La gala de entrega de los X Premios ISA se desarrolló de modo positivo el 29 de noviembre en el auditorio del Edificio CREA, incubadora municipal de nuevas empresas. En esta publicación te ofrecemos el vídeo íntegro del acto organizado por nosotros, la Asociación Iniciativa Sevilla Abierta, y también puedes leer los mensajes y textos de las personas que tomaron de modo principal la palabra. En primer lugar, los galardonados con las estatuillas creadas por la artista Verónica Hernández. Y tanto Josechu Ferreras (Premio a la Modernización de Sevilla) como Alberto Rodríguez (Premio a la Proyección Internacional de Sevilla) coincidieron en destacar que son premios al trabajo en equipo y a la perseverancia para alcanzar objetivos que todos los pronósticos señalaban a priori que no eran posibles en Sevilla. En segundo lugar, el presidente de ISA, Eliseo Monsalvete, y dos de los nuevos socios de ISA, Rocío García Ramos y Jacinto Gómez Hinojo. Recomendamos leer sus textos sobre qué hacer para mejorar Sevilla.

En el video de la gala, presentada por la periodista Charo Gutiérrez, socia de ISA, también puede disfrutarse de la intervención de tres alumnos de Bachillerato del Instituto Gustavo Adolfo Bécquer, del sevillano barrio de Triana: Miguel del Valle Prada, Carmen Díaz Manrique y Claudia Enríquez Cruz, en representación de todos los que han ganado  en la Feria de la Ciencia de Sevilla 2017 y en el certamen Sevilla Joven por sus creaciones de divulgación científica. Expresaron cómo disfrutan y se divierten con la ciencia.

También se puede disfrutar en el video de las actuaciones musicales que realizaron durante la gala el Coro Ars Canendi, cantando dos míticas canciones de Oscar (Over the Rainbow y Moon River) y la violinista Mariarosario D’Aprile, que interpretó la sonata La Aurora para violín solo de Eugeni Ysaÿe.

Intervención de Josechu Ferreras tras recoger el Premio ISA a la Modernización de Sevilla

Josechu Ferreras, fundador y director de la Feria de la Ciencia de Sevilla, creada hace 15 años, y consolidada como la más importante de su tipo en toda España, a través de la Sociedad Andaluza para la Divulgación de la Ciencia, en sus palabras de agradecimiento subrayó: “Este es un premio muy plural, porque la Feria de la Ciencia es el esfuerzo de miles de personas a lo largo de cada curso. La clave fue cuando lancé la idea en 1993, era pleno verano, vacaciones escolares, y a la convocatoria para reunirnos en el mes de julio acudieron 40 profesores. Muchos más de los que yo podía imaginar, desde un escepticismo inicial. No solo acudieron, sino que todos hicieron suyo el proyecto, y son el núcleo que ha permitido vertebrar y hacer crecer la Feria durante 15 años”.

Además, Josechu Ferreras enfatizó que “un gran objetivo era cambiar la forma de enseñar en los centros educativos, para que los temas relacionados con la ciencia, en el sentido amplio del término, se explicaran y enseñaran a partir de experiencias prácticas en las que los alumnos se implicaran y desarrollaran muchas capacidades. Y ese objetivo se ha logrado. Más de 500 profesores en más de 100 centros educativos de Sevilla, provincia de Sevilla y otros lugares de Andalucía, ha cambiado a mejor su forma de enseñar estos conocimientos. Y en la última edición de la Feria de la Ciencia, el pasado mes de mayo, ya ascendió a 4.500 el número de chicos y chicas que explicaban en Fibes a todos los asistentes lo que ellos y ellas habían realizado y lo que sabían”.

Ferreras agradeció el apoyo de numerosas administraciones públicas para aunar esfuerzos con el fin de fortalecer la Feria de la Ciencia. Y destacó que “mandos intermedios y responsables técnicos de departamentos clave en organismos municipales, autonómicos y estatales han sido muy importantes en el éxito de la Feria de la Ciencia porque, fueran quienes fueran los políticos que circunstancialmente estaban al frente de esas instituciones, han hecho suyo el proyecto y han favorecido que tenga continuidad”.

Además, adelantó que la Feria de la Ciencia de Sevilla va a seguir extendiendo su radio de acción y desde la próxima edición 2018 intentará también abordar temas relaciones con la creación artística, entendiendo la Ciencia en un sentido amplio del término para que el Arte también tenga cabida.

Intervención de Alberto Rodríguez tras recoger el Premio ISA a la Proyección Internacional de Sevilla

Alberto Rodríguez, al recoger el Premio a la Proyección Internacional de Sevilla, por la calidad de su trayectoria cinematográfica, con películas como Grupo 7, Isla Mínima y El hombre de las mil caras, que se han visto en más de 50 países, destacó en sus palabras de agradecimiento que llegaba al acto desde la sala de mezclas, donde está terminando de montar el último capítulo de la serie La Peste, sobre la Sevilla del siglo XVI, producida por Movistar TV, que se estrenará en televisión el próximo mes de enero.

Dijo Alberto Rodríguez que “si soy merecedor de un premio es por la enorme calidad del equipo de profesionales de cine que trabaja conmigo. Soy el director, pero detrás de mi nombre, desde hace muchos años, hay un gran número de personas que lo dan todo”. Comentó también que “muchos de ellos nos conocimos estudiando, y en la época universitaria, a comienzos de los años 90, éramos muy pesimistas sobre la posibilidades que tendríamos en Sevilla de hacer cine. Porque la industria cultural era muy débil. Contra todo pronóstico, se ha logrado. Créanme, las posibilidades eran pocas”.

Además, Alberto Rodríguez destacó que “como ciudadano de Sevilla, me siento a gusto viviendo y creando argumentos. Vivo la ciudad a pie de calle, y Sevilla es una fuente inagotable de historias y argumentos, tanto en sus barrios periféricos como en los del centro. A Rafael Cobos, mi guionista, y a mí, se nos ocurren muchas cosas fruto de nuestras vivencias cotidianas a lo largo y ancho de la ciudad, con todo tipo de gentes”.

Discurso de Eliseo Monsalvete, Presidente de la Asociación ISA

En primer lugar, quiero agradecer al Ayuntamiento por habernos cedido el auditorio del Edificio CREA y habernos facilitado los medios para organizar este acto, concretamente a la labor de Ángel Muñoz, gerente de este espacio, así como a los técnicos y personal de apoyo que han participado para tal fin.

También quiero agradecer a todos los asistentes: socios, familiares, amigos y ciudadanos en general a los que les preocupa el futuro de esta ciudad, y que de alguna manera colaboran o desean colaborar en algún proyecto de bien común. Y sin perder de vista esto último, paso a enumerar la contribución de la asociación ISA en este año:

== Empezamos por nuestro ciclo de debates, que se está consolidando como un compromiso nuestro para analizar aspectos relevantes de Sevilla, en los meses de enero, febrero y marzo. Desde ISA apreciamos que la ciudad crece a un ritmo muy lento, está aletargada y se complace pacientemente a la espera de los ciclos que marcan las fiestas tradicionales, como si fuera un calendario perpetuo que cambia las fechas en un disco giratorio con aportaciones puntuales como la convocatoria del ‘trascendental’ referéndum sobre la ampliación de la Feria de Abril.

Parece como si este almanaque festivo no nos dejara tiempo para afrontar el presente tan complejo (altísima tasa de desempleo, precariedad laboral creciente, pobreza extrema en muchos barrios; y, lo que es peor, una falta de proyectos transformadores de la ciudad). Con el título general de ‘Sevilla a Debate’, en esta ocasión nos propusimos analizar las causas y consecuencias del estancamiento de la ciudad.

En la primera sesión conseguimos juntar en la misma mesa al científico director del Instituto de Biomedicina de Sevilla, José López Barneo, con el Hermano Mayor de la Hermandad del Gran Poder, Félix Ríos Villegas. Creo que ha constituido un logro en nuestra manera de organizar debates en la ciudad. Y opinaron sobre si la influencia de la religiosidad popular favorece o frena el desarrollo. Fue muy ameno, con un gran sentido del humor por los dos ponentes y con un buen desarrollo dialéctico; y con puntos de encuentro como el de que las sociedades más avanzadas se caracterizan por la ausencia de dogmatismo tanto religioso como político.

Las siguientes sesiones incluyeron asuntos que pensamos que pueden influir en nuestra dificultad de crecimiento: ¿La política de los partidos ha consolidado el clientelismo y la autocomplacencia?; ¿El peso de las Administraciones lastra el dinamismo de la ciudad?; La apuesta por el turismo, ¿causa o efecto del retroceso económico?; La imagen que dan de la ciudad los medios de comunicación realizados desde Sevilla; La etiqueta ‘progre’ / ‘rancio’ y la ausencia de pensamiento crítico; ¿Los jóvenes desean basar su identidad social en tradiciones festivas?; ¿Los barrios más pobres creen que en Sevilla se vive muy bien?

Con este ciclo queríamos saber qué impide a los sevillanos generar suficiente prosperidad con nuestro esfuerzo y talento; y si algún día podríamos romper el maleficio histórico que nos impide compaginar el disfrute de la ciudad con su adecuado progreso y desarrollo. Para ello, seleccionamos a un grupo de personas competentes con experiencias de referencia en diversos campos para contraponer opiniones, ideas y propuestas. Quiero destacar algunos comentarios de los intervinientes:

Como el de José Antonio Cobeña, que desarrolló la digitalización del Servicio Andaluz de Salud, y cuyo sistema Diraya fue galardonado por la Unión Europea. Es un nuevo socio muy activo, que ansía crear El Club de las Personas Dignas. Son muchas más de lo que pensamos, comenta, y creo no cejará en su empeño.

José Antonio Cobeña, Rosa Madrid y Alfonso Carnerero participaron en el ciclo ‘Sevilla a Debate’.

O el comentario de Pedro Navarro Imberlón (que todavía no lo hemos sumado a la causa) que, tras ser más de 10 años alto cargo de la Junta de Andalucía (director general en las Consejerías de Cultura y Educación) por voluntad propia vuelve a ejercer su profesión de docente en un Instituto de Educación Secundaria en el Polígono Sur. Él habla de dignidad, de orgullo de servidor público, de tener claro que el cargo no le pertenece a él sino a los ciudadanos. Y cuando algún ‘personaje de la cultura’ acudía a su despacho a ‘hablar de lo suyo’, le respondía que es un cargo institucional y que solo ejercía lo acordado en los planes de gobierno.

En otra sesión, el presidente de la Asociación Proparque Educativo de Miraflores, Manuel Lara, nos llenó de entusiasmo: “Conseguimos recuperar la dignidad de un barrio a través de la creación del magnífico Parque de Miraflores. Y hemos sacado a la luz un patrimonio agrícola, arquitectónico y cultural mediante la rehabilitación de diversos elementos: El único puente mudéjar de Sevilla, y el único molino de aceite que fue creado por los jesuitas en el siglo XVII; además le dimos trabajo y formación a los parados del barrio a través de las Escuelas Taller”.  Sevilla necesita muchos activistas como Manuel Lara.

Por último, quiero mencionar que en nuestro país asistimos con envidia al cambio que algunas ciudades (una de ellas no muy lejana a ésta) han conseguido cuando han apostado por un proyecto claro y bien definido que incrementando sus bienes materiales y culturales ha sido capaz de generar una ilusión colectiva. Ilusión que ha nacido de la ciudadanía, pero con un auténtico y decidido apoyo de la administración; y lo que es más importante ha demostrado la capacidad de los ciudadanos para poder construir su futuro. ¿Por qué no podemos hacerlo en Sevilla?

== Como somos sensibles al mal funcionamiento del transporte público en la ciudad, al conocer los acontecimientos de violencia, agresión y coacción hacia algunos taxistas y conductores por parte de un grupo conocido de privilegiados taxistas que están imponiendo un monopolio en el servicio del aeropuerto, emitimos un comunicado en el que denunciamos esta actuación. A día de hoy, el problema no está resuelto, cuando llegan más turistas desde el aeropuerto a conocer la ciudad.

== También participamos en un acto de apoyo, junto con otras entidades cívicas, a la candidatura de John Axelrod a la dirección gerencial de la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla.

== Exponemos nuestras ideas como representantes de la ciudadanía en la Comisión de Seguimiento del Plan General de Ordenación Urbanística de Sevilla y tenemos socios en varias mesas sectoriales: Vivienda; Paisaje Urbano; Espacios productivos; Equipamientos y espacios públicos; Evaluación ambiental; Infraestructuras.

== Por otro lado, y ante la situación de riesgo para la convivencia democrática que supuso el desafío independentista, elaboramos un Manifiesto en defensa de la Democracia en toda España y en contra del intento de conculcar la concordia constitucional mediante un referéndum ilegal en Cataluña. Con la llegada de la Democracia y gracias al pacto constitucional de 1978, España ha conseguido su mejor periodo democrático de toda su historia. Nunca se había alcanzado tal grado de derechos y libertades, homologables a los países más avanzados del mundo. Nunca se habían garantizado tanto, incluso de quienes abogan por subvertir el “status quo” y nunca se había descentralizado tanto la gobernanza (el Estado de las Autonomías es prácticamente un Estado Federal). No queremos que estas conquistas se desmoronen por un movimiento supremacista.

== Celebramos este año la novena edición de nuestro programa de Lectura Abierta en la Feria del Libro ISA LEE, bajo el título de ‘Reivindiquemos los placeres inútiles de la vida’, tal vez aquellos por los que estamos aquí esta noche. Thomas Piketty, economista que ha analizado el fenómeno de la distribución de la riqueza y la situación de desigualdad económica, lo que ha tambaleado los fundamentos ideológicos del Capitalismo y de la Democracia, cree que el bien público por excelencia es la difusión de los conocimientos y compartir el saber. Pero ese saber, para ser completo, requiere de un desarrollo de la capacidad general para el pensamiento y el juicio independientes, y no de la mera adquisición de conocimientos especializados; y para su generación en los estudiantes precisa del cultivo de la ‘curiositas’, y no solo en los que se decantan por las Humanidades.

La poesía, la necesidad de imaginar, de crear es tan fundamental como lo es respirar (nos recuerda Ionesco). Todo arte es completamente inutil pero necesario para vivir. Solo es realmente hermoso lo que no sirve para nada. Ionesco opina que: Si no se comprende la utilidad de lo inutil, la inutilidad de lo útil, no se comprende el arte. Y un pais donde no se comprende el arte es un país de esclavos o de robots, un pais de gente desdichada, de gente que no rie ni sonríe, un país sin espíritu; donde no hay humorismo, donde no hay risa, hay cólera y odio.

Se leyeron textos de Baudelaire, Abraham Flexner, Angel González, Daniel Pennac, Hector Yanover, Kazuko Okakura, José Antonio Cobeña, Gautier y Umberto Eco. El acto estuvo conducido por Pilar Lebeña Manzanal y amenizado por un cuarteto de trompa.

Y este año, la Feria del Libro de Sevilla nos concedió un premio en una edición dedicada al fomento de la lectura, y concretamente por nuestra aportación a la reflexión y la cultura en la sociedad civil sevillana y su implicación en la Feria (es la primera vez que una asociación nacida de la sociedad civil premia a otra asociación cívica como es ISA).

== Para La Noche en Blanco, organizamos una Yincana cultural para descubrir personajes, grupos o hechos, que, siendo de gran trascendencia social e histórica, son poco conocidos e infravalorados por los ciudadanos. Conforman un legado que hizo en algún momento de la Historia destacar a la ciudad como centro cosmopolita y abierto a nuevas ideas y pensamientos. Aviso a los conservadores: La ciudad fue cosmopolita en el pasado.

Algunos de los participantes en la yincana sobre la Sevilla cosmopolita que ISA ofreció en la Noche en Blanco 2017.

== En colaboración con el Joint Research Center de la Unión Europea, que tiene un Centro Común de Investigación en Sevilla (Isla de la Cartuja), organizamos en nuestra sede (calle Bustos Tavera 16 Acc) el ciclo ‘Diálogos para mejorar Sevilla con perspectiva europea’. Los ponentes que propiciaron el coloquio en cada una de las cuatro sesiones fueron Leena Taimi (cómo aprovechar mejor para Sevilla el talento de quienes trabajan desde Sevilla), Panagiotis Kampylis (tecnologías para enseñar en las universidades), Ramón Pico (arquitectura y desarrollo sostenible en las ciudades) e Inma Periáñez (estrategias europeas para la reindustrialización).

== También llevamos a cabo en la sede de la asociación un ciclo de coloquios a partir de temas de interés explicados y analizados por socios de ISA. Trataron asuntos como interpretar el recibo de la luz, por nuestro socio Manuel Silva, o el futuro del Puerto de Sevilla, por nuestro socio Alfonso Carnerero.

== Conclusiones: Actualmente somos 190 socios y 11 empresas colaboradoras, queremos llegar a 200, Pero nos interesa más la calidad que la cantidad. Esta es una asociación en la que apelamos a la solidaridad, al compromiso social (que también) y sobre todo un grupo de personas que disfrutamos y nos enriquecemos debatiendo propuestas y llevándolas a cabo como parte de un proyecto de cambio de la ciudad en beneficio de todos. Esa idea que Toni Judt definió como “el pensamiento es acción”.

Testimonio de nuevos socios: Rocío García Ramos

Hace años se me quedó grabada una frase de un profesor de arquitectura: Sevilla tiene dos patios. El patio principal (Plaza Nueva, Avenida de la Constitución) donde la gente se pasea de gala, donde alaban a las vírgenes y los cristos crucificados. Y un patio trasero (La Alameda) donde otra Sevilla bulle. Donde los artistas se mezclan con las putas en la Calle Mata, donde puedes compartir una litrona con un mendigo, a cambio de un rasgueo flamenco. La Sevilla prohibida.

Yo siempre quise vivir en la Alameda, me sentía mucho más identificada con esa Sevilla. Porque sentía que nuestra ciudad se merecía generar nuevas iniciativas que dieran cabida a una ciudadanía diversa. De alguna manera, teníamos que equilibrar la balanza.

Y aunque conseguí vivir allí, me encontré de lleno con dos realidades. Por un lado descubrí, desde dentro, que en política muchas veces las decisiones están determinadas por intereses personales. Y grandes proyectos con un interés nacional, nacidos en Andalucía, se caen de un día para otro por un cambio interno. Eso me hizo reafirmarme en la idea de que no podemos esperar que los grandes cambios se generen desde arriba. Sino que debemos ser las personas  quienes, de forma inconformista, avancemos igualmente hacia el mundo en el que queremos vivir.

Entonces decidí dedicarme a lo que siempre me ha apasionado: el diseño y la innovación. Pero cuando me puse a buscar opciones, descubrí que Sevilla no me daba alternativas. Así que me fui, con la intención de volver, y plantar en mi tierra las semillas que fecundaría fuera de ella.

El lustro que he pasado fuera me ha hecho reconciliarme de alguna manera con las tradiciones de mi ciudad, valorarlas como una singularidad que enriquece. Pero también reafirmarme en la idea de que tenemos que abrirnos y abrazar el cambio. Y entonces empecé a conocer a personas que tenían mi misma visión. A darme cuenta de que no éramos pocos.

Cuando descubrí la existencia de ISA, no tardé mucho en decidir unirme a ella. ¿Quién no querría formar parte de un proyecto que busca la unión de personas con un mismo fin común? Dar a conocer la otra Sevilla. Generar focos de discusión, trayendo temas de actualidad. Hablar de lo que se hace, pero también sobre lo que no se hace… y podríamos llegar a hacer.

Pone en valor el esfuerzo de esos individuos, a veces incomprendidos o desconocidos por la gran masa, que están creando focos transformadores. Que pueden ser un reflejo en los que los jóvenes de nuestra tierra se puedan mirar.

Gracias a ISA he descubierto que las operaciones de Nokia se coordinan desde un piso en la Alfalfa. O cómo se está enfocando la transformación tecnológica en la Educación Universitaria. Por tener acceso a ese conocimiento me siento una privilegiada.

Formar parte de ISA te ayuda a quitar vendas, te ofrece información sobre la que poder labrar una opinión, y genera focos de acción. Te abre una ventana. Pero no es una ventana desde donde observar, sino a través de la cual poder sacar la cabeza y compartir un debate con el resto de los vecinos, los demás socios de esta gran iniciativa.

Rocío García Ramos, experta en diseño estratégico, ha puesto en marcha en Sevilla la empresa Dinngo.

Testimonio de nuevos socios: Jacinto Gómez Hinojo

Permitidme hablaros de un niño. Un niño que nació en Sevilla y vivía en un pueblo minero. Un pueblo donde la empresa minera se encargaba de proporcionar todo lo necesario a sus habitantes: el agua, la luz, la limpieza de las calles, el transporte, los colegios, etc… Pero un día la empresa cerró y poco a poco fue abandonando el pueblo y dejando de prestar sus servicios.

Ese niño que entonces tenía 10 años, vivió cómo los habitantes del pueblo optaron por una de las siguientes actitudes: Los que “hacían”, intentaban buscar alternativas, soluciones, innovaban, emprendían, arriesgaban… Los que no hacían nada, sólo esperaban que se solucionase todo, que llegase la solución como caída del cielo. Y para mí los peores: los que protestaban y criticaban lo que otros hacían.

Desde entonces, tengo claro que yo siempre intentaría estar en el primer grupo, entre otras cosas porque mi padre fue uno de aquellos emprendedores. Sin embargo, no fue este el mejor legado que me hizo mi padre. Cuando yo le preguntaba:

− Papá, ¿nosotros de qué equipo somos? –

Él me contestaba:

− Del equipo que juegue mejor.

Yo entonces no lo comprendía, pues mis amigos me decían que era un “chaquetero” o que no me gustaba el fútbol cuando era todo lo contrario a mi padre y a mí nos gustaba mucho el fútbol. Sin embargo, esa indefinición me ha permitido emocionarme por igual con las victorias del Sevilla, las del Betis, del Madrid, del Barcelona o de la selección.

Pongo este ejemplo del fútbol porque todos lo entenderéis, pero igualmente fui educado en política o cualquier otro ámbito en el que ser de algo implique no poder reconocer o elegir al contrario cuando sea mejor, sino que necesariamente hay que estar en su contra. Para mí eso es adoctrinamiento o falta de libertad, porque no existen verdades absolutas ni eternas.

Y con estos mismos principios descubrí ISA, compartiendo el propósito de sumar para mejorar nuestra ciudad, de sacar a relucir el gran talento de nuestros jóvenes y convencido de que somos capaces de cambiar a mejor y que somos nosotros, todos, cada uno en su ámbito los que podemos hacerlo.

Pero tenemos que creérnoslo, o eso pensaba yo hasta que he escuchado a los premiados la humildad con la que tratan de empequeñecer sus grandísimos logros, y desde luego iniciativas y sevillanos como los que hoy han sido premiados son un claro ejemplo de que es posible.

Y por cierto, ser de ISA no me ha supuesto tener que estar en contra de nada ni de nadie.

Jacinto Gómez Hinojo, ingeniero técnico industrial, es el responsable del parque móvil de Emasesa.

Homenaje a los socios fundadores que continúan en la Asociación ISA

El colofón a la gala de los X Premios ISA fue un homenaje a los socios fundadores de la Asociación Iniciativa Sevilla Abierta que continúan formando parte de ella y contribuyendo a su desarrollo y objetivos. Se les hizo entrega de una cerámica personalizada, creada por la ceramista Felisa Pelizón. Uno de esos socios es Antonio Pérez Pérez, autor del video y de las fotos de esta publicación.

Algunos de los socios fundadores de ISA que pudieron acudir al homenaje que se les tributó en la gala de los X Premios ISA. Eliseo Monsalvete, Francisco Javier Guillén Enríquez, Isabel Lara, Miguel Escalera, Rosalía Gómez, Juan Carlos Atienza, Carmen Chávez, Alejandro Antona, Charo Fernández-Cotta, Sebastián Chávez, Alicia Almárcegui, Francisco Ferraro, Raquel Rico, María José Sánchez-Apellániz y Antonio Pérez.