“El Puerto de Sevilla tiene un futuro muy esperanzador, pero en su planteamiento estratégico debe considerar que juega en una división diferente a la de los grandes puertos marítimos”. Tal es el diagnóstico del presidente de Puertos del Estado, Jose Llorca, publicada en esta información de ABC de Sevilla,  y que pone de relieve que el desarrollo del Puerto de Sevilla, y por ende su potencial para ayudar a la creación de riqueza en Sevilla y su área metropolitana, ha de priorizar la actividad industrial y logística.

Según Llorca, las ventajas competitivas que tiene este puerto de interior es que “está al servicio de un territorio que es un nodo de consumo de más de 1,4 millones de personas, con lo cual debe ser un gran polo de atracción para compañías industriales y logísticas, que cuentan a su disposición con suelo muy abundante y con la ventaja de estar perfectamente conectadas”. Por el contrario, en cuanto a los hándicaps, el presidente de Puertos del Estado señaló al calado del río, que nunca podría permitir, por mucho que se dragara, la entrada de gigantescos barcos con contenedores por lo que abogó por “profundizar en algunos puntos del cauce pero no acometer un dragado”.

Sobre este tema se publicó también en Viva Sevilla y Andalucía Información el siguiente editorial (leer aquí) en el que se pone de manifiesto cómo “la Sevilla oficial no ha querido aceptar la realidad de que tenemos un puerto fluvial con las limitaciones de calado del río Guadalquivir y los condicionantes del entorno natural (el parque de Doñana) que lo rodea y se han perdido diez años en tratar infructuosamente de cambiar esa realidad con una apuesta única por un dragado sin consenso científico ni internacional”. Así, apuntan, “sólo cuando se acepte esa realidad de la que ha hablado Llorca podremos empezar a cambiarla, cambiando de estrategia y explotando todo el potencial que tiene el puerto por su ubicación en el área metropolitana”.

Por otro lado, en esta noticia de Cadena Ser se apunta a los avances en la producción industrial de grandes estructuras para torres eólicas con el que es “el primer embarque comercial de la historia del Muelle de Armamento”. En concreto, “este muelle, en el que antaño se movían las piezas para los buques construidos en el Polígono de Astilleros, ha recuperado su actividad con la carga de 12 estructuras fabricadas en las instalaciones que la empresa española GRI Towers Sevilla tiene en el Puerto de Sevilla”. Un ejemplo de la iniciativa empresarial privada que sabe ver las ventajas del Puerto de Sevilla, en lugar de encallar durante lustros en una estrategia centrada solo en profundizar el dragado a niveles que no iban a ser permitidos por razones medioambientales.

Foto: Cadena Ser