Nos parece interesante compartir el informe “10 Tendencias en Educación“, como documento de estudio para nuestro ciclo “Transformar la educación para transformar Sevilla“, que se está celebrando durante 6 lunes consecutivos en la Fundación Cruzcampo.

Los autores del estudio son Manuel Serrano, presidente de la Asociación Española de Coolhunting y Lourdes Rodriguez, CEO de Coolhunting Community. Lourdes Rodríguez intervino en la sesión de clausura del ciclo ‘¿Quién está pensando en la Sevilla de los próximos 20 años?‘, organizado por ISA en 2014.

El informe está basado en la metodología “coolhunting”, que se encarga de predecir tendencias minimizando el margen de error y monitorizando cuáles son los agentes que las modifican, para así estar a la vanguardia de lo que se produce en un determinado sector, en este caso en el de la educación. Las 10 tendencias a las que debemos estar atentos serían, a su juicio:

1. Power Pupils: Es tendencia fomentar las capacidades de los niños desde edad temprana. A veces, los alumnos necesitan que se personalice el programa educativo según sus necesidades. Aparece aquí el “hackschooling”, aprender autónomamente y a partir de la motivación propia, fomentando la curiosidad innata, y también la idea de aprender aquello que nos motiva o nos gusta.

2. Happy and Healthy: Igual que aparecen los entornos de trabajo en los que se fomentan el bienestar, aparece en las escuelas el fomento del autoconocimiento, para saber cuáles son los talentos de los alumnos  y cómo desarrollarlos.

3. Lifelong Learning: Es necesario un aprendizaje durante toda la vida, para adaptarse a los cambios de un mercado cambiante cada vez más rápido. Es necesaria una anticipación a los cambios para saber qué puede venir después y así estar preparado. Sólo conociendo el conocimiento actual podremos avanzar, por eso surgen iniciativas como los “MOOCs”, los “Open Course Ware” o los “Freemiun”. Cada vez es más actual una “educación basada en competencias”.

4. Lean Entrepreneurship: Esta tendencia pretende sacar adelante proyectos a partir de los menores recursos posibles para sacar adelante una idea, focalizando el esfuerzo en lo que se necesita y lo que demanda el mercado. Hay que emprender.

5. Techno-Craft: Esta tendencia une la artesanía con la tecnología, mezclándolo todo con el lenguaje de programación tan necesario en el mundo actual. El niño debe incorporar este nuevo lenguaje desde edades tempranas.

6. B-Tech: Llega la tecnología a las aulas, sin olvidar que se trata de una herramienta,  porque las nuevas generaciones tienen nuevas formas de entender y de aprender. Aquí son fundamentales el “feedback inmediato”, la personalización de los contenidos según las capacidades del alumno, y la posibilidad de integrar diferentes dispositivos.

7. Gamificación: Se trata de aplicar las técnicas de juegos en entornos no lúdicos para fomentar el aprendizaje. Las claves son las “Cuatro libertades del juego” -libertad para experimentar, libertad para fallar, libertad para asumir diferentes identidades y libertad del esfuerzo-.

8. We ware: Las nuevas generaciones tienen una conciencia global que afecta a su entorno. La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) evoluciona a una conciencia de lo que ocurre en el mundo para vertebrar la estrategia empresarial. Por eso, se debe integrar este concepto en la educación.

9. Crowd Power: La colaboración es la nueva manera de entender la vida y la empresa. Es el poder de la colectividad para organizarse y así lograr sus metas.

10. Ágora: Es necesario convertir los centros educativos en “ágoras”, lugares de debate, donde se compartan experiencias y se genere nuevos conocimientos. Los conocimientos están al alcance de todo, la información no es el valor diferencial del centro educativo, sino sus espacios de debate, donde los profesores y los alumnos pueden aprender unos de otros. Llega el “aprender haciendo”. El profesor pasa de ser el que expone a ser un mentor, que dirige a los alumnos mientras ellos avanzan.

El estudio concluye que la educación plantea en nuestros días un reto maravilloso, donde los alumnos pueden elegir qué aprender y cómo hacerlo y todos los elementos que forman parte del sistema educativo son esenciales para que exista avance y evolución.

En la imagen, portada del informe publicado por Lourdes Rodríguez en SlideShare.