El avance que ha experimentado Sevilla en movilidad urbana, gracias a normalizar el uso de la bicicleta, es sin duda uno de los grandes logros de la ciudad en la última década, tal y como se ha reconocido a nivel internacional.

Desde que en 2007 el Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Gerencia de Urbanismo, aprobara el Plan de la Bicicleta 2007-2011, que posibilitó convertir Sevilla en una de las ciudades con mejor dotación de infraestructuras para utilizar la bicicleta como medio de transporte, los ciudadanos se apoderaron de las infraestructuras, de tal modo que, en apenas 4 años, la utilización de la bicicleta pasó de representar el 0,6% de los desplazamientos en el reparto modal mecanizado de la ciudad, a un 9%.

Transcurridos 10 años desde la aprobación del Plan, ha llegado el momento de su revisión y actualización, para seguir progresando día a día. Con el fin de orientar sobre la situación actual, desde Iniciativa Sevilla Abierta ofrecemos declaraciones, datos y enlaces de interés para que cualquier ciudadano pueda conocer los retos y objetivos próximos en esta materia.

Compromiso municipal

En la reciente reunión de la Red de Ciudades por la Bicicleta, el alcalde de Sevilla, Juan Espadas,  marcó como objetivo alcanzar un 15% de desplazamientos en bicicleta en Sevilla (en la actualidad estamos en el 9%) mediante actuaciones de fomento de la bicicleta como:

– La mejora y expansión de la red de vías ciclistas.

– La pacificación del tráfico.

– El fomento de la intermodalidad entre la bicicleta y el transporte público (citando expresamente la futura bici-estación de San Bernardo).

– El fomento del aparcamiento seguro de bicicletas en comunidades de vecinos, empresas, centros educativos y centros comerciales.

 Jornadas de reflexión

Asimismo, en las jornadas ‘Participando por la Bici’, celebradas el 29 de marzo con el objeto de implicar a todos los ciudadanos, asociaciones y entidades en el nuevo programa de la bicicleta, expertos en la materia como Javier Huesa Laza, jefe del Servicio de Sostenibilidad e Innovación Urbana; Roberto Sánchez Lema, de la empresa JCDecaux, adjudicataria para la implantación de Sevici; o Manuel Calvo Salazar, socioecólogo, de ‘MC-Alherbar. Plan de movilidad no motorizada’, ofrecieron interesantes datos sobre el uso de la bici en Sevilla que se pueden consultar íntegros en el siguiente enlace.

Retos

Por su parte, la Asociación A Contramano, creada en 1987 para defender los intereses de los usuarios de la bicicleta como modo de transporte cotidiano, así como de los peatones y, en general, de todos aquellos/as que optan por una movilidad urbana sostenible, y que recibió en 2015 el Premio ISA a la Modernización de Sevilla, plantea también como objetivo superar los 100.000 desplazamientos diarios en bicicleta, hasta alcanzar el 15% del total de los desplazamientos mecanizados en la ciudad.

Para ello, considera necesario mejorar en la seguridad, la red ciclista y los cuellos de botella que impiden el incremento del uso de la bici en Sevilla, entre otras cuestiones.

En este sentido, uno de los principales compromisos de la asociación es la recuperación de la Comisión Cívica de la Bicicleta, que no ha sido convocada desde hace ya más de 5 años y que canalizaría la participación de las asociaciones y empresas del mundo de la bicicleta en la elaboración y el seguimiento del Plan.

Experto internacional

Para ampliar la visión sobre el tema es fundamental conocer la opinión de expertos internacionales como Mikael Colville, creador del Copenhagenize Index, el ranking mundial de ciudades que integran mejor la bicicleta en su movilidad y en su calidad de vida.

Colville ofreció en Sevilla esta interesantísima conferencia que puede escucharse al completo en el siguiente video, con traducción simultánea.  Un coloquio en el que también participaron muchos protagonistas del desarrollo de la movilidad sostenible y del uso de la bici en Sevilla.

Conclusiones

Tras su intervención, Colville accedió a dar un paseo en bici por la ciudad. Un fructífero encuentro en el que estuvo Isabel Porras, socia y fundadora de Santa Cleta, empresa dedicada al fomento del uso de la bicicleta, que relata aquí su experiencia.

Para Porras, ahora queda reflexionar porque “aunque Sevilla tiene el mayor índice de uso de la bicicleta de España, hay mucho por hacer”.  “Debemos luchar por ese tipo de infraestructuras, que son reales y que además, ahorran dinero, no implican gasto, sino ingresos al Estado. Solo es una cuestión de números y de voluntad política. Cuantos más coches quites de las carreteras, menos desgaste de asfalto y de salud pública. Más ahorro de dinero público. Solo con lo que se gasta en mantenimiento de infraestructuras para el coche, se podría hacer en un par de años el mejor carril bici del mundo y la caja registradora pública comenzaría a ganar dinero”, concluye.