El reto de la innovación educativa también impulsa a profundos cambios en las instituciones más seculares, como es el caso de la orden de los Jesuitas. Sirva este artículo publicado en El Correo de Bilbao, en el que la periodista Lucía Palacios describe un nuevo método educativo que están implantando los jesuitas en sus colegios de Barcelona, como experiencia piloto para aplicarla después en otros colegios de España.

Bajo el nombre de ‘Horizonte 2020‘, este proyecto, que se empezó a gestar en el año 2009, nace de un análisis de la situación de la educación por parte de unos 200 directivos de su red de escuelas. Tras un diagnóstico, plantearon la necesidad de una transformación en el proceso de enseñanza y aprendizaje que responda efectivamente a los cambios vertiginosos que está viviendo la sociedad.

Para José Menéndez, subdirector de Jesuïtes Educació, la red de escuelas de la Compañía de Jesús en Cataluña, “es insostenible” continuar con el modelo actual y se necesita “una alternativa eficiente al mediocre objetivo de retener a los alumnos en clase“. En este proyecto, que “lucha por conseguir el equilibrio y la equidad“, no hay pupitres, ni asignaturas, ni clases magistrales, ni deberes. Tampoco horarios ni calificaciones. Es la nueva escuela, la del siglo XXI: espacios amplios, luminosos y coloridos, con gradas e incluso sofás; todo dispuesto para trabajar en grupos sobre un proyecto conjunto y ayudados de las nuevas tecnologías.

Más información sobre ‘Horizonte 2020‘ en el artículo de Lucía Palacios, “Una nueva educación sin asignaturas, exámenes ni horarios“, y el siguiente vídeo de la Universidad Andrés Bello de una conferencia donde el profesor Lluís Tarin ejerce como ponente:

En la imagen, Alumnos de ESO durante una clase en el colegio Claver, en Lérida. / Jesuïtes Lleida.