La Asociación Redes, siglas de Renovación de la Educación y Defensa de la Enseñanza, con sede en Sevilla e integrada por profesionales de la Enseñanza en Andalucía, cumple 20 años y convoca a todas las personas interesadas a un acto este viernes día 1 de diciembre a las 19:00 en los salones de la Residencia Universitaria “Rector Estanislao del Campo”, de la Universidad de Sevilla, que está en la avenida Carretera de Su Eminencia, 2 A, muy cerca del Estadio Benito Villamarín, en la Avenida de La Palmera, y también muy cerca del final de la Avenida Manuel Siurot.

Además de los parlamentos y del coloquio posterior, se presenta la revista conmemorativa de los 20 años de actividades y propuestas. Dicha revista incluye numerosas colaboraciones realizadas para tal ocasión, analizando el pasado, presente y futuro del sistema educativo. Con talante de crítica constructiva, y también de autocrítica como sano ejercicio para determinar qué han logrado y qué falta por hacer. También se presenta un libro que recopila los primeros 100 boletines ‘REDES dice…’. Además, se podrá visitar una exposición de pósteres sobre la historia de la asociación, presidida por Pedro García Ballesteros, inspector educativo.

Esta asociación, integrada por educadores vinculados a muy diversos niveles de edad escolar, desde Infantil hasta Universidad, es en Sevilla uno de los nodos de encuentro y participación entre los profesionales de la Educación y el conjunto de la sociedad. Con los debates que organiza, con el librepensamiento de sus boletines para ponderar positivamente lo que está bien hecho, y para criticar lo que a su juicio son ejemplos de mala gestión desde las Administraciones Públicas que perjudican la calidad educativa.

La Asociación Redes concede cada año el Premio Isabel Álvarez al Compromiso con la Educación. Lleva el nombre de una extraordinaria persona que dejó huella en los ambientes docentes de Sevilla y provincia. Durante más de 30 años como inspectora de educación de Sevilla , Isabel Álvarez demostró con su trabajo que otra educación y otra escuela eran tan posibles como necesarias. Y lo hizo, sobre todo, porque vivía la educación como un compromiso social, como un proyecto personal. Pero ese compromiso y ese proyecto estaba incardinado a su vez en un compromiso radical con la cultura y el conocimiento.

Un ejemplo de las actividades que organiza la Asociación Redes

Como botón de muestra sobre los artículos que publican en sus boletines ‘REDES dice…’, reproducimos uno de sus últimos textos: ‘Disponible… hasta cierto punto’, sobre una de las muchas peripecias que están viviendo los directores de colegios públicos en Sevilla.

‘Disponible… hasta cierto punto’

Recientemente se ha recibido en los centros un cuestionario (a rellenar por la dirección del colegio) del Programa de Climatización sostenible y Rehabilitación Energética. Muchos directores, entre los que por supuesto me incluyo, hemos tenido que hacer indagaciones de tipo energético, catastral…

Obvia decir que los edificios de los colegios públicos de E. Infantil y Primaria son de propiedad municipal y que corresponde a cada Ayuntamiento por tanto el mantenimiento de sus instalaciones, la construcción o reforma de los edificios, así como la instalación de las diferentes fuentes energéticas que conllevan. Es por ello que me pregunto. ¿Por qué no se ha dirigido dicho cuestionario a los Ayuntamientos?

Entre un maremágnum de programaciones, horarios, evaluaciones, atención a padres, servicios complementarios y un sinfín de etcéteras, los directores nos ponemos a ampliar conocimientos sobre el CUPS (¿qué usted no sabe qué es el CUPS?, ¡hágase director de un colegio!), los dispositivos de protección solar, las referencias catastrales, los diferentes tipos de combustible para calderas (las de biomasa deben ser una cosa extraordinaria, claro que el gas natural licuado parece mejor que el canalizado), o sobre la energía solar (los paneles fotovoltaicos son estupendos, aunque yo aún no me haya enterado para qué están puestos en nuestro centro).

Por cierto, el CUPS (no les voy a dejar con la duda, Código Universal del Punto de Suministro), después de mucho indagar y pedir al Ayuntamiento nos lo facilitara, sin éxito por supuesto, nos dicen que si somos un centro de E. Infantil y Primaria, no se puede poner, puesto que, como ya aclaré anteriormente, las facturas eléctricas en las que aparece dicho código son abonadas por el Ayuntamiento.

Y todo esto ¿para qué? Vaya usted a saber, amigo mío. Pero me da la nariz que, con este cuestionario, alguien va a responder a las demandas de las AMPAS sobre la adecuación de la climatización en los centros escolares. Sea como fuere, lo único que tengo claro es lo obedientes que somos todos los directores y directoras; rellenamos lo que nos pongan por delante, sin considerar siquiera si corresponde a nuestras funciones ni a qué causa se  somete. Chicos/as para todo. Aprendices de todo y “maestros” de nada. Doctores Liendres, que de nada saben y de todo entienden. Ustedes manden que los directores y directoras siempre estamos disponibles… hasta cierto punto.