Seguimos completando la sección “Los socios hablan“, donde recabamos testimonios de socios de Iniciativa Sevilla Abierta en los que nos descubren por qué se convirtieron en integrantes de la asociación y cuáles son sus aspiraciones como miembros. Hoy es el turno de Luis Miguel Martínez, Consejero Delegado del Hotel Bécquer, quien, además de formar parte de ISA, la apoya cediendo parte de sus instalaciones para las reuniones periódicas.

hotelbecquer-recepcion_mini

Según cuenta el propio Martínez, “el apoyo del Hotel Bécquer a ISA lo entendemos como reconocimiento a la muy interesante labor que la Asociación viene realizando desde su fundación como elemento aglutinador y dinamizador de las inquietudes de los sevillanos para conseguir una ciudad más abierta y dinámica. Al mismo tiempo existe una inquietud mutua entre ISA y el Hotel Bécquer: la innovación como epicentro del progreso y como factor diferenciador que aporta valor a la marca Sevilla“.

En el plano personal, Luis Miguel Martínez nació “en 1956 en Sevilla, justo en la Plaza Nueva“, donde en aquella época su familia regentaba el Hotel Cécil Oriente: “Crecí entre los pasillos del Hotel y los naranjos de la propia Plaza. Mis padres acertaron al enviarme al Colegio Alemán, centro mixto y muy avanzado para los años sesenta. Cursé los estudios de Turismo y después de hacer prácticas en el extranjero me metí de lleno a trabajar en el Hotel Bécquer. Desde entonces trabajo en dicho establecimiento, habiendo pasado por los puestos de Recepcionista, Interventor, Subdirector, Director y actualmente Consejero Delegado. Mis ilusiones y sueños, junto a mi afán de superación, los reflejo día a día en el puesto de trabajo dedicándome en cuerpo y alma a este emblemático establecimiento, colocando como filosofía de empresa la mejora continua en todas y cada de las acciones que llevamos a cabo, así como intentando darle una proyección social a mi empresa que aporte un granito de arena hacia la consecución de un mundo mejor. El enfoque hacia el cliente nos permite mejorar, escuchándolo y ofreciéndole aquello que demanda en cada momento. Hay pocos sectores que puedan presumir de trabajar con personas y para personas, en el sector turístico hotelero esto se da y en el Hotel Bécquer intentamos que todos los días nuestros huéspedes se marchen aún más felices de lo que llegaron. Esa es también la esencia de nuestra razón de ser“.