Uno de los grandes problemas de Europa en general, y de Sevilla y Andalucía, en particular, es el desfase entre la formación que ofrece el sistema educativo y los empleos para los que hay demanda de profesionales. Este desfase entre la oferta y la demanda provoca que existan millones de empleos que no se cubren y millones de desempleados que no encuentran trabajo por no tener la preparación adecuada.

Con el objetivo de prever mejor las necesidades de futuras cualificaciones, adecuar mejor las cualificaciones a las necesidades del mercado laboral y acercar los mundos de la formación y el trabajo, la Comisión Europea ha puesto en marcha la iniciativa ‘Nuevas cualificaciones para nuevos empleos’.

Para ello, ha desarrollado medidas prácticas que van desde el análisis de las tendencias emergentes a escala sectorial y creación de consejos sectoriales de capacitación a cuestiones más concretas como la creación del marco europeo de competencias clave para el aprendizaje permanente, que define las ocho competencias principales imprescindibles para prosperar en una sociedad del conocimiento, la financiación de la UE a través del Fondo Social Europeo y el Programa ERASMUS + o el foro de universidades y empresas, que fomenta el diálogo entre empresas y centros de educación y formación.

En la página web de la Comisión Europea http://ec.europa.eu cualquier ciudadano que lo desee puede conocer más detalles sobre las acciones, programas, proyectos y referencias para para afrontar y remediar ese desfase.