Ecologistas en Acción Sevilla acaba de recibir una nueva denuncia de poda salvaje y extemporánea, esta vez realizada en el colegio público San José Obrero (C/Verano-C/Los Romeros). Según la asociación, esta poda de ejemplares maduros se ha realizado, como en demasiadas ocasiones anteriores, “completamente fuera de la época adecuada para ello, el invierno, y además en plena ola de calor, dañando los árboles intervenidos, a las aves que anidan en ellos y, también, a la habitabilidad del propio colegio. Y ello, precisamente, justo en plena polémica y debate públicos acerca del excesivo calor que están pasando nuestros escolares en unos colegios muy poco acondicionados para hacer frente a dicha contingencia climática”.

Como pone de manifiesto la organización, con estas agresiones “se acrecienta el riesgo de daños personales y materiales y se merma la masa arbórea, y sus funciones como hábitat para la biodiversidad de la ciudad, especialmente avícola; de limpieza del aire por eliminación del CO2; y, no lo olvidemos, se disminuye la provisión de sombra en una ciudad tan duramente castigada por la insolación y las altas temperaturas durante la mitad del año”.

En este sentido, desde Ecologistas en Acción “no se entiende este maltrato  a un patrimonio de gran valor como es el arbóreo” y tampoco “que Sevilla pretenda postularse como ciudad candidata a la Capitalidad Verde Europea sin atender debidamente, entre otros muchos asuntos, al cuidado y mejora de este patrimonio verde del que dispone”.

Además, tanto a dicha organización ecologista, como a muchos ciudadanos preocupados por Sevilla, les sorprende que el dinero público que se destina a esas labores, muchas veces mediante concesiones a empresas, depare un resultado tan cuestionable. Dada la suma y relevancia de las intervenciones de este calibre observadas estos últimos meses, Ecologistas en Acción, técnicos de jardinería de SAT en Sevilla y otras personas interesadas han elaborado un conjunto de nueve  propuestas que ha eleva mediante escrito al director general de Medio Ambiente, Parques y Jardines del Ayuntamiento de Sevilla, Adolfo Fernández Palomares.

Así, sobre las empresas de poda solicitan que sean empresas autorizadas y que las tareas de poda las realicen profesionales con formación acreditada. Sobre las técnicas y época de poda se solicita que se realicen podas de mantenimiento (limpieza, aclarado y remangue) que no supongan más del 25% de eliminación de la copa del árbol y que se informe previamente mediante avisos en qué zona se va a actuar y cuándo. Igualmente, en caso de que sea necesario otra intervención, se solicita que se informe al vecindario de la zona afectada y a la ciudadanía en general. Además, “se evitará realizar las tareas de poda en época de anidado de aves,  para favorecer la biodiversidad en la ciudad y se controlará que las empresas externas realicen podas fuera de las épocas adecuadas para la poda (noviembre-marzo)”. Asimismo, se solicitan la supervisión de las podas por parte de inspectores municipales y que se lleve a cabo un control sobre el uso de herbicidas.

La intención de este trabajo es que dichas propuestas sean recogidas por el Ayuntamiento e incorporadas a la gestión pública de este indispensable e insustituible patrimonio urbano vegetal.