Iniciativa Sevilla Abierta considera inadmisible que el Ayuntamiento de Sevilla se niegue a que TUSSAM acepte la publicidad atea. La asociación ciudadana Iniciativa Sevilla Abierta (ISA) manifiesta su sorpresa e indignación con la actitud del Ayuntamiento de Sevilla ante la solicitud de la Unión de Ateos y Librepensadores de insertar publicidad en los autobuses urbanos de la ciudad. Sin entrar a valorar el contenido de la campaña, sobre el que ISA no se pronuncia, la asociación considera que cualquier grupo ciudadano tiene derecho a utilizar los soportes publicitarios públicos para difundir sus mensajes, si éstos no incurren en ilegalidad. En ningún caso ese derecho puede ser supeditado a prejuicios religiosos o ideológicos, por muy extendidos que estos se hallen en la población. Es obligación del Ayuntamiento de la ciudad proteger ese derecho y no coartarlo. Con esta decisión, que ISA espera sea reconsiderada por el Ayuntamiento, Sevilla se sitúa en el campo de la intolerancia más cerril, alejándose de la actitud de concordia y pluralidad que otras ciudades europeas como Londres, Madrid, Barcelona o Málaga mantienen, y que, con ella, han demostrado una salud democrática y una tolerancia a la altura de lo que demanda una sociedad moderna.

La polémica en la prensa:
La Razón