Hoy publica El Correo de Andalucía que “la incorporación de siete municipios más al billete único del Consorcio de Transportes del área metropolitana obligará a cambiar el nombre de hasta 13 líneas de autobús de la aglomeración urbana. Será desde el 1 de agosto con la incorporación de nuevas rutas”.
Sin embargo, todavía no hay una inicitiva concreta que permita unir por autobús los pueblos de la corona del Aljarafe con algunas de las estaciones de la línea de metro actual. Sí se actuó diligentemente cuando se abrió el Hospital de Bormujos y, hoy, con más o menos cadencia y calidad, cualquier persona residente en el Aljarafe tiene garantizado tranporte público al Hospital. No así para el Metro ni nadie parece tenerlo en cuenta. No se entiende, la verdad. Ya es hora de que los alcaldes, la Diputación y la Junta dejen de propiciar las islas de poder y la influencia parcial en los órganos de decisión supramunicipales.