La innovación aumenta la probabilidad de que las empresas se conviertan en gacelas o de alto crecimiento. Esta es una de las principales conclusiones del informe realizado por la Universidad de Sevilla, con el apoyo técnico de la Fundación Cotec, que responde a la pregunta ¿Por qué crecen las gacelas?, un conjunto de empresas que, según define la OCDE, son aquellas de más de 10 empleados que, durante tres años consecutivos, acumulan un crecimiento de su facturación por encima del 75%.

El informe, por tanto, resulta de enorme interés al señalar un aspecto clave del desarrollo económico y laboral de una sociedad: cuál es la relación entre innovación y creación de empleo en empresas de alto crecimiento tras superar la primera etapa  de fundación y salida al mercado.

Así, subraya la diferencia que existe entre el concepto gacela frente a las startups, ya que las primeras se caracterizan por ser pequeñas (pero no micro) o medianas, jóvenes (pero no recién creadas) y están presentes en todo tipo de sectores (no necesariamente tecnológicos). Estos datos se han presentado en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Sevilla por parte de José Carlos Casillas, uno de los autores del informe, junto a los profesores Ana María Moreno e Ignacio Castro.

Se establece una secuencia muy clara entre innovación y crecimiento empresarial. Las empresas gacela innovan más que el resto, y lo hacen de forma más intensa en la etapa previa y durante el periodo de mayor crecimiento, aplicando diferentes tipos de innovaciones, sobre todo de producto, procesos y organizativas. Son empresas que muestran mayores gastos en I+D, hacen un uso más intenso de mecanismos de protección de la innovación y son más proclives a realizar innovación abierta con clientes, empresas de I+D, centros de investigación y universidades.

Este proyecto, que está disponible en la web de Cotec, fue uno de los 16 seleccionados de 25 países distintos dentro del Programa de Innovación Abierta de la Fundación Cotec en 2016 a la que se presentaron más de 2.000 propuestas.

Desde luego, las conclusiones ponen de relieve cuánto necesita Sevilla estas ‘empresas gacela’ basadas en la innovación que según el citado estudio, fueron responsables del 42,4% del crecimiento del empleo total generado en España entre 2012 y 2015.

En Andalucía, por ejemplo, las empresas gacelas fueron capaces durante la crisis de mantener la actividad e incrementar el empleo.  El informe presenta, además, los casos de éxito de seis empresas gacela en Sevilla (Xtraice, que fue fundada por Francisco Ortiz, socio de ISA; Skylife Engeneering; Singular; Aromas; Biomedal, fundada y dirigida por Ángel Cebolla, socio de ISA, y Pan Portillo).

En este sentido, todos los indicadores corroboran que Sevilla necesita incrementar la cantidad y envergadura de empresas basadas en la innovación tecnológica. Ahí se genera el alto valor añadido que permite vertebrar el desarrollo socioeconómico como en los países más avanzados. Porque la apuesta excesiva por el turismo a base de mano de obra poco cualificada y mal pagada no convierte el crecimiento del número de turistas en crecimiento similar del número de empleos, ni en suficientes empleos de calidad.

En la imagen, Adrián Ortiz, CEO de Xtraice, empresa líder mundial en la fabricación y venta de pistas de hielo sintético, recibiendo un premio en el certamen Andalucía Management.