Reproduzco una parte del discurso del rector de la Universidad de Sevilla, Joaquín Luque, en el acto de investidura como doctor Honoris Causa a Umberto Eco. ” Es cierto que no hemos sido los primeros en reconocer los méritos de nuestro nuevo doctor. Pero en esta ciudad, amable que no lógica, enamorable que no perfecta, es prácticamente imposible ser originales. El cardenal Amigo Vallejo, que hace poco se ha jubilado como Arzobispo de Sevilla, suele recordar lo difícil que resulta ser el primero en Sevilla en cualquier parcela de la vida. Además, en Sevilla el tiempo es un concepto aún más relativo que en el resto del universo, como posiblemente lo sea en el Reino de Redonda, de cuya grandeza nuestro nuevo doctor forma parte. Ser Duque de la Isla del Día de Antes facilita entender que en esta ciudad se paren las manecillas del reloj, a veces en el esplendor poético de la Real Maestranza y, en ocasiones, en la triste mezquindad de la falta de horizontes. Pero sí, admirado Umberto, esta es la ciudad donde el niño de Cernuda, mientras contempla la luna llena de Semana Santa, descubre el tiempo sin tiempo… Reconozco que he soñado que en nuestra ciudad, en esta Sevilla de luces y apagones, donde se paralizan bibliotecas porque algunos no la valoran como bien público, aterrizaban Guillermo de Baskerville y Adso de Melk para desentrañar la resistencia al futuro de una parte de su sociedad. En la Universidad de Sevilla seguimos amando los libros y creyendo en las bibliotecas”.
Para leer el discurso completo del rector, pulse aquí.  (pdf)
Si quiere leer el discurso completo de Umberto Eco, pulse aquí. (pdf)