Como cada año, la Asociación Feria del Libro de Sevilla ha concedido sus ya tradicionales premios a entidades, autores, periodistas e instituciones que trabajan por la difusión del libro, la lectura y la cultura.

Uno de los galardones, que se han entregado el lunes 22 de mayo, ha recaído este año en la Asociación Iniciativa Sevilla Abierta, “por su aportación a la reflexión y la cultura en la sociedad civil sevillana y su implicación con la Feria del Libro”.

De esta forma, la cita literaria, como ha citado su coordinadora, Verónica Durán, ha destacado que, desde su creación en 2006, “la Asociación Iniciativa Sevilla Abierta ha trabajado concienzudamente para propiciar un movimiento cívico que articule a los sevillanos que comparten la idea de que es posible otra Sevilla “menos ensimismada, más abierta a la innovación y a la contemporaneidad, más cosmopolita, sin dejar por ello de identificarse con lo más atractivo de su historia”.

En este sentido, la Feria considera que ISA “ha actuado de catalizador creando sinergias creativas y contribuyendo a generar un movimiento en pro de la modernización ciudadana, del progreso social, a través de sus distintas iniciativas, como el ciclo ‘Sevilla, a debate’, los ‘Premios ISA’ o la misma ‘ISA Lee en la Feria del Libro’,  lecturas participativas abiertas que llevan a cabo en la FLS desde 2009″.

La presidenta de la Asociación Feria del Libro de Sevilla, Esperanza Alcaide, ha hecho la entrega de la estatuilla al presidente de Iniciativa Sevilla Abierta, Eliseo Monsalvete, en un acto en el que estuvo el alcalde de Sevilla, Juan Espadas; la directora general de Cultura del Ayuntamiento de Sevilla, Isabel Ojeda, así como otros destacados integrantes de instituciones y entidades culturales de la ciudad.

Además, la Feria ha reconocido la labor de la periodista y traductora Pilar del Río, por su apoyo constante a los libros y las librerías en Sevilla, tanto de forma personal como a través de la Fundación José Saramago, que preside; al escritor Hipólito G. Navarro, por su reconocida trayectoria creativa como magnífico autor de cuentos y relatos cortos; y al programa ‘Es la Vida’ de Canal Sur Radio, presentado por Vicky Román y Jesús Barroso, por contribuir a la difusión de la literatura desde las ondas y por su constante colaboración con la Feria del Libro de Sevilla. Igualmente, ha premiado a la librería Sensei Cómics, por su trayectoria de librería especializada y activa; al Colegio Público Andalucía (del Polígono Sur) por la labor que hacen sus profesores desde la biblioteca escolar, abierta a las familias, para promover la educación en valores, contribuir a la prevención de la violencia y el fracaso escolar, y promover una escuela inclusiva que abre las puertas a la convivencia y la integración también a través de la cultura; y al Proyecto Bibliobús Anantapur (Fundación Vicente Ferrer), por contribuir al fomento de la lectura en India gracias a su proyecto social que convierte los transportes públicos en bibliotecas móviles.

PARTE DEL DISCURSO PRONUNCIADO POR EL PRESIDENTE DE ISA, ELISEO MONSALVETE, AL RECIBIR LA ASOCIACIÓN ISA EL PREMIO DE LA FERIA DEL LIBRO DE SEVILLA

Gracias por la concesión del premio a la labor de la asociación cívica que represento. Cuando en el año 2008, un grupo de ciudadanos, estábamos realizando la programación anual de nuestras actividades, pensamos que era necesaria nuestra participación en una feria que había nacido de  la sociedad civil, y que se organizaba de forma independiente con respecto a los diversos grupos de poder, tal como era la Feria del Libro de Sevilla.

El objetivo fue desarrollar un acto que difundiese y apoyase  las ideas básicas que configuraron la creación de Iniciativa Sevilla Abierta (ISA). Nos preocupamos porque fuera ameno, participativo, diverso, sobre temas fundamentados y que atendiese a los aspectos primordiales de los ciudadanos mostrados a través de la relación de la ciudad con la literatura, tanto en la  actualidad como a través de su historia.

Empezamos en el año 2009 buscando textos alusivos a algunos de nuestros principios: Libertad, Racionalidad, Cosmopolitismo, Laicismo, Creatividad. En la siguiente edición: 2010 Teniendo como referencia la acepción griega de la palabra “idiota”  (áquel ciudadano que no se implica en las actividades políticas ni colabora en la toma de decisiones que afectan a la sociedad)  el acto de ISA LEE, con el lema ‘No somos idiotas’ pretendió ser un revulsivo contra la conducta indiferente que está calando en muchas personas  para con los asuntos públicos (en nuestra ciudad es preocupante).

En contraposición a este hecho, seleccionamos un texto de un ciudadano metido a política por necesidad ética: Sergio Fajardo que expresaba el pensamiento siguiente: El reto para los independientes es pasar de la política como negación y rechazo a la política como proceso de construcción colectiva, así, Medellín pasó del miedo a la esperanza.

Para el año 2011, con el lema: ‘La rebelión contra el poder opresor’, buscamos textos que recogiesen actos de respuesta contra el poder establecido (Estado, Monarquía, Iglesia, Grupos Económicos, etc.) de forma individual o colectiva, para rendir un homenaje a ideas, actitudes y personajes poco valorados, muchas veces denostados e incluso perseguidos por los  distintos gobiernos y grupos de poder a lo largo de la historia. La historia de nuestra ciudad está llena de dichos personajes, conocidos y anónimos, que consiguieron en situaciones adversas y sintiendo la necesidad de ser libres crear islas  de conocimiento y pensamiento crítico (conventículos,  conciliábulos, conjuras y algunos su propio mundo imaginario). Recuerdo el magnífico libro de Eva Díaz Pérez, Memorias de Ceniza, del que recogimos textos como el siguiente:

Estaba satisfecho de su decisión de continuar con el trato de los libros prohibidos, ventana a los nuevos pensamientos. Y al contemplar la llegada fastuosa de los galeones, con aquel aire de cosmógrafos, de cartas de marear y almanaques lunares, de astrolabios y ballestillas, de centro del mundo donde nacían de las piedras los cómitres y almirantes, el canónigo confirmaba que aquella tierra no podía dar la espalda al saber. Para algo la ciudad era la principal impresora en libros de ciencias, de esas ciencias de la mar, de esos secretos del océano que se había convertido en un lago de plata. ¿Cómo, después de eso, se podía volver a las épocas oscuras?.

2012. Los ciudadanos adelantados a su tiempo, nos preguntamos ¿Ha habido en nuestra ciudad personas destacadas que hayan sido capaces de contribuir al progreso a pesar de las condiciones sociales y políticas? ¿Los conocemos? ¿Se valoran y difunden sus ideas y actuaciones por la sociedad institucional y por los ciudadanos?

En esta ocasión, descubrimos al gran conocedor de nuestra ciudad, al ensayista perspicaz, muy olvidado anteriormente aunque en la actualidad muy bien reconocido (entre otros motivos a la ingente labor de nuestra socia Maribel Cintas) Manuel Chaves Nogales, del que destaco estas palabras: En nuestra ciudad, nadie aprende a morir porque nadie ha envejecido. La existencia es un encantamiento que se rompe brutalmente en la hora definitiva. En nuestra ciudad, la muerte es siempre un asesinato.

2013 El pensamiento es acción es una frase que resume una forma adecuada de abordar los conflictos actuales de las sociedades democráticas; desde un punto de vista social, traduce un compromiso activo del ciudadano mediante acciones concretas que muestran las carencias de nuestro modelo de convivencia y la necesidad de regeneración de nuestra democracia. Necesitamos recordar a través de textos literarios que los ciudadanos somos el objeto de la Democracia, que nos debemos sentir bien representados, que debemos participar en la gestión de lo público, que el sistema tiene como objetivo beneficiar a la mayoría y que el modelo de convivencia debe buscar desarrollar nuestras capacidades.

 Para ello, leímos textos de Constantin Cavafis, Albert Camus, Toni Judt, Javier Gomá, Stefan Zweig y José Antonio Marina, quien nos recordó una frase que resume muy bien nuestro principal objetivos: “Es el uso público de la inteligencia privada lo que aumenta el capital intelectual de una comunidad”.  

2014 Las utopías realizadas Si tenemos ánimo, paciencia y un poco de ilusión, podemos navegar en la barcaza de la Utopía, pero no en el acorazado de lo imposible. Mario Benedetti. Sin futuro utópico, en el que quepa esperar y por el que quepa comprometerse, carece de sentido nuestro actual presente. Adela Cortina.

2015 En la antepenúltima edición le dedicamos el acto a la importancia de ‘La ciudad como espacio compartido para la actividad creativa’. La ciudad es el espacio en el que a lo largo de la historia las personas hemos intentado buscar objetivos compartidos para una vida más humana, más racional y más próspera.  Constituye  la cristalización de la actividad creativa del hombre, el lugar de experimentación para la solución a los problemas cotidianos y donde se impactan las expresiones  sencillas  y egregias de la cultura humana. Seamos redescubridores de una nueva ciudad, miremos con los ojos limpios del niño que se pierde por los callejones y esquinas, y que se hace dueño de aquello que le rodea, ajeno a normas y convenciones. Colonicemos las calles, cultivemos –que por algo es la raíz de la cultura- la ciudad. Verán que cada día se convierte en un placer, aunque conlleve sus riesgos. Santiago Navarro

 La última edición, de 2016, la dedicamos a nuestro autor universal Miguel de Cervantes y a su obra y su relación con la ciudad. ‘Cervantes, el primer cronista de la ciudad’. Para terminar este año con el lema ‘Reivindiquemos los placeres “inútiles” de la vida’. Existen saberes que son fines en sí mismos, cuyo valor esencial es del todo ajeno a cualquier finalidad utilitarista, saberes que por su naturaleza gratuita y desinteresada han ejercido un papel fundamental en el cultivo y en el desarrollo civil y cultural de la humanidad, saberes que han ido configurando el alma de las sociedades, forjada a través de la Historia. Aquellos que incluyen a la poesía, la necesidad de imaginar, de crear, a la belleza, al estudio de las lenguas clásicas, a la historia, al arte que es completamente inútil pero necesario para vivir.

 LECTORES

Con respecto a los lectores participantes hemos contado con locales, extranjeras, inmigrantes, negros, blancas, asiáticos, jóvenes, mayores, niñas, etc, entre los que destaco un resumen de lo que leyó  Carmen Villalta, que expresa muy bien la verdadera “utilidad de la lectura”. Carmen Villalta ha convertido su experiencia vital en el texto elegido. Está lleno de libertad y racionalidad que ella ha arrancado de sus entrañas como defensa ante las calamitosas relaciones humanas que vivió en el mundo del campo

Mi infancia pasó de “mandao” en “mandao”, de soba en soba, peleando con mi “prima” por un pedazo de pan de ración …. y la escuela ni olerla. El día que iba, las chiquillas me hacían la vida imposible y, como no tenía asiento para nada, la maestra me mandaba a hacerle más “mandaos”. Para eso si que servía. ¿?Quién iba a mirar por mi si no tenía padre ni madre?. Casi sin darme cuenta me hice mujer y me eché novio. Él no tenía hermanas y la madre estaba mal del corazón con que más bien me necesitaban para que los cuidara. Como ya he dicho, a mi siempre me ha tirado hacer cosas buenas por los demás, así que me casé con veinte años con un hombre bueno y me encontré al cargo de mi marido, mi suegra, mi suegro, mi cuñado que estaba un poco discapacitado, un tío de ellos y otro tío que yo tenía. Todos para mí.

 Al principio me tenía que esconder de mi marido para ponerme a escribir en limpio los dictados que me hacían o para leer en el libro que me recomendaban. Él no lo iba a entender, seguramente se reiría de mí al ver mi letra titubeante e insegura y la cantidad de faltas que había sacado.

Cuando empezó a ver las cosas que hacía se quedaba mirando admirado e incrédulo y poco a poco se fue dando cuenta de que yo servía para más cosas. Todas las noches mientras él miraba la tele yo me ponía a hacer mis deberes y como en el Centro Cultural también nos daban charlas de muchas cosas yo se las contaba a él y poco a poco me fui ganando su confianza.

 Hoy puedo decir que mi vida ha cambiado mucho desde que me atrevía a dar el paso de salir de aquel pozo. Tengo una opinión que aportar, y hasta  doy explicaciones de algunas cosas que salen en la tele. Por ejemplo, la otra noche habló del Código Da Vinci y mi marido no sabía bien qué era aquello, así que como a mí me los habían explicado pues yo se lo conté a él. ¡Qué feliz me sentí viéndome escuchada, valorada y reconocida!.

 Hoy me siento como alguien en mi casa, ante mi marido, mis hijos, mis nietos y hasta mis bisnietos.. y lo que es más importante: ante mi misma. Me siento  satisfecha. Ni a soñar que me hubiera puesto, hubiera yo pensado nunca que fuera a llegar donde he llegado como persona y como mujer a través de la lectura. Hoy puedo decir que mi vida ha cambiado.