Es poco conocida en Sevilla pero la Cartuja alberga una de las cinco sedes que el servicio científico de la Comisión Europea, el Centro Común de Investigación,  tiene dispersas por toda Europa. En su sede del edificio EXPO, decenas de matemáticos, economistas e ingenieros se dedican a sustentar, asesorar y testar las políticas que preparan la Comisión Europea y otras instituciones de la UE.  Pero ¿qué es eso de sustentar políticas europeas?

La Unión Europea se antoja, para un amplio espectro de la población, como una institución difusa en la que un conjunto de organismos ubicados en Europa Central trabajan para mantener la cohesión entre los países miembros. Las decisiones y proyectos que se debaten en la Unión Europea -desde qué impacto tendrá el cambio climático hasta la protección y privacidad de los usuarios que navegan en la red- influyen en la vida diaria del ciudadano de a pie. Sin embargo, un elevado porcentaje de los europeos desconoce el amplio camino que recorre un borrador para convertirse en ley.

En este sendero participan tres instituciones. La primera es el Parlamento, que representa a la ciudadanía, y que junto al Consejo Europeo, encargado de representar a los gobiernos, co-deciden la viabilidad de todas las propuestas que se toman a nivel europeo. El tercer órgano es la Comisión, cuya responsabilidad reside en hacer propuestas a ambas instituciones.

La Comisión no realiza dichas propuestas a la ligera, desde hace años se desarrolla un análisis de impacto de las mismas, es decir, se estudia cómo podría mejorarse una legislación o cuáles serían las consecuencias (para los 28 países miembros) si no se hiciese nada.

Los encargados de realizar estos estudios son los científicos que trabajan en el Centro Común de Investigación de la Comisión Europea, en inglés Joint Research Centre (JRC), en sus seis sedes ubicadas en Geel y Bruselas (Bélgica), Ispra (Italia), Karlsruhe (Alemania), Petten (Holanda) y Sevilla.

Sede de la JRC en el edificio ExpoBuilding de la Cartuja

Sede de la JRC en el edificio ExpoBuilding de la Cartuja

Más de 20 años dedicados a la investigación independiente

Los cerca de 280 expertos, de hasta 30 nacionalidades diferentes, que trabajan en el JRC de Sevilla  https://youtu.be/SomU8RdJWcY realizan labores de asesoramiento técnico e investigaciones que sustentan las decisiones que, posteriormente, marcarán el devenir económico y político europeo. Estos ingenieros, juristas, economistas, biólogos o matemáticos, que trabajan en la Cartuja desde el año 1994, hacen también la labor de analizar qué consecuencias tendrán determinados escenarios para los países y, por tanto, para sus ciudadanos.

“Somos el cuerpo científico-técnico que da apoyo para la toma de decisiones. Sin entrar a recomendar ninguna opción, analizamos los problemas que la Comisión nos sugiere”, explica Ramón Compañó, doctor en física y coordinador del programa científico de la sede sevillana del JRC. Además incide en que las áreas que se tratan en la capital andaluza acogen los campos relacionados con la Innovación y el Crecimiento. Dos campos que abarcan materias que recorren el análisis de políticas fiscales, la especialización inteligentela economía conductual, la investigación y desarrollo de proyectos industriales, producción y consumo sostenible, el análisis de economías regionales o la economía digital.