La Universidad de Sevilla ha concedido los ‘II Premios al Mecenazgo Empresarial’ del Consejo Social a las compañías Airbus y Biomedal en las modalidades de gran empresa y pymes, respectivamente. Felicitamos desde la Asociación Iniciativa Sevilla Abierta a ambas empresas. Y, con particular satisfacción, a Ángel Cebolla, socio de ISA, que es el fundador y director general de Biomedal.

Estos premios, de carácter honorífico, resaltan la trayectoria de excelencia de Airbus y Biomedal -que recogen el testigo de las empresas sevillanas Ayesa y GPTech, galardonadas en la primera edición- al ser empresas referentes en sus sectores, innovadoras en sus acciones y con fuertes vínculos de colaboración con la Universidad de Sevilla mantenida a lo largo del tiempo a través de diversas formas de mecenazgo.

Para Airbus, que ha cuadruplicado su volumen de negocio en nuestro país en los últimos 16 años y que en 2017 celebra el 75 aniversario de su planta de Tablada, la Universidad de Sevilla es una de las instituciones académicas de enseñanza superior más importantes en España. Prueba de ello son sus diversas formas de colaboración con la institución, entre las que destaca la Cátedra Aeroespacial en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería, que ofrece prácticas y programas para estudiantes de grado, posgrado y personal docente e investigador, así como la creación del máster propio que ya han cursado más de 200 estudiantes.

La empresa sevillana Biomedal (dirigida por Ángel Cebolla, en la imagen) participa en convenciones internacionales de salud y seguridad alimentaria para abrir mercados a sus investigaciones y soluciones.

Por su parte, Biomedal, empresa del sector biotecnológico andaluz nacida hace 17 años como una spin-off de la Universidad de Sevilla, desarrolla su actividad, en gran medida, en colaboración con el Grupo de Investigación CTS 995 Aspectos Básicos y Aplicados de la Enfermedad Celíaca y otras Patologías Gastrointestinales, del departamento de Microbiología y Parasitología de la Facultad de Farmacia, liderado por la catedrática Carolina Sousa. Esta colaboración universidad-empresa ha dado lugar a 10 proyectos y contratos de investigación en los últimos 10 años y a 3 patentes registradas. La estrecha colaboración entre esta entidad y la Universidad de Sevilla se ha visto reflejada en los 1,6 millones de euros que la institución académica ha percibido a partir de la actividad investigadora de Biomedal.

Biomedal Diagnostics, con sede en la Cartuja, ofrece una gran variedad de productos y servicios relacionados con la salud humana. Tiene ya una posición en el mercado de productos para el análisis relacionados con enfermedades inmunológicas y herramientas rápidas para el análisis de la seguridad alimentaria. Entre los productos destacados, ofrece a las pruebas de detección de gluten de última generación, GlutenTox, que detecta la fracción más inmunogénica del gluten. Biomedal Diagnostics también ofrece Oleotest, un kit de prueba rápida para analizar la calidad del aceite de freír usado.

El jurado de estos premios ha estado formado por Luis Onieva, catedrático de la Escuela Superior de Ingenieros Industriales; Antonio Lappí, vicepresidente de la Confederación de Empresarios de Sevilla y consejero del Consejo Social; José López Barneo, catedrático de Fisiología y director del Instituto de Biomedicina de Sevilla; Carmen Núñez, decana de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales; Jesús Espinosa Ruiz, director de operaciones de Alestis Aerospace y consejero del Consejo Social; Gabriel Dronda Fernández, gerente de Comunicación Área Sur de Coca Cola European Partners y consejero del Consejo Social; Concha Yoldi, presidenta del Consejo Social y actuando como secretario Jesús Jiménez, director del Consejo Social.

De izquierda a derecha, Felipe Rubio, director de Recursos Humanos de Airbus en Andalucía; Concha Yoldi, presidenta del Consejo Social de la Universidad de Sevilla; Miguel Angel Castro, rector de dicha universidad, y Ángel Cebolla, director ejecutivo de Biomedal, en el acto de entrega de los Premios al Mecenazgo.

Durante su intervención, la presidenta del Consejo Social, Concha Yoldi, impulsora de estos galardones, ha destacado que las empresas galardonadas “son un activo económico de incalculable valor para nuestra ciudad. En los últimos años han contribuido notablemente a mejorar la imagen y a reforzar la credibilidad nacional e internacional de nuestra región”. Además, ha insistido en la necesidad de aumentar el mecenazgo privado a la universidad pública “en este campo tenemos un enorme potencial de crecimiento. Nuestra universidad dispone de más de 560 grupos de investigación capaces de resolver problemas técnicos, productivos, de comercialización o de gestión que tengan empresas del entorno local, regional, nacional e incluso europeo”.

Desde el Consejo Social, órgano de participación de la sociedad en la Universidad, se procura  incentivar el mecenazgo y la relación del tejido productivo con la universidad, contribuyendo a dar visibilidad, y por tanto, fomentar los diferentes tipos de colaboración entre la Universidad y las empresas con implantación en Sevilla, a través de contratos, convenios de colaboración, becas y cátedras de empresas, entre otras acciones. Así lo establece este órgano en su Plan de Actuaciones.