilla Este, Parque Alcosa y Torreblanca. Hasta lograr 166.090 votos que le otorgaron una mayoría absoluta sin precedentes en el Ayuntamiento de Sevilla, 20 de 33 concejales. Cuatro años después, ese ‘voto prestado’ que pidió Zoido en vísperas de las elecciones ha volado. El PP ha logrado en estas elecciones 106.258 votos (al 99,75 por ciento del escrutinio), es decir, 59.782 sufragios menos que en 2011. Una auténtica sangría de votos que le supone quedarse en 12 concejales, si bien el pleno estará compuesto por sólo 31 concejales, dos menos que en los últimos mandatos, como consecuencia de la aminoración del padrón municipal por debajo de los 700.000 habitantes.

Lejos, en cualquier caso, de la mayoría absoluta que cuatro años antes superó con creces. Pero el ‘voto prestado’ que Zoido tanto echa de menos ahora no ha vuelto a su ‘propietario’ anterior. Distrito por distrito, el PSOE repite en líneas generales sus resultados de hace cuatro años, con ligeras variaciones al alza o a la baja. Recupera, es cierto, esos bastiones arrebatados por Zoido en 2011, pero más por el desplome del Partido Popular que por mérito propio. Dicho de otra manera, el Juan Espadas de 2015 ha sacado sólo 4.070 votos más que el Juan Espadas de 2011, mientras que el Juan Ignacio Zoido de ayer ha obtenido 59.782 votos menos que el Juan Ignacio Zoido de 2011.

¿Dónde han ido, por tanto, esos ‘votos prestados’? La matemática electoral dice que, básicamente, se lo han repartido Ciudadanos y Participa Sevilla –la ‘marca blanca’ de Podemos en la capital andaluza–. La suma de los votos de estas dos formaciones en las elecciones del domingo –sus primeros comicios municipales– es de 58.794. Los votos perdidos entre 2011 y 2015 por el Partido Popular, 59.782. El dato es significativo. El desplome del PP es generalizado en toda la ciudad, aunque hay distritos, sus feudos de siempre, en los que se hace menos acusado, aunque igualmente doloroso.

En Nervión, por ejemplo, sigue siendo la fuerza mayoritaria: el domingo obtuvo nada menos que el 54,36 por ciento de los votos emitidos. Un buen dato, sí, pero muy por debajo del 69,56 por ciento de hace cuatro años. En Los Remedios –el distrito menos poblado e históricamente el más conservador– ha logrado el 70,47 por ciento de los votos. Una mayoría aplastante, sí, pero inferior al 83,05 por ciento de 2011.
La sangría de votos en términos absolutos para el PP se produce en distritos como Este-Torreblanca- Alcosa, donde pierde más de 7.000 votos; Macarena, donde se deja más de 6.200; Casco Antiguo, donde dejaron de votarle casi 7.000 electores; en Cerro Amate, más de 5.000, y en Triana y San PabloSanta Junta, con más de 5.000 votos en cada uno. El PP también deberá tener en cuenta el dato de la abstención, porque muy probablemente muchos de sus votos de 2011 se hayan escapado por esa vía.

El domingo dejaron de votar voluntariamente 16.367 personas más que cuatro años antes. La euforia mostrada por el PSOE en las horas posteriores a la publicación del escrutinio es matizable si se analiza distrito por distrito. Sólo sube de forma significativa en Este-Alcosa-Torreblanca (2.337 votos más), Cerro-Amate (1.196 votos más) y Macarena Norte (795 votos más). En algunos distritos, incluso pierde votos con respecto a hace cuatro años. Es el caso de Casco Antiguo (493 votos menos), Los Remedios (110 votos menos), Nervión (299 votos menos), San Pablo-Santa Justa (439 votos menos) y Triana (120 votos menos).”