¿Cómo mitigar la presión para que la población local siga viviendo en los centros históricos y no sea desplazado a otros barrios para dar más cabida a los turistas? Es un tema cuya importancia está emergiendo a ojos de la ciudadanía dentro y fuera de España, en capitales y ciudades como Sevilla. Cuyo centro histórico es de gran tamaño y cuyo cariz turístico es relevante. Mañana miércoles 25, a las 18:00, en la Plaza de la Encarnación, en el salón de actos del Antiquarium, donde están ahora bajo las ‘Setas’ los valiosos restos arqueológicos del antiguo foro romano de Híspalis, el Centro de Estudios Andaluces organiza un coloquio sobre el tema ‘La turistificación de los centros históricos andaluces’. Buena oportunidad para que muchos ciudadanos acudan a conocer datos, experiencias y criterios, y poder participar en el coloquio preguntando a los expertos.

El acceso es gratuito, los organizadores ruegan inscribirse previamente para reservar asiento, a través de este enlace, pinchar aquí:

La eclosión de los alojamientos turísticos y las tiendas de ‘souvenir’ ha creado problemas de masificación turística, gentrificación, aumento de los precios del alquiler de viviendas, eliminación del comercio de proximidad, entre otras afectaciones a la calidad de vida del vecindario que son más sutiles y difíciles de valorar y evaluar. El Centro de Estudios Andaluces organiza este taller que se enmarca en la actividad del Observatorio de Gobierno Local en Andalucía para debatir sobre la problemática actual que provoca el exilio obligado de la población de los barrios más turísticos de las ciudades.

Intervendrán cinco expertos que participarán en una mesa redonda abordando la cuestión desde distintas perspectivas: Enrique J. Benítez Palma, economista y consejero de la Cámara de Cuentas de Andalucía; Manuel Ángel González Fustegueras, arquitecto y urbanista, que dirigió el Plan General de Ordenación Urbana de Sevilla en vigor; Reyes Gallegos, urbanista, que impulsó desde Sevilla el programa ‘La Ciudad Viva’; Marta Pelegrín, arquitecta sevillana con amplia experiencia internacional, y Luis Berraquero Díaz, antropólogo e investigador del grupo de Investigación Social y Acción Participativa.

Según los organizadores, “esta iniciativa persigue poner de manifiesto la evolución del sector y la respuesta regulatoria de las instituciones públicas, propiciando un debate colectivo que debe tener como horizonte el modelo turístico, su propia sostenibilidad y su contribución a la riqueza colectiva y al bienestar comunitario”.