El informe Observatorio de la Cultura 2016, realizado por la Fundación Contemporánea, consolida, en su última edición, la percepción que existe a nivel nacional de que Málaga tiene más empuje cultural que Sevilla. Ello indica que Sevilla, además de falta de pulso en el ámbito cultural, tampoco sabe ‘vender’ en el conjunto de España la cantidad y calidad de actividades culturales que se llevan a cabo a lo largo de todo el año, ya sean impulsadas desde la sociedad civil o desde las instituciones.

Según el estudio, a la hora de valorar las ciudades españolas por la calidad de su oferta cultural, Málaga se sitúa en quinto lugar con un 37,8% seguida por Sevilla con un 30,2%. En cuanto a la innovación cultural, la capital malagueña repite en quinta posición con 31,6%, mientras que Sevilla ocupa el séptimo lugar con un 17,4%.

Asimismo, también se arrojan datos sobre lo mejor del año cultural por comunidad autónoma. La Bienal de Flamenco de Sevilla y la exposición sobre Luis Gordillo en el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo ocupan el primer y quinto lugar respectivamente. Por su parte, Málaga aparece en seis puestos del ranking.