El Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, ha puesto de manifiesto ante el Pleno del Parlamento de Andalucía las claves del último informe sobre las quejas y problemas que llegan a la institución que él dirige y de las que ya se hizo eco Iniciativa Sevilla Abierta en esta información.

Así, Maeztu alertó del aumento de la desigualdad en la comunidad, como uno de los legados de la crisis, y de la “situación crítica de pobreza” que están soportando muchas familias. Concretamente, como apunta la información difundida por la agencia Europa Press, que recoge aquí Diario de Sevilla, la oficina del Defensor del Pueblo recibió un 15 por ciento más de quejas y consultas que en 2015 siendo la crisis económica la protagonista de “gran parte” de las actuaciones de la institución. Maeztu lamentó ante los parlamentarios que “la desigualdad económica haya pasado a ser una desigualdad social” y que “la brecha se haya agudizado tanto que es insoportable la situación de desigualdad que se está dando”.

Respecto a la situación de desigualdad, Jesús Maeztu puso el acento “en varios asuntos a partir de las quejas de los ciudadanos: la prestación sanitaria no es igual en todos los territorios por razones geográficas; la educación no es equitativa para los niños que reciben clases en infraestructuras deficientes o para el grupo de alumnos con discapacidad; no todas las casas son un techo digno, o tienen suministros vitales de luz y agua; no todos tienen acceso a una justicia igual para todos, por la situación que padecen algunas sedes judiciales ante la falta de recursos, infraestructuras o medios humanos; no todos disfrutan de la siempre prometida reforma de la política fiscal ni pagan todos según sus ingresos y bienes, y la condición de muchos de diversidad funcional, de inmigrantes y solicitantes de asilo, los convierte en ciudadanos excluidos y marginados”, señala la noticia.

A las denuncias planteadas por Maeztu respondieron los distintos grupos parlamentarios. Por su parte, la diputada del PSOE-A Soledad Pérez indicó que “en Andalucía no se han cerrado ni colegios ni hospitales y los ciudadanos saben que tenemos unos servicios públicos de calidad y ha denunciado la “deslealtad” del Gobierno del PP con esta comunidad, sobre todo con lo que está ocurriendo con el techo de gasto y el déficit”.

La diputada del PP-A Rosalía Espinosa indicó que “el Gobierno andaluz no ha trabajado para atajar los problemas que el informe del Defensor del Pueblo refleja en su informe, como la pobreza infantil y de las familias o los relativos a la sanidad y educación pública”.

La diputada de Podemos, Lucía Ayala, indicó que “la recuperación económica no viene aparejada de la recuperación social, sino que se está produciendo solo para unos pocos”, denunciando que el “43,25 de los andaluces está en riesgo de exclusión social y que más de un 12 por ciento está en situación de pobreza extrema”.

La parlamentaria de Ciudadanos Marta Bosquet mostró “la preocupación de su grupo por los retrasos en el pago del salario social a las familias y por el riesgo de pobreza en que se encuentran personas que están trabajando”. Y la diputada de IULV-CA, Inmaculada Nieto, alertó “de la falta de vivienda digna que tienen muchos andaluces y de los desahucios de familias que viven actualmente en el parque público y que son desalojadas sin tener una alternativa”.

El vídeo íntegro de la intervención de Jesús Maeztu está disponible en la videoteca del Parlamento de Andalucía, pinchando en el siguiente enlace y accediendo al Pleno 088 del 5 de julio de 2017: http://video.parlamentodeandalucia.es/video/ds.asp