Nos alegra compartir la noticia de que el escritor y periodista sevillano Enrique Bocanegra ha ganado el Premio Comillas de Historia, Biografía y Memorias en su edición de 2017, imponiéndose a otros 62 manuscritos. El Premio, que en anteriores ocasiones ha sido concedido a grandes nombres de la cultura española como Carlos Barral, Jorge Edwards o Carlos Castilla del Pino, está dotado con un anticipo sobre derechos de autor de 12.000 euros, así como con una estatuilla de bronce diseñada por Joaquín Camps.

Este prestigioso galardón, que alcanza su XXIX edición en este año, ha sido concedido por unanimidad a la obra de Bocanegra “Un espía en la trinchera” por un jurado presidido por Álvaro Junco y formado por Miguel Ángel Aguilar, Francesc de Carreras, José María Ridao y Josép María Ventosa. Para el jurado, dicho volumen, editado por Tusquets, tiene el “mérito de abordar en profundidad la trayectoria, poco conocida, del espía británico Kim Philby en la guerra de España“, una experiencia que “contribuyó a convertirlo en el espía más importante del siglo XX“. Además, se subrayó la “originalidad de un texto que aúna el rigor histórico en la documentación (inédita en gran parte en lengua española) con la habilidad narrativa, en una trepidante reconstrucción de elevadísima calidad literaria“.

En el libro también se hace referencia a la relación del espía con nuestra ciudad ya que Philby, posteriormente enviado de nuevo a España como corresponsal para The Times, en su primera etapa actuó como freelance, entre febrero y mayo de 1937, permaneciendo en la Sevilla de Queipo de Llano, a la que lo habían enviado pensando erróneamente que la ciudad era el centro de mando del bando de Franco.

Enrique Bocanegra Vidal, nacido en Sevilla en 1973, es licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad de Sevilla y Máster en Comunicación de la Defensa por el Centro de Estudios de la Defensa Nacional (CESEDEN). Ha desarrollado su actividad periodística, además de en España, en países como México, Marruecos, Argelia o Líbano. En su faceta de gestor cultural ha ejercido cargos de responsabilidad en el Círculo de Bellas Artes de Madrid y desde 2007 es coordinador cultural en la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España.