Por su interés, reproducimos esta colaboración de José Elías Bonells para la Asociación Amigos de los Jardines de la Oliva, un análisis muy bien fundamentado en defensa de los árboles de Sevilla. Elías Bonells fue jefe de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Sevilla, ya jubilado, tras una gran labor en pro del arbolado y ajardinamiento de la ciudad, y de su patrimonio botánico.

LOS ÁRBOLES DE LA ESTACIÓN PLAZA DE ARMAS

José Elías Bonells, tras la brillante conferencia sobre la dignidad de los árboles, que impartió en la Asociación Amigos de los Jardines de la Oliva, con motivo del XXX Aniversario de su fundación, hoy se lamenta de lo siguiente:

Hoy, 2 de diciembre de 2016, son las ocho de la mañana, estoy delante del ordenador y oigo el runrunear de una motosierra. Qué raro. ¿Se habrá caído una rama? En los alrededores no hay nada que cortar, pero las motosierras no paran. Pensé: “algo está pasando”. Me asomé a la ventana y… ¡Horror, están podando o lo que sea! Se trata de los magníficos árboles que defienden el edificio de la Estación Plaza de Armas del caluroso poniente que todos los años azota esta fachada, y a nosotros, los ciudadanos, se nos priva de su benéfica sombra que tanto anhelamos durante los seis meses de calor que año tras año padecemos.

Me pregunté: ¿Por qué estarán podando estos árboles plantados hace unos años, si solo recibimos beneficios de ellos? ¿Quién ha dado la orden de que se ejecuten estos trabajos, a priori, sin justificación?

Ya por curiosidad, me asomé al tajo de poda e in situ me informaron de que las órdenes proceden del Ayuntamiento, y que ellos son una contrata y realizan los trabajos que les mandan. ¿Y por qué lo hacen, si los arboles no necesitan ninguna poda? Tal vez, una poda de mantenimiento, ramas secas o mal dirigidas, todo ello sin que el árbol pierda su forma natural, ni se le agreda de la forma en que se está haciendo.

¿Alguien ha previsto cómo reaccionará el árbol ante esta agresión?

Estos árboles plantados hace unos años se mantenían correctamente, habían llegado a su desarrollo natural en la ciudad, estaban estabilizados, cumplían el fin para el cual habían sido plantados, nos aportaban beneficios de toda clase y no tenían por qué ser importunados.

Pero esto no es todo, y aquí viene lo más grave que, como ciudadanos, no debemos permitir: la operación se lleva a cabo para dar mayor visibilidad a un supermercado que tiene prevista su inauguración el próximo 12 de diciembre.

¿Es que acaso los intereses privados prevalecen sobre los intereses generales?

¿Seremos tan catetos e ignorantes que aun con Mesas del Árbol y ferias en las que se ensalzan los valores del arbolado urbano en la ciudad, ocurran estas cosas?

Seguro que con participación ciudadana no hubieran ocurrido.

Desde nuestra Plataforma recalcamos la importancia de los beneficios que los árboles aportan a nuestra ciudad y defendemos todas aquellas políticas que se realicen para dignificar su presencia en la misma, y con mucho dolor también denunciamos todos los atentados y agresiones de toda índole que periódicamente sufren.

Exigimos mayor sensibilidad a la hora de la toma de decisiones con respecto al arbolado de nuestras calles.

arboles_dic16_02

En las imágenes superiores, las tipuanas de la antigua Estación de Plaza de Armas y el comienzo de la tala, en dos fotografías tomadas por José Elías Bonells.