Alojamos en nuestra sección de documentos de estudio para el nuevo ciclo de ISA, “El reto de Sevilla: una sociedad con capacidad para crear empleo en cantidad y de calidad“, “Cambios en la justicia para favorecer el desarrollo económico“, la presentación del magistrado Luis Alfredo de Diego Díez que aborda los males de la Justicia en España y varias propuestas de reforma, defendidas también por el Foro Judicial Independiente, colectivo del que forma parte.

De Diego Díez utilizó este informe como base para su ponencia en la tercera sesión del ciclo, “Cambios en las instituciones y en la sociedad para favorecer el desarrollo económico“, que se celebró el pasado lunes día 16 de febrero en La Fundición. Lo podéis descargar aquí.

· Luis Alfredo de Diego Díez, en la imagen superior en una fotografía tomada el pasado lunes en La Fundición por el socio de ISA Antonio Pérez , es magistrado del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 10 de Sevilla y miembro del Foro Judicial Independiente. Doctor en Derecho por la Universidad de Valladolid, alumno número 1 de la cuadragésima promoción de la Carrera Judicial, en 1990. Ha trabajado como juez del orden civil, penal y contencioso-administrativo en Collado Villalba (Madrid), El Puerto de Santa María, Algeciras, la Audiencia Provincial de Cádiz, y Sevilla, donde ejerce desde el año 2002. Es desde 1982 profesor universitario de Derecho Procesal. Con la Universidad Pablo de Olavide, donde actualmente imparte clases, ha participado en dos proyectos de I+D: ‘Estudios sobre derechos y garantías de los ciudadanos’ y ‘Métodos extrajudiciales de resolución de conflictos’. Autor de numerosas publicaciones, la última es ‘Tratamiento y efectos de la caducidad en el pensamiento sancionador’. Entre los cursos que ha dirigido, cabe citar en esta ocasión el de ‘Medidas de agilización en la jurisdicción contencioso-administrativa’, organizado por el Consejo General del Poder Judicial. Desde 1998 es consultor internacional para la formación de operadores judiciales en Honduras, Colombia y Bulgaria.