El año pasado destacamos en la web de Iniciativa Sevilla Abierta la creatividad, la participación vecinal y la descentralización como claves para un relato de la Navidad que se propuso construir en la ciudad con luz y cultura de manera colectiva, para iluminar los espacios públicos a través de la participación de más de 800 personas entre artistas, entidades del sector cultural, asociaciones y colectivos de vecinos. Dichas claves, que fueron la base de la iniciativa Alumbra Sevilla del Ayuntamiento, se repetirán en este 2016-17. De momento, y a la espera de que se anuncie el programa completo de Alumbra, ya se conoce el desarrollo de Luces de barrio, un proyecto promovido por el ICAS y comisariado por Nomad Garden dentro de esta campaña navideña del Ayuntamiento.

Su objetivo es el de iluminar lugares urbanos ejemplares que, cuidados y cultivados por colectivos cívicos, encarnen el vínculo que desde antaño se establece entre la sociedad, la naturaleza y los ciclos durante la Navidad. Si en la primera edición se seleccionaron una serie de situaciones urbanas heterogéneas, entre las cuales se encontraba el huerto de Miraflores, esta segunda edición se concentra precisamente en la realidad de huertos urbanos de la ciudad, auténticos laboratorios donde se ensayan nuevas formas de relación entre los individuos, la comunidad y las instituciones.

Se han elegido seis, de entre los múltiples casos existentes, que representan la diversidad de estas organizaciones: San Jerónimo, Alcosa, Rey Moro, Vega de Triana, Instituto Romero Murube y Hacienda San Antonio. Son lugares generados por la experiencia cotidiana de colectivos, en muchas ocasiones minoritarios, que no encuentran en otros lugares el espacio para expresar sus potencias pero que aquí demuestran su utilidad y su capacidad para proponer un paisaje propio, vivo, común.

Con el objetivo de aprender de estos espacios y transmitir el relato de estos colectivos, su compromiso, sus alianzas y sus buenas nuevas, se contará este año con una serie de equipos creativos de la ciudad como Lugadero, la cooperativa WWB, Darío Mateo acompañado de la comunidad del huerto del Rey Moro, María M. Cabeza de Vaca y Fran Perez Román, Luca Stasi con Begoña Almenar y Motoreta junto a Mal, además de la colaboración de El Mandaito en tareas de producción, del Fablab para el diseño y fabricación digital y de Surnames para difundir la luz de estas iniciativas a través de un relato transmedia.

Desde Luces de Barrio se invita a “crear y construir juntos”, animando a participar en los talleres, eventos, actividades o reflexiones que se irán publicando en su plataforma digital, que además presenta un muro colaborativo construido a través de todas las publicaciones en redes sociales que se acompañen del hashtag #lucesdebarrio16, y sobre todo a participar de esa otra plataforma real que son los huertos de Sevilla.

Recordamos con el siguiente vídeo las actividades realizadas dentro de Alumbra Sevilla, el pasado año, en el Huerto de Miraflores: