Desde la Asociación Iniciativa Sevilla Abierta consideramos que la prioridad en el debate político y social de Sevilla y Andalucía ha de ser, antes, durante y después de cualquier campaña electoral, cómo lograr ser una sociedad con mucha más capacidad para generar empresas y empleo. En cantidad y en calidad. Si no mejoramos en eso rápido y a fondo, continuarán existiendo amplias cotas de pobreza y exclusión social. Por eso consideramos doblemente interesante conocer y compartir las propuestas, con mucha fundamentación y conocimiento de la realidad, que ha elaborado la Red Andaluza de Lucha contra la Pobreza y Exclusión Social (EAPN-A). Además de darlas a conocer al conjunto de la población antes de las próximas elecciones autonónicas, se las ha expuesto y entregado a los partidos políticos que ahora tienen representación parlamentaria, instándoles a que las apliquen de modo prioritario, y como obligado cumplimiento.

A través de este enlace se puede descargar el documento con todas las propuestas, en diez ámbitos distintos como son: pobreza y exclusión, renta mínima, vivienda, empleo, género, infancia, fiscalidad, derechos humanos, educación y tercer sector.

El objetivo de presentar este decálogo a las diferentes formaciones es el de “obtener el compromiso de que estas medidas en materia de inclusión social serán tenidas en cuenta para facilitar y orientar la labor de los grupos parlamentarios”, ha señalado el presidente de EAPN-A, Juan Reyes. El texto, que parte de la perspectiva de género, el lenguaje claro, el respeto a la diversidad y la igualdad de oportunidades como principios rectores, es una guía para incidir en la transformación de las políticas públicas, que “deben revertir la situación de las personas vulnerables en Andalucía y hacer que la región avance, mejorando en ciertos indicadores que la sitúan por debajo de la media estatal y europea”, según Reyes.

El primer punto del decálogo está dedicado al riesgo de pobreza y exclusión, respecto al cual EAPN-A demanda un Plan Andaluz Contra la Pobreza que contemple la reducción en 15 puntos de este indicador al final de la legislatura, lo que supondría reducirlo del 37,3% actual (3,1 millones de personas en Andalucía) al 22,3% en 2022 (1,8 millones). Asimismo, se plantea disminuir el porcentaje de personas en situación de pobreza severa, que viven con menos de 355 euros al mes, pasando del actual 9,2% (770.000 personas en Andalucía) al 4,2% (385.000).

La lucha contra la transmisión intergeneracional de la pobreza es el objeto del apartado del decálogo sobre infancia y juventud. Desde la plataforma regional reclaman reducir en un 15% el total de menores en riesgo de pobreza y exclusión en Andalucía, que actualmente asciende a 563.394 (34,8% de la población infantil). Como propuesta también se incluye la dotar de medidas específicas al tramo de la juventud andaluza que se encuentre fuera del sistema educativo para desarrollo y mejora de su cualificación profesional.

En el punto sobre fiscalidad, la EAPN-A solicita establecer medidas que den más peso a los impuestos directos para alcanzar un sistema fiscal progresivo, en el que se aumenten los ingresos procedentes de las rentas más altas para sufragar los gastos de las políticas sociales. Asimismo, se insta a que la gestión tributaria implemente medidas efectivas contra el fraude fiscal, que en 2017 ascendió a 720 millones de euros en Andalucía.

En cuanto al apartado dedicado a la educación, abogan por reducir la tasa de abandono escolar del 23,5% actual al 15% e impulsar las plazas públicas aumentando su dotación frente a los conciertos privados. Asimismo, desde la plataforma se demanda establecer medidas específicas para contrarrestar la segregación escolar y Planes de Centro que persigan el éxito educativo de todo el alumnado en contraposición a las bajas expectativas actuales del profesorado respecto a los colectivos vulnerables.

La rebusca, en los contenedores de basura, de enseres, objetos y alimentos que aprovechar, es una actividad demasiado frecuente en ciudades como Sevilla por parte de personas que no salen de los círculos viciosos de la pobreza y la exclusión.

Las 53 entidades de estas propuestas para luchar contra la pobreza

Adac – Asociación Alef Sevilla – Asociación Aliento – Asociación Almería Acoge – Fundación Solidaridad Amaranta – Federación Andalucía Acoge – Asociación Arca Empleo – Accem – Arrabal AID – Asociación Marroquí para la Integración de inmigrantes – Fundación Atenea – Asociación Ayudemos a un niño – A.E.S Candelaria – Cáritas Regional de Andalucía – Cear (Comisión Española de Ayuda al Refugiado) – Fundación Cepaim – Voluntariado Claver – Codenaf – Colegio Profesional de Trabajo Social de Málaga – Colegio Oficial de Diplomados en Trabajo Social y AA.SS. de Sevilla – Fundación Cruz Blanca – Cuarto Sector – Fundación Proyecto Don Bosco – Proyecto Dos Orillas – Federación Andaluza de Centros Juveniles “El Patio” – Federación Andaluza Enlace – Fams Cocemfe – Feansal – Plena Inclusión – Fundación Secretariado Gitano – Fundación Balia – Médicos del Mundo – Fundación Mornese – Mpdl Almería – Inpavi – Asociación Avance – Once – Asociación Andaluza Proyecto Hombre – Proyecto Hombre Sevilla – Rais Fundación – Asociación de Mujeres Santiago El Mayor – Fundación Sevilla Acoge – Solidarios para el Desarrollo – Crecer con Futuro – Acción contra el hambre – Acpp – Asociación Alternativa Abierta – Asociación Provivienda – Asociación Montaña y Desarrollo, Serranía de Ronda/Coceder – Fundación Prolibertas (Promoción, Liberación y Desarrollo) – Asociación por la Formación Profesional, Integral y Social de la persona – Asociación Progreso y Diversidad –Centro de Iniciativas para la Cooperación Batá.