Nos hacemos eco del nuevo ciclo que pone en marcha el Centro TNT, como otro paso adelante de este espacio cultural de calidad nacional e internacional, que trabaja desde el barrio de Pino Montano: se trata de la I CINTA (Cita de Innovadores Teatrales Andaluces), que llega tras el éxito creciente que viene obteniendo el Certamen de Nuevos Investigadores Teatrales, CENIT, que ya ha alcanzado su octava edición.

Teniendo en cuenta que en la última convocatoria del CENIT se inscribió un mayor número de espectáculos andaluces que en años anteriores, aumentando así mismo la calidad de las propuestas, y que por primera vez ganó un espectáculo andaluz, “Bombillas no te veo”, de la Cía. sevillana Barataria, TNT, en este caso, ha decidido poner en marcha un certamen a escala andaluza. El objetivo de esta nueva muestra es apoyar al emergente teatro experimental andaluz, ante la apuesta mayoritaria de las programaciones de los escenarios andaluces públicos y privados por un teatro de divertimento o de fácil consumo.

La I CINTA –Cita de Innovadores Teatrales Andaluces- reunirá a 6 montajes provenientes de cuatro provincias andaluzas. Un jurado elegirá al mejor espectáculo, que será invitado a participar en el 10o MITIN –Muestra Internacional de Teatro de Investigación-, junto a montajes de un nivel internacional.

Programación I CINTA

ORO, Vértebro (Córdoba)
Viernes 9 a las 20.00
Oro plantea la posibilidad de reactualizar el cuerpo, el pensamiento, la palabra y el deseo. Las circunstancias condicionan la creación de un clima de diálogo que es el centro mismo del trabajo del intérprete, que despliega las formas de su cuerpo para ofrendarlas en un acto presente. Oro es la historia de un hombre que irá donde haga falta para encontrar la manera más pura de relacionarse con el mundo. Su cuerpo no actúa como metáfora; no representa a nadie, no habla del ser humano. El cuerpo trasciende su concreción a través del ofertorio de una de sus partes, que insiste en ser quemada. El cuerpo es el oxígeno que permite que ardan las pestes de la escena. Insistir. Arder. Trascender.

La araña del cerebro, Txanka Kua (Málaga)
Viernes 9 a las 21.30
La protagonista de esta historia mató a sus padres en la infancia. Tras siete años en la cárcel vuelve a casa, pero en ella, el hermano imaginario que un día creara, aún permanece. Un viaje por las telarañas de la memoria cambiante, los sueños y los delirios, la obligará a enfrentarse a su propia identidad; a revivir todo aquello que la condenó como si ambos fueran todavía los niños que un día fueron, y tendrá lugar una lucha a vida y muerte en forma de sacrificio por un nuevo renacer.

Yerma, tierra muerta, El jinete verde (Jerez)
Sábado 10 a las 20.00
Yerma, tierra muerta es un trabajo de investigación escénica, que culmina en la creación de una obra de teatro, a partir del texto Yerma de F. G. Lorca. Este trabajo parte desde el punto de vista de la imagen de la mujer como ser frustrado, explotado y desprovisto de sus libertades por parte de toda una sociedad. La mujer como imagen, como metáfora, como espejo de todo un mundo, del hombre, del niño, del poeta,…del ser que alguna vez o muchas veces, se ha sentido apresado por la falta de libertad individual. Y desde ese paradigma hablamos de la muerte, la guerra, la sangre, el dolor,… de la vida; en un montaje donde el trabajo corporal, la imagen plástica y la música son los componentes principales. Música de creación propia, cuerpos que intentan reflejar el dolor en contraposición al deseo, la muerte en contraposición a la pulsación vital, el ansia de vivir libres frente a la imposibilidad de hacerlo. El Jinete verde nace como compañía de teatro en 2010 en Jerez de la Frontera, fundada por César Deneken y Marina Armario, que a su vez son los dramaturgos encargados de esta adaptación del texto de Lorca y de la creación del montaje. La compañía intenta, desde sus inicios, trabajar la escena desde la investigación, desde la prueba y el error. Desde su creación hace ya casi siete años la compañía intenta aportar parte de sí mismos a textos de grandes autores.

Fiat Lux, Bauprés Teatro (Sevilla)
Sábado 10 a las 21.30
Fiat Lux es la metáfora de una búsqueda, la búsqueda de la inspiración. Es la historia de la indescriptible confusión que se agita en las entrañas de un artista, es la necesidad de expresarse.
Fiat Lux se apoya en el reflejo tangible de las imágenes, creadas desde la investigación y el trabajo corporal, para hacer transmitir los sentimientos más universales: la ilusión del primer amor, la pasión, el dolor, el miedo o la angustiosa incertidumbre ante la muerte. Los temas más recurrentes de la poesía becqueriana son mezclados con los pensamientos del autor, haciendo partícipe al espectador de las dudas que acechan a cualquier artista en el momento de la inspiración; pues es ese pequeño instante, ese «Fiat Lux o Hágase la luz», el más temido y, a la vez, hermoso de la creación artística. En algún momento entre el siglo XIX y el XXI, los cuerpos y voces de tres jóvenes hacen resurgir, como si del ave fénix se tratara, toda la vida, verdad y emoción contenida en los versos de Gustavo Adolfo Bécquer, para hacer de Fiat Lux un homenaje al gran escritor sevillano.

Romeo (o Julieta dormida), Teatro en el mar (Sevilla)
Domingo 11 a las 19.00
El otro más allá de nuestros ojos no existe. Romeo es el recuerdo que Romeo tiene de Julieta. Julieta es una astilla en el cerebro de Romeo. Y nada más. Romeo ama a Julieta viva. Muerta no le sirve de nada. Romeo siente culpa por la muerte de su amado porque el VIH que llevaba le ha dejado inanimado. Pero Julieta es un pensamiento de Romeo. No existe más allá de él. Es a él mismo a quien grita, si grita. Es su mancha la que intenta tapar. Romeo se va. Julieta permanece sin él. Es decir, desaparece. No existe el pensamiento sin pensante. No existe el amor sin el amante. Ni el odio sin el que odia. Tampoco la culpa sin la víctima. Pero esto es el final. En el principio, Romeo cuenta su historia ante la cámara de audiencias. Su historia no es la de Shakespeare. Su historia es la de Juan José Morales “Tate”. La audiencia es el público. La escena es su cabeza. Los objetos representan su historia biográfica. Y Julieta es un muñeco. Tiene la misma valía real que un recuerdo. El Julieta que compartió el amor con Romeo ya no existe. Todo el mundo conoce la historia. Romeo se pregunta si es justo que muera ante la tumba de Julieta, que lo amó por encima de su instinto de supervivencia. Julieta nos pregunta si somos capaces de sentir un sentimiento ajeno. Si el público puede traspasar la barrera de una intimidad que no les pertenece. El teatro es inútil en el fondo. Cómo los anuncios de televisión sobre televisores que nos muestran la esplendida calidad de imagen del televisor que nos quieren vender a través de la limitada capacidad de imagen de nuestro televisor. La intimad es intransferible. Como Julieta sin Romeo. ¿Y al contrario?

La Esclusa, Numen Teatro (Sevilla)
Domingo 11 a las 20.30
Esta es la historia de una mujer que danza entre la soledad del encierro y la incertidumbre de una libertad inmediata. Su propia biografía es su condena y su destino, pero también es el camino de su liberación. Después de 16 años en prisión, hoy es su última noche. Mañana sale en libertad. Tiene tanto deseo a salir como miedo. Fuera no la espera nada ni nadie. Su maleta de recuerdos es lo único que la acompaña esta noche. Pero lejos de amedrentarse, no mira hacia atrás. Sabe que el amanecer no trae lo más difícil, quitarse el traje que la ha protegido tantos años y cruzar desnuda “al otro lado”. “Mi cajita se va a abrir… y no soy un regalo para nadie. Las campanadas matutinas… venga, haz un esfuerzo y levanta ese corazón y baila mujer, baila.” “La Esclusa” es uno de los textos con mayor fuerza emocional de los que se escribieran en los últimos años del siglo XX.

En la imagen superior, “La Esclusa”.