La Asociación Iniciativa Sevilla Abierta, en la décima edición de los Premios ISA, concede el Premio a la Modernización de Sevilla a la Feria de la Ciencia de Sevilla, cuyo equipo organizador está encabezado desde su fundación hace 15 años por Josechu Ferreras. Es el certamen de este tipo con más envergadura de toda España y está contribuyendo, en alianza con unos cien centros educativos, a potenciar en los niños y adolescentes la pasión por la investigación y la ciencia. Y, por otro lado, en la modalidad Premio a la Proyección Internacional de Sevilla, se concede el galardón al cineasta Alberto Rodríguez, director de algunas de las mejores películas realizadas en España durante los últimos años, como La Isla Mínima, Grupo 7 y El hombre de las mil caras, que han sido proyectadas en cines de numerosos países. En su trayectoria creativa, ha destacado también por un estilo narrativo contemporáneo y de calidad internacional, en el que en ocasiones integra argumentos, paisajes, personajes y temáticas relacionados con su ciudad natal que al fin superan el tópico uso de Sevilla en el cine como mero decorado de monumental ‘marco incomparable’.

El acto de entrega de los X Premios ISA tendrá lugar el miércoles 29 de noviembre a las 19:30 en el auditorio del Edificio CREA (Centro de Recursos Empresariales Avanzados), incubadora municipal ubicada en el barrio de San Jerónimo (en la calle José Galán Merino) donde numerosos emprendedores de toda la ciudad desarrollan sus empresas. La entrada al acto es libre, hasta completar aforo. Junto a dicho edificio hay parada de autobús de las líneas 3 y 10 de Tussam. Además, es posible aparcar en superficie en una explanada contigua.

El jurado de los X Premios ISA, que deliberó sobre las candidaturas propuestas por socios, estuvo compuesto por Raquel Rico, escritora y profesora jubilada en la Facultad de Derecho de la Universidad de Sevilla; Manuel Ibáñez, empresario, fundador y director general de la empresa Teknoservice; Manuel Lozano Leyva, catedrático de Física Atómica, Molecular y Nuclear de la Universidad de Sevilla, y autor de numerosos ensayos y novelas; Pepa Muriel, actriz y directora teatral, al frente de Escenoteca, codirectora de La Imperdible, y presidenta nacional de la Asociación TeVeo de compañías de teatro infantil y juvenil; y Manuel Blanco, bombero del Servicio Provincial de Bomberos, coordinador de los bomberos sevillanos que, de modo voluntario, a través de la Asociación Proem-Aid, realizan labores de rescate en el Mediterráneo en busca de personas en riesgo de morir ahogadas en su huida hacia Europa. Blanco y todos sus compañeros recibieron en 2016 el Premio ISA a la Proyección Internacional de Sevilla.

Durante el acto de los X Premios ISA, presentado por la periodista Charo Gutiérrez, socia de ISA, se hará también un reconocimiento especial a los primeros socios de Iniciativa Sevilla Abierta, que en los años 2005 y 2006 pusieron en marcha esta asociación como foro dinámico y plural, abierto a todos los sevillanos -nacidos o no en Sevilla- con voluntad de promover acciones que conduzcan a nuestra modernización colectiva.

 En años anteriores, los Premios ISA, que siempre son uno a la Modernización de Sevilla y otro a la Proyección Internacional de Sevilla (simbolizados por figuras de bronce creadas por la escultora Verónica Hernández), han sido concedidos a pensadores como Emilio Lledó; a científicos como Laura Roa, José María Delgado, Alfonso Gañán y Guillermo Antiñolo; a pioneros en la investigación y desarrollo de las energías renovables, como Valeriano Ruiz; a arquitectos de referencia a nivel internacional como Antonio Cruz y Antonio Ortiz; a profesionales de liderazgo mundial en la creación de alta tecnología, como Pilar Manchón; a artistas como Luis Gordillo, Israel Galván, la Orquesta Barroca de Sevilla, María Pagés y Pedro Hallfter; a gestores culturales como Manuel Llanes y Juana de Aizpuru; a emprendedores en los cambios sociales como los creadores del Evento Blog; y a los artífices en la propuesta cívica de articular una red de carriles bici en Sevilla, desde la Asociación A Contramano.

Premio a Josechu Ferreras y la Feria de la Ciencia de Sevilla

Un grupo de profesores y educadores creó en 2002 la Sociedad Andaluza para la Divulgación de la Ciencia con el fin de contribuir a cambiar la forma de enseñar ciencia, para hacerlo de modo participativo, fomentando mediante la práctica el espíritu cientifico, e gusto por investigar. Y en 2003 organizaron la primera Feria de la Ciencia de Sevilla, con la dirección de Josechu Ferreras, pionero en Andalucía en la educación medioambiental con el modelo de granja escuela (en El Molino de Lecrín y en El Remolino). En la primera edición participaron grupos de 43 centros escolares. El crecimiento ha sido constante, y en la de 2017 han intervenido más de 100 colegios e institutos, cuyos alumnos han interactuado con los 25.000 asistentes al Palacio de Congresos y Exposiciones de Sevilla (Fibes). Miles de familias de Sevilla y provincia llevan a sus hijos para disfrutar y empatizar con una iniciativa fecunda en un ambiente estimulante, y que sintonicen con lo que hacen otros chicos y chicas. Descubren otra Sevilla. En total, han participado activamente en la de 2017 más de 5.000 escolares, 500 profesores, 700 investigadores, en 120 expositores. Además, a lo largo de los años han logrado involucrar a todos los centros científicos de Sevilla y a todas las entidades de implantación local, regional o nacional relacionadas con la creación de conocimiento o con su divulgación. Reforzando así la sociabilidad y la visibilidad de la comunidad científica como parte destacada de nuestra propia sociedad, no es algo exógeno. El éxito de la Feria de la Ciencia de Sevilla, y su modelo, ha servido de estímulo para la creación de certámenes similares en el resto de Andalucía.

Como ejemplo de la vocación científica que está despertando en miles de adolescentes, durante el acto de los X Premios ISA tomarán la palabra alumnos de Bachillerato del Instituto de Educación Secundaria Gustavo Adolfo Bécquer, de Sevilla (enclavado en el barrio de Triana), ganadores del primer premio en la edición 2017 de la Feria de la Ciencia, y que han accedido a la final del certamen nacional Acción Magistral, por su trabajo sobre arquitectura bioclimática y desarrollo sostenible.

Josechu Ferreras (a la izquierda de la imagen), junto con Manuel Luna y Emilio Solís, pusieron en marcha en 2003 la Feria de la Ciencia de Sevilla, ejemplo de cómo aunar la mejora educativa todo el año en más de cien centros escolares con la celebración de un evento de tres días, donde más de 25.000 personas se relacionan con la cultura científica explicada por niños y adolescentes.

Premio Proyección Internacional de Sevilla, a Alberto Rodríguez

En el año 2013, la Asociación Iniciativa Sevilla Abierta organizó el ciclo ‘Sevillanos que derrotan a la crisis con talento’, para dar la palabra a profesionales de la industria, la cultura, la tecnología, la acción social, etc., que podían dar ejemplo, para motivar al conjunto de la ciudadanía, sobre cómo era posible avanzar y prosperar, superando las dificultades de un ambiente muy cargado de pesimismo y resignación. Uno de ellos fue Alberto Rodríguez, que días antes había sido galardonado en los Premios Goya por su película Grupo 7, cine policiaco en la Sevilla previa a la Expo’92.

El cineasta sevillano Alberto Rodríguez, además de sus indudables méritos personales, representa también la calidad artística y profesional que brilla en Sevilla en el sector del cine (guionistas, directores de fotografía, productores, actores, músicos, técnicos,…).

Nacido en Sevilla en 1971, Alberto Rodríguez Librero se aventuró en 1999 en la creación cinematográfica con el cortometraje Bancos, realizado al alimón con Santiago Amodeo, otro estimable cineasta sevillano. Ambos no tuvieron miedo en atreverse a hacer un largometraje, y en 2000 debutaron en el formato cinematográfico por excelencia con El factor Pilgrim. Con muy poco dinero, pero todo el entusiasmo y desparpajo de la juventud, la rodaron entre ocho amigos apasionados por ser profesionales del cine, y la película gustó en el Festival de Cine de San Sebastián, donde recibió una mención en la sección de nuevos realizadores. Ello animó a Alberto Rodríguez a emprender su siguiente largometraje, El traje (2002), que fue presentado en el Festival de Cine de Berlín.

Después de esa etapa, la filmografía de Alberto Rodríguez dio un salto de calidad con 7 Vírgenes (2005), su primer éxito comercial en los cines y no solo de crítica entre los expertos. Afianzarse en el sector le permitió seguir configurando películas con una narrativa ambiciosa, como After (2009). Y el segundo gran salto lo consiguió con Grupo 7 (2012), que obtuvo 16 nominaciones y 2 Premios Goya. Con el guionista Rafael Cobos, el director de fotografía Alex Catalán, el músico Julio de la Rosa, actores como Antonio de la Torre, directores de producción como Manuela Ocón, y productores como Gervasio Iglesias, entre otros profesionales, se estaba aunando mucho talento, y mucha motivación para afrontar retos y seguir creciendo. Así fue posible La Isla Mínima (2014), la gran triunfadora en febrero de 2015 en los Premios Goya, con 17 nominaciones y 10 premios, incluyendo los de mejor película y mejor director.

Un triunfo tan importante le ha dado la oportunidad a Alberto Rodríguez de crear una película de gran envergadura como El hombre de las mil caras, con rodaje en varios países para evocar las andanzas de Francisco Paesa y Luis Roldán, con el trasfondo de uno de los casos de corrupción más escandalosos de la España contemporánea. Y en enero de 2018 se estrenará su primera serie de televisión, La peste, un nuevo reto para él y su equipo, afrontando un filón argumental tan importante, y tan poco abordado, como la Sevilla que era Puerto y Puerta de Indias para vertebrar la época más imperial de la Historia de España.

Música en el acto de los X Premios ISA

Habrá música de cine en una entrega de premios con protagonismo para los creadores sevillanos de buen cine, como es Alberto Rodríguez, integrante destacado de lo que se ha venido en llamar la ‘Generación Cinexin’ en el ambiente cultural de la ciudad. Durante el acto de los Premios ISA cantará el Coro Ars Canendi, de Sevilla, dirigido por José Antonio Basalo Álvarez. Este conjunto polifónico fundado en el año 2002 es muy versátil en su repertorio, hacen música antigua, gospel, pop, canción, etc. En esta ocasión, en el auditorio del Edificio CREA, interpretarán dos de las canciones más emblemáticas de la historia de la música de cine, ambas galardonadas con el Oscar a la mejor canción: Over the rainbow, de la película El mago de Oz (letra de Yip Harburg y música de Harold Arlen), y Moon River, con letra de Johnny Mercer y música de Henry Mancini, de la película Desayuno con diamantes. Quienes tengan más interés por este tipo de repertorio, han de saber que el sábado 2 de diciembre, el Coro Ars Canendi ofrece en Sevilla un concierto monográfico dedicado a la música de cine. Más información en su web.

El Coro Ars Canendi interpretará en el acto de los Premios ISA canciones emblemáticas de la historia del cine.

La violinista italiana Maríarosaria D’Aprile, afincada en Sevilla, pondrá el colofón al acto de los X Premios ISA interpretando el primer movimiento, llamado ‘La Aurora’, de la Sonata nº 5 para violín solo, del compositor belga Eugeni Ysaÿe. D’Aprile ya ha demostrado su talento en el ciclo Noches en los Jardines del Alcázar, así como en conciertos con la Sinfónica de Sevilla o con la Orquesta Barroca de Sevilla. Tiene también un gran nivel como profesora y pedagoga musical, está realizando una notable labor formativa a jóvenes instrumentistas de diversos municipios desde su iniciativa Andalucía Música junto al pianista Tommaso Cogato. Más información en su web:

La violinista italiana Mariarosaria D’Aprile, afincada en Sevilla, actúa en el acto de los X Premios ISA