Francisco Cuadrado Lagares, conocido como Paco Cuadrado, es un sevillano que merece ser conocido y recordado. Como artista del grabado y la pintura. Y, sobre todo, como ciudadano de quien todos resaltan su bonhomía, y que dio la cara para defender la libertad de todos en plena dictadura franquista, que lo encarceló durante cuatro años. Ha fallecido el lunes 6 de noviembre, a los 78 años de edad.

Puede ver a Paco Cuadrado en la imagen que abre este artículo. Es quien está a la izquierda, sosteniendo uno de sus cuadros, junto con el escritor Alfonso Grosso. Es Sevilla, julio de 1963, en la azotea-lavadero del bloque de pisos donde vivía y donde tenía su estudio, en el número 55 de la Avenida de Miraflores, en el Barrio Retiro Obrero. La época en la que fue uno de los adalides del arte popular para denunciar el calvario de pobreza y represión que vivían muchas personas en España. Y lo logró siendo capaz de superar las barreras que pesaban sobre las personas de su nivel socioeconómico. Hijo de un obrero analfabeto que trabaja en la fundición de la Fábrica de Artillería, y de madre costurera. Desde niño tuvo afición por el dibujo, y su familia fue capaz de lograr que entrara en la Escuela de Artes y Oficios.

Recomendamos leer el testimonio del periodista Ezequiel Martínez, amigo del artista, que estuvo presente en las honras fúnebres, donde intervinieron muchas personas para homenajearle: ‘Paco Cuadrado, artista y hombre comprometido con su tiempo’.  También es interesante la crónica de la periodista Marta Carrasco, que dio en ABC de Sevilla la noticia de su fallecimiento, y recuerda su relevancia en los años 60 y 70 en el grupo de artistas Estampa Popular, junto a Paco Cortijo y Cristóbal Aguilar, entre otros.

Para que los sevillanos de todas las generaciones conozcan bien la vida y obra de Paco Cuadrado, el mejor estudio es el que realizó José Raya Téllez, profesor e historiador del Arte, gran conocedor del pintor y de su entorno artístico, social y político. De sus méritos y de sus limitaciones. Por eso incluimos un enlace directo para que sea posible leer su  ensayo Arte y compromiso social: la obra del pintor Francisco Cuadrado, publicado en la revista Laboratorio de Arte, de la Universidad de Sevilla, en 1995.

Grabado característico del estilo de arte social que prodigó Paco Cuadrado.

“Trabajador incansable, entusiasta enamorado de la pintura y uno de esos raros conversadores que saben apartar las diferencias para buscar un terreno común con el interlocutor, hecho de ideas y sobre todo de afecto. Ese era Paco Cuadrado. Todo eso hemos perdido con su muerte”, señala el crítico de arte Juan Bosco Díaz-Urmeneta, profesor de la Universidad de Sevilla, en este obituario que analiza su vida y obra, publicado en Diario de Sevilla.

Entre otras distinciones, contaba con el premio de la Fundación Focus por la colección ’12 espadañas de Sevilla’ o el premio de Pintura de la Real Academia de Bellas Artes de Sevilla. Es también muy recomendable leer la entrevista que el realizó el periodista Ángel Pérez Guerra en 2002 para Abc de Sevilla. Y también permite entender su figura este artículo de Manuel Bohórquez en El Correo de Andalucía, escrito tras su fallecimiento, con el fin de que, con la perspectiva de hoy, se reflexione sobre qué era el compromiso político y social en la España de hace 60 años, y cómo no pueden equipararse circunstancias actuales en un contexto radicalmente distinto.

Paco Cuadrado vivió sus últimos años en Mairena del Aljarafe, en la imagen aparece colaborando con el Colegio Aljarafe en un taller de pintura.