Este lunes 30 de octubre, la cineasta Isabel Coixet, una de las referencias del cine español a nivel internacional, presenta en Sevilla su última película, La Librería, adaptación de la novela de la escritora Penélope Fitzgerald, con la que Coixet ha ganado el premio a la mejor adaptación literaria concedido en la última Feria del Libro de Frankfurt, la más importante del mundo. Coixet la presentará a las 18:00 en la Librería Caótica, que está en la Calle José Gestoso, y es uno de los espacios culturales más dinámicos de la Sevilla actual. Y a las 20:00, Coixet hará lo propio en los Cines Nervión Plaza (Calle Luis de Morales), cuyos gestores están apostando por potenciar el cine europeo, y donde se proyectará a esa hora en una sesión abierta al público, que podrá escuchar a la cineasta y hablar con ella. Para conseguir entradas, puede hacerse a través de este enlace.

Isabel Coixet es una de las personalidades catalanas de la cultura española que más está siendo hostigada por los radicales secesionistas, al exponer ella con libertad su punto de vista sobre la españolidad de Cataluña, y su deseo de seguir unidos, porque se siente catalana y española. Cuando presentó hace escasos días esta película, La Librería, en el Festival de Cine de Valladolid, confesó públicamente el acoso que está sufriendo. Véanse sus declaraciones en esta información publicada en el periódico El País.

Basada en la novela de Penélope Fitzgerald, la película es una coproducción entre productoras de España, Reino Unido y Alemania. Está protagonizada por Emily Mortimer, Patricia Clarkson y Bill Nighy. Narra la historia de una joven viuda que decide abrir una librería en un pequeño pueblo de Inglaterra y los impedimentos a los que se enfrenta por parte de las fuerzas vivas de la localidad. Al final, la echan del pueblo. Ella se va.

Como se comentó en la presentación en Valladolid, cuando leyó la novela de Penelope Fitzgerald, Coixet pensó que Florence Green, la librera del relato, era ella misma. “Las reacciones, la ingenuidad, el no medir hasta qué punto te enfrentas a gente tan malvada en la vida. La pasión por los libros, que es uno de mis refugios. En todo esto me reconozco muy bien”, dice Coixet, que ha cambiado el final de la novela, “demasiado nihilista”, para darle a la historia un poco de luz y esperanza.