Javier Moyano, concejal de Ciudadanos y su representante en la comisión de investigación sobre la presunta corrupción propiciada por la empresa Fitonovo para ganar la mayor parte de los contratos del mantenimiento de parques y jardines en Sevilla, ha hecho una propuesta para mejorar la lucha contra la corrupción, tras sacar conclusiones sobre cómo ha funcionado dicha comisión.

En primer lugar, ve “totalmente necesario proteger a los denunciantes dispuestos a ayudar proveyendo de información en la lucha contra la corrupción”. Punto en el que Moyano ha recordado las declaraciones en dicha comisión de Torrent Chocarro y María Dolores de la Hera, entre otros funcionarios, que han trasladado “su indefensión y falta de procedimientos a la hora de denunciar posibles irregularidades de forma anónima y sin temor a represalias”.

Así Ciudadanos exige que en el Ayuntamiento de Sevilla se cree una ‘Unidad independiente de investigación y represión contra la corrupción, “para que los ciudadanos y los empleados públicos puedan denunciar anónimamente las posibles irregularidades” y, si se constata su verosimilitud, este mismo órgano independiente deberá trasladarlas donde proceda, “actuando como denunciante en la vía administrativa o judicial” sin que el el ciudadano lo haga si no lo desea.

Además el concejal ha defendido que, “para luchar contra la corrupción que ha azotado las instituciones, también se establezcan incentivos de carácter positivo” para los denunciantes de prácticas corruptas que luego queden demostradas.

Como segunda medida, Moyano ha solicitado que el Ayuntamiento “ponga en marcha auditorías externas en los futuros contratos y concesiones, tanto en la adjudicación como en lo relativo al grado de cumplimiento de los pliegos y ofertas”, para aquellas licitaciones que sobrepasen los 50.000 euros en contratos de obras y 18.000 euros para aquellos de otras características.