La joven Asociación para la Igualdad y la Mejora del Transporte (Apimt) ha realizado un estudio sobre la red de Cercanías de Sevilla, certificando su conocida impuntualidad. Además, también apunta otras flagrantes deficiencias como la suciedad, la falta de personal de seguridad, la nula adaptación al turista o la no apuesta por la necesaria intermodalidad.

Se trata de uno de los primeros pasos de la Asociación, pero su estudio es ejemplar, muy esclarecedor, ya que nos ayuda a comprender los puntos débiles de la red de transporte ferroviario de cercanías en nuestra ciudad, a la par que se apuntan posibles mejoras. Por su interés, hacemos extensible aquí su informe a toda la ciudadanía. Dicho informe, además de un complemento estadístico y otro estudio realizado concretamente en el municipio de Espartinas, está disponible en esta pestaña de su página web.

Se puede obtener también más información en el siguiente reportaje publicado al respecto por el periodista Iñaki Alonso en El Correo de Andalucía:

El 64,8% de los trenes de Cercanías llega con retraso

La intermodalidad, la suciedad y la accesibilidad son otras carencias detectadas en las estaciones
Por IÑAKI ALONSO en El Correo de Andalucía
SEVILLA / 20 ENE 2017 / 22:13 H – ACTUALIZADO: 21 ENE 2017 / 13:46 H.

Una red de Cercanías de Sevilla impuntual, sucia, sin personal de seguridad, sin estar adaptada al turista y sin esa demandada apuesta por la intermodalidad. Este diagnóstico es el que han expuesto la joven Asociación para la Igualdad y la Mejora del Transporte (Apimt), que ha sometido a examen la red ferroviaria en Sevilla, con un análisis parada por parada y vagón a vagón. El informe, elaborado en 2016 por la citada entidad, señala todas las deficiencias y aporta soluciones, además de trasladar la necesidad «urgente» de ampliar el servicio con la conexión de la línea C-2 con la estación de Metro en Blas Infante y la creación de una sexta línea que une con el aeropuerto de San Pablo.

El estudio recoge las deficiencias de las 37 estaciones de la red. Una de los debes es la puntualidad. Así, recogen que el 64,8 por ciento de la red no cumple el horario «debido a los numerosos imprevistos por la falta de mantenimiento en las unidades o problemas que hay en las vías durante el trayecto». El informe precisa que la impuntualidad se da con más frecuencia en las líneas con más número de pasajeros: la C-1 (Lora del Río-Utrera) y la C-5 (Santa Justa-Benacazón).

Pero hay más. El informe recrimina la falta de apuesta por la intermodalidad y la «inutilidad» de la tarjeta del Consorcio de Transporte del Área de Sevilla que «no realiza transbordos con descuentos». Esto es, la histórica pretensión de una tarjeta única de la que sólo se ha avanzado recientemente con la idea del alcalde de Sevilla, Juan Espadas, de impulsar un bus lanzadera hasta la Cartuja con conexión –y descuento– con la estación de Metro.

Sobre este aspecto, Apimt propone «hacer presión al Gobierno central, en colaboración con el Ayuntamiento de Sevilla, para la conexión con la estación de Metro de Blas Infante y proporcionar un servicio de mayor rentabilidad e Intermodalidad».

Son los grandes hitos de un diagnóstico que revela que la mitad de las estaciones «están sucias», que el 91 por ciento sufre problemas de accesibilidad y que un 16 por ciento se encuentran en «un estado deficiente». Entre ellas, el antiguo apeadero de El Pedroso, en la Sierra Norte, que está «en ruinas» o la de Los Rosales (C-1), que dispone de «un aparcamiento en pésimo estado».

Posteriormente, el análisis de Apimt concreta que sólo cinco estaciones disponen de desfibriladores –elemento que carecen todos los trenes– y nada más que tres estaciones están vigiladas con personal. Una seguridad que, por cierto, aumenta al 45 por ciento en los vagones. En el informe también se recrimina la inexistencia de megafonía bilingüe para que se informe a los turistas.

El estudio, que se ha remitido a Renfe, Adif y al Ministerio de Fomento, entre otros organismos no sólo reseña las deficiencias, sino que aporta posibles alternativas. El estudio reivindica una mayor frecuencia y servicio de autobuses con las estaciones de la línea, así como que los trenes dispongan de servicios nocturnos (a las 2.00 y a las 4.00) en fines de semana y festivos. Asimismo, considera conveniente que en las estaciones centrales de la línea, aparte de Sevilla-Santa Justa, San Bernardo y Virgen del Rocío, se disponga de personal de atención al cliente para mayor calidad del servicio.

Por último, el informe lanza también propuestas concretas, como la revitalización de la línea de cercanías de la Sierra Norte (C-3). Para ello, urge a un «lazo colaborativo entre la Diputación, Renfe y el Consorcio para diseñar un plan turístico que potencie la zona».

En la imagen superior, el estado «ruinoso» del antiguo apeadero de El Pedroso, que ha sido denunciado por la Asociación / Fotografía: Apimt.