El informe anual sobre la actividad del Defensor del Pueblo Andaluz, que ha sido entregado esta semana al Parlamento de Andalucía, deja un retrato bastante desalentador de la situación en la que se encuentran los andaluces en cuanto a políticas sociales, cuyo capítulo centra más del 50 por ciento de las quejas presentadas, y desigualdad, como apunta esta información recogida en ABC de Sevilla por Stella Benot.

En este sentido, Jesús Maeztu advierte que “probablemente vivamos en la era de mayor desigualdad de nuestra historia presente”. De hecho, el Defensor del Pueblo ha llamado la atención sobre ese conjunto de la población que no tiene iguales condiciones de acceso a prestaciones básicas, o de aquéllos que se encuentran sin recursos para diseñar su proyecto de vida como una de las consecuencias de los casi diez años de crisis económica. Y, al mismo tiempo, ha alertado sobre la existencia de trabajadores pobres, la brecha salarial que afecta a las mujeres, la emigración de los jóvenes o la brecha económica entre países y dentro de cada país. “El tsunami de la crisis puede que haya pasado, pero ahora toca recomponer los daños y prepararnos ante una posible réplica”, ha expresado.

Así, las materias que afectan al Estado de Bienestar han copado el 59% del total de las actuaciones del Defensor del Pueblo andaluz, seguidas de las relacionadas con la sostenibilidad de las ciudades y territorio, y las reclamaciones ciudadanas en materia de justicia.

Como resalta la periodista Trinidad Perdiguero en esta noticia publicada en Diario de Sevilla, “el 60% de las quejas ciudadanas que recibió de la provincia por la acción u omisión de las administraciones públicas tienen que ver con las políticas sociales, que en sentido amplio abarcan los servicios sociales, la vivienda, el empleo, la educación, la salud y la igualdad de género, por este orden de importancia”.

El Defensor del Pueblo ha destacado además la preocupación especial que este año ha provocado la crisis de los refugiados, que ha motivado la participación del titular de la institución en diversos foros nacionales e internacionales; los retrasos en el pago del salario social o la preocupación ciudadana sobre el acoso escolar, que motivaron sendos informes especiales; los impagos de las ayudas al alquiler de vivienda; o el derecho a un domicilio libre de ruidos, tema central de las jornadas de coordinación de los Defensores del Pueblo celebrada en septiembre en Pamplona.

Las principales actuaciones llevadas a cabo por el Defensor del Pueblo divididas por materias se pueden consultar aquí. Desde la Asociación Iniciativa Sevilla Abierta animamos a la ciudadanía a leer el documento que, sin duda, aporta claves muy interesantes y retrata una Andalucía que todavía donde la cohesión social se resquebraja, como apunta el periodista Javier Ramajo en esta publicación de eldiario.es.