Si en noviembre del pasado año ya celebramos la concesión a Emilio Lledó del Premio Nacional de las Letras 2014, en esta ocasión nos congratula recibir la noticia de que el filósofo y académico sevillano acaba ganar elPremio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades 2015.

Esta distinción es la cuarta que recibe Lledó en los últimos meses, tras el citado Premio Nacional de las Letras, el premio Antonio de Sancha por su defensa de la lectura y el Premio Internacional de Ensayo Pedro Henríquez Ureña (México).

El jurado, reunido en Oviedo e integrado por personalidades de la cultura española como Inés Alberdi Alonso, José Antonio Álvarez Gundín, Luis María Anson Oliart, Juan Barja de Quiroga Losada, Adela Cortina Orts, Javier González Ferrari, Elvira Lindo Garrido, Miguel Ángel Liso Tejada, Emilio Morenatti Fernández, José Narro Robles, Benigno Pendás García, José Antonio Vera Gil y Enrique de Ybarra e Ybarra, presidido por Víctor García de la Concha y actuando como secretario Alberto Anaut González, acordó conceder el Princesa de Asturias al considerar a Lledó un “pensador de relevancia internacional y de trayectoria ejemplar en el ámbito de las humanidades, que concibe la Filosofía como meditación sobre el lenguaje y subraya la tendencia natural del ser humano hacia la comunicación, haciendo suya la razón ilustrada a través de un diálogo que impulsa la convivencia en libertad y democracia“.

En 2010, Iniciativa Sevilla Abierta concedió a Lledó el Premio ISA en su modalidad de ‘Proyección internacional de la ciudad’ por la altura de su obra intelectual y su defensa de los valores humanistas, la cultura, la ciencia y el apoyo a la lectura. Para el jurado de aquellos Premios, “este filósofo tan cercano a todos, ha trabajado en el desarrollo y divulgación de los valores que dan esencia a la persona como miembro de la sociedad universal y que contribuyen a la formación de la cultura a lo largo de los tiempos”. Recordamos en el siguiente vídeo su discurso en la ceremonia de entrega:

En la imagen, Emilio Lledó durante su participación en 2011 en el programa de RTVE Pienso, Luego Existo.