El Ayuntamiento de Sevilla tiene que mejorar mucho sus sistemas de gestión. También en la recaudación de los tributos, necesarios para sufragar desde las arcas públicas muchas prioridades demandadas por los ciudadanos. Un informe encargado por la Hacienda local a una consultora externa para analizar su funcionamiento interno, revela que sus ineficiencias han dejado en el aire el cobro para las arcas públicas del equivalente a 176 millones de euros, entre 1989 y 2016.

De la revisión que realizan los funcionarios del programa informático para gestionar la tributación, sale que hay medio millón de NIF incorrectos y que, emitiendo un mismo informe, el resultado es diferente en función del día en que se ejecute.

Otra de las debilidades encontradas es que las acciones manuales en procesos asociados a calendarios de pago incrementan el riesgo de pérdidas de ingresos. Esta acusada falta de eficacia del programa para gestionar los tributos se ha traducido en una menor recaudación durante los últimos años.

Por ello, recomendamos la lectura de este reportaje elaborado por el periodista Manuel Ruesga en Diario de Sevilla, que desvela los pormenores de dicha auditoría.

Foto: ABC de Sevilla