Desde Iniciativa Sevilla Abierta queremos aplaudir la iniciativa de la ONGD Oxfam Intermón para intentar evitar que con el dinero público haya empresas privadas que ganen contratos y concesiones y de eso hagan negocio a través de paraísos fiscales. Hasta el momento, como informa el periodista Javier Ramajo en esta publicación de Eldiario.es,nueve ciudades andaluzas se han comprometido ya a estar libres de paraísos fiscales”, siendo Sevilla la primera en sumarse a la iniciativa, que también ha sido secundad en ayuntamientos con otra mayoría de gobierno, como es el de Málaga. Además de Granada, que ha sido la última en sumarse, y las ciudades de Ayamonte (Huelva), Jerez de la Frontera y El Puerto de Santa María (en Cádiz), Marbella y Benalmádena (Málaga) y Priego de Córdoba.

No es una cuestión de siglas, ni de derechas o de izquierdas. Existe consenso al considerar que los paraísos fiscales son una de las claves que favorece el agravamiento de la desigualdad en sociedades como la nuestra al no revertir el dinero, ni los beneficios, en la sociedad donde se generan, truncándose la economía circular que es básica para un progreso que se comparta mejor entre todos.

Hasta ahora el balance de la aplicación de esa cláusula, para tenerla en cuenta en la adjudicación de obras y concesiones, es más un gesto de cara a la galería que una medida correctora de los defectos del sistema, por lo que todavía queda camino por hacer para que de las buenas intenciones se pase a los hechos. En ese sentido, el Ayuntamiento hispalense, señala en su información Javier Ramajo, “se comprometió en julio del año pasado a hacer pública la documentación presentada por las empresas que opten a concursos públicos, donde se detalle su presencia en paraísos fiscales, y la cifra de negocios, beneficios e impuestos pagados en cada uno de estos. Asimismo, compartirán con otros municipios y con la ciudadanía la información relativa a las decisiones sobre las empresas que han recibido puntos positivos y las que no, en función de su responsabilidad fiscal”.

La delegada de Igualdad y Juventud, Myriam Díaz, ha defendido que “se está trabajando” en un documento similar al aprobado ya en Málaga a finales de 2016 para incorporarlo de algún modo a su iniciativa de cláusulas sociales en la contratación pública y que, durante este tiempo, “los esfuerzos del equipo de gobierno se han centrado en luchar contra la competencia desleal y evitar discriminación económica para las pequeñas y medianas empresas en la contratación pública”, apunta el periodista.

A nivel nacional, como recoge esta información del Ayuntamiento de Sevilla, Oxfam Intermón ha coincidido en la oportunidad que representa la tramitación parlamentaria de la nueva Ley de Contratación del Sector Público, a la que organizaciones como la Plataforma de Justicia Fiscal, y la propia entidad han propuesto tres enmiendas en esa línea. Esta iniciativa es paralela a la Declaración municipalista de Barcelona que ha suscrito el Ayuntamiento de Sevilla junto con diferentes consistorios del país a favor de una contratación pública sostenible que incorpore aspectos sociales y ambientales a la toma de decisiones, con el objetivo de contribuir a la transformación socioeconómico y la dinamización del tejido productivo local de las pequeñas y medianas empresas.