Es una de las acciones de sociedad civil más consolidadas. Un ejemplo de solidaridad desde hace más de 20 años. La acogida de niñas y niños saharauis por parte de familias andaluzas para que durante los meses de verano no sufran las durísimas condiciones de vida que tienen en los campamentos del exilio saharaui en Tinduf (Argelia). Ya está abierta la convocatoria para sumarse al programa Vacaciones en Paz 2018, organizado por la Asociación Sevillana de Amistad con el Pueblo Saharaui.

Las personas que estén interesadas pueden contactar con dicha asociación a través de su web, que incluye además abundante información y documentación para llevar a cabo perfectamente esa acogida. También pueden contactar llamando a los teléfonos 954 282 205 y 954 274 104. Dicha asociación tiene su oficina en la calle Virgen de la Antigua, 4, bajo dcha. (está en el barrio de Los Remedios).

El objetivo del proyecto Vacaciones en Paz es traer a Andalucía niños y niñas saharauis durante los meses de julio y agosto. Durante su estancia, los pequeños tienen una completa atención sanitaria gracias a un convenio con el Servicio Andaluz de Salud, y las familias se responsabilizan de su alojamiento, manutención y parte de la educación. Desde 1994 se ha logrado acoger a miles de menores refugiados, llegando a concienciar a miles de familias y a su entorno, creando un impacto social, político y cultural en toda la sociedad sevillana y andaluza en relación a los problemas de los pueblos olvidados y de la infancia en riesgo.

Pese a la disminución de familias de acogida en España por motivo de la crisis, Sevilla se ha mantenido en 2017 entre las provincias con más acogidas (un total de 256), así como Andalucía ha sido la comunidad autónoma con más niños y niñas, superando la cifra de 1.000 menores. Además, este año, gracias a la campaña de apadrinamiento colectivo surgida y promovida desde el programa de actividades del proyecto de sensibilización social “Ampliando la Familia”, se han conseguido apadrinar más de 30 viajes de niños y niñas saharauis, sensibilizando a los colectivos y entidades apadrinadoras, de las cuales han surgido las nuevas familias de acogida, consiguiendo ampliar el número de personas defensoras de los derechos de la infancia.

Además del convenio con el Servicio Andaluz de Salud, hay más iniciativas médicas desde la sociedad civil sevillana que refuerzan la atención y la mejora de las condiciones de esos menores. Son el proyecto “Quirófano solidario”, la Fundación Odontología Social Luis Seiquer, la Fundación Ruta de la Luz y la Clínica Baviera. Gracias a ellos, los menores que regresen en 2018 seguirán recibiendo sus tratamientos médicos empezados durante el pasado verano.

En la sede central de la Fundación Odontología Social, de Sevilla, se atiende a muchos niños saharauis.