El lunes 6 de marzo continuó en la Fundación Cruzcampo el ciclo ‘Sevilla, a debate’ con una sesión dedicada a analizar si la Sevilla estamental fomenta la igualdad de oportunidades y la meritocracia o si, por el contrario, impera la estrategia de camarilla y enchufismo. Como todo el ciclo, se pudo seguir en directo a través de la página web de Iniciativa Sevilla Abierta, y el vídeo íntegro de la sesión se encuentra disponible en nuestro canal de Youtube. Han dado información ya sobre este interesante coloquio algunos medios de comunicación, como El Correo de Andalucía, Diario de Sevilla y Canal Sur Radio-Sevilla.

Los ponentes fueron Javier Barnes Vázquez, catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad de Huelva y director del Centro Internacional de Derecho Administrativo y Reforma Regulatoria; y Fernando Faces García, economista, doctorado en Ciencias Económicas por la Universidad de Deusto y profesor de Macroeconomía del Instituto Internacional San Telmo. Moderó Carmen Baena Sánchez, ingeniera industrial, diplomada en Alta Dirección, y directora de I+D del Instituto Andaluz de Tecnología.

DIEZ CLAVES EXPUESTAS POR FERNANDO FACES

1- Fernando Faces se preguntó: “¿Por qué se mantiene un sistema que bloquea el talento, fomenta la corrupción y garantiza el inmovilismo?”, a lo que él mismo respondió: “Todo el mundo ve lo que pasa, pero nadie se atreve a denunciar porque se va a encontrar más obstáculos que nunca como sea señalado por decir la verdad. Es la ley del silencio. Sobre todo porque cuando son mayoría quienes se benefician de la endogamia respecto a quienes la sufren”.

2- El enchufismo no es una cosa de Sevilla. Impera en España y afecta a todos los ámbitos. Es la gran lacra que impide renovar y competir. Está en la Administración, en los Gobiernos y en las universidades, donde es evidente la endogamia en el sistema de elección de catedráticos; y también en las empresas públicas e incluso privadas. Es la mejor manera de expulsar el talento, y ha acabado enraizado en la cultura popular, donde se ve hasta normal encontrar trabajo donde los que están dentro deciden quién, cuándo y cómo entra en función de las redes familiares o clientelares.

3- “Si la sociedad no lucha por la meritocracia, difícilmente va a ser innovadora y competitiva. La endogamia es la antítesis de la innovación, suele ser una cuna de corrupción, no es transparente”. Para acabar con la endogamia, propuso una medida que se aplica en otros países: “Que la financiación de todos los departamentos y organismos de las Administraciones Públicas esté ligada al cumplimiento de objetivos, a la rendición de cuentas, al grado de ejecución de los presupuestos y a sus resultados. A peores datos, menos aportación. Y ya no podrán conformarse con ser endogámicos y gestionar mal: necesitarán incorporar talento, porque de lo contrario se quedarán sin recursos y sin su puesto de trabajo”.

4- Fernando Faces hizo referencia a la primera sesión del ciclo ‘Sevilla, a debate’, en la que se trató el clientelismo de los partidos políticos como factor que perjudica el desarrollo de la ciudad, y aseguró que éstos (los partidos) son ejemplo clarísimo de endogamia. Asimismo, resaltó cómo en España, y en Andalucía, se ha fomentado la endogamia extensiva, bajo el pretexto de conceptos como concertación y paz social. Y cómo eso ha llevado a los sindicatos y a las patronales a tener tantas complicidades con el poder que han acabado siendo corresponsables de escándalos como el de los cursos de formación o el de las ‘tarjetas black’. “Cuestiones en las que se exige lealtad, silencio…”.

5- “La endogamia se mantendrá mientras se silencie. Hay que tener valor para denunciarla porque, al fin y al cabo, es sinónimo de trabajo. Muchas personas se resignan a aceptarla pensando del siguiente modo: ‘Si tienes paciencia, llegará el día en que algo te tocará’”.

6- Una de las medidas como solución a la endogamia expuestas por Fernando Faces es que se trata de un tema que debería calar en la educación desde la etapa escolar. Otra de las posibles vías para acabar con la endogamia es la necesidad de garantizar la independencia real de órganos como la Agencia Tributaria, la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, etc. Echa en falta que en Andalucía los organismos de control de ámbito autonómico carezcan de esa independencia.

7- Faces sostuvo que una de las razones por las que faltan profesores de altísimo nivel en las aulas universitarias españolas es que la endogamia pone tales trabas a quienes intentan llegar a pulmón, por su propio esfuerzo… que se van. Y los que se quedan contribuyen a mantener el sistema cerrado porque, como se abra a competir tienen menos oportunidades. En este sentido, aseguró que “la endogamia supone mediocridad y excluir al talento”.

8- Asimismo, Faces destacó la importancia de foros como el organizado por Iniciativa Sevilla Abierta como herramienta para cambiar las cosas: “si ahora no le damos la vuelta a todo, seguiremos igual dentro de 15 años. Y los populismos que emergen, con su mentalidad proteccionista, son una clarísima fuente de endogamia, porque no quieren mercado libre ni libre competencia”.

9- Fernando Faces aseguró que, a pesar de que persiste la endogamia, si una persona es un gran profesional “ya no le hace falta dejarse ver ni integrarse obligatoriamente en ciertos ámbitos sociales muy cerrados para llegar a ser alguien importante en la ciudad. Sevilla es más abierta que hace 40 o 50 años. Aunque todavía hay demasiadas empresas que tienen la inercia de conformar sus equipos de dirección bajo criterios endogámicos. Han de cambiar cuanto antes de mentalidad porque así no sobrevivirán. Las empresas más competitivas e internacionalizadas son las que ya introdujeron la prioridad de buscar a los mejores”.

10- Ante la pregunta de si se perpetúa la endogamia masculina frente a la contratación de mujeres, Fernando Faces respondió que “la discriminación que sufren las mujeres es un ejemplo de endogamia extensiva” .

DIEZ CLAVES EXPUESTAS POR JAVIER BARNES

1- Barnes fue tajante en su intervención: comenzó expresando que endogamia «es otra manera de llamar a la corrupción, propia de una sociedad cerrada y provinciana» y situó los casos más graves en el «ámbito público», y entre las instituciones que más la practican a universidades y hospitales públicos.

2- Explico el «escasísimo relieve» que tiene en España la figura del conflicto de intereses como procedimiento para resolver problemas de este tipo, ligados a la libre competencia. Indicó que las reglas del juego en el Estado español para garantizar la limpieza e imparcialidad en la convocatoria de concursos y adjudicaciones aún se basan en normas de 1870.

3- Una de sus recetas contra la endogamia pasaría por vetar que el primer trabajo que logre quien se haya formado en un hospital o una universidad consista en ser contratado por esa misma institución donde ha estudiado. Es una norma muy extendida en países como Estados Unidos.

4- Javier Barnes opina que en todos los ámbitos donde ha entrado la Comisión Europea para influir en España, como en las convocatorias para elegir proyectos, la meritocracia ha mejorado porque los procesos de selección han sido mucho más rigurosos y transparentes. Además, puso el ejemplo de cómo desde la Comisión Europea se está contribuyendo a reformar la endogamia de los estibadores en los puertos de España.

5- “Los sistemas de promoción personal dentro de la función pública hay que cambiarlos por completo”.

6- Asimismo, expuso en el debate el problema en los partidos políticos, donde la selección de los líderes se efectúa por cooptación –otra variante de la endogamia–. “Resulta un acto de heroísmo no beneficiarse de las estructuras de endogamia, porque tiene un coste, generalmente laboral”.

7- Con respecto a los sindicatos, Javier Barnes opina que “no son representativos del mundo laboral ya que no incluyen a las personas desempleadas. Ese es el mayor síntoma de lo alejados que están en su funcionamiento de lo que necesita la sociedad. Francia ha sido durante muchas décadas el país de todo el mundo con los funcionarios mejor formados y de más sólida capacidad de gestión de toda la Administración del Estado, y no se permitía que hubiera en su interior organizaciones sindicales”.

8- Barnes también hizo referencia al conflicto del sector del taxi en Sevilla (denunciado por las asociaciones Iniciativa Sevilla Abierta y Sevillasemueve) como un claro ejemplo de endogamia. “En lugar de pedir que se reforme la normativa para hacer conciliar la defensa del servicio de taxi con la entrada de nuevos formatos en la prestación del servicio de transporte gestionados a través de aplicaciones móviles, están intentando boicotear que haya alternativas”.

9- Asimismo, aseguró que si la endogamia no se penaliza, difícilmente se puede acabar con ella. “Todos tendemos a la superprotección y las subvenciones son el opio que no deja avanzar. Premiemos a quien avanza sin ellas”, añadió. “Muchos sectores empresariales buscan ampararse en la prevalencia del Estado para que les proteja con privilegios. En Alemania, solo podía vender cerveza quien la fabricara ateniéndose a normas alemanas medievales. En Italia, solo podía vender pasta quien la elaborara de acuerdo a los criterios pactados históricamente por los fabricantes italianos. Sus gobiernos aceptaron, y tuvieron que retractarse cuando la Comisión Europea dictaminó que eso impedía el libre mercado”.

10- “En España aún no se ha conseguido que los hijos de inmigrantes sean profesores de Universidad”.

CUATRO CLAVES EXPUESTAS POR CARMEN BAENA

1- Hay que luchar por una sociedad inclusiva, tanto de mujeres como inmigrantes.

2- A todas las barreras expuestas para erradicar la endogamia, hay que añadir la discriminación de las mujeres frente a los hombres en la contratación.

3- Cuando hablamos de endogamia o rechazo de determinados grupos, la mitad de la población pone muchas barreras para incorporar a la otra mitad que en este caso son las mujeres.

4- Hay mucha más endogamia de la que se denuncia. Se aceptan como comportamientos normales.

La próxima sesión del ciclo ‘Sevilla, a debate’ tendrá lugar el lunes 13 de marzo (como todas, en la Fundación Cruzcampo, y comenzando a las 20:00 en punto) y tratará de analizar si la continua apuesta política por el turismo como motor de la ciudad es causa o efecto del retroceso económico de Sevilla en su conjunto. Intervendrán como ponentes Darío Regattieri, empresario, fundador y presidente de la empresa Eventisimo, con sede central en el Polígono PISA y actividad dentro y fuera de España como organizadora de eventos, convenciones, campañas de imagen y comunicación para multitud de grandes empresas. Preside a nivel nacional la agrupación empresarial Agencias de Eventos Españolas Asociadas; y Manuel Alejandro Hidalgo Pérez, profesor de Economía Aplicada en la Universidad Pablo de Olavide y Doctorado en Economía por la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, Es miembro del Observatorio Económico de Andalucía. Autor de investigaciones y publicaciones sobre el cambio tecnológico, el mercado de trabajo y el crecimiento económico. Moderará la sesión Daniel Ruiz García, periodista, socio director de Euromedia Comunicación, empresa responsable de la gestión de la estrategia Social Media de Turismo de Andalucía. Es también novelista y guionista cinematográfico, es el ganador del Premio Tusquets de Novela 2016 por ‘La gran ola’, sátira del mundo de la empresa.