Un elenco muy importante y variado de personalidades de la ciencia, la investigación y la universidad han elaborado y suscrito un manifiesto que insiste en la urgencia de intensificar el esfuerzo en I+D para cambiar el modelo productivo de Andalucía. Entre los prestigiosos científicos firmantes del texto podemos encontrar asocios fundadores de ISA como José María Delgado y José López Barneo. Lo reproducimos íntegramente, a continuación, con el fin de que lo conozcan los ciudadanos:

MANIFIESTO DE INVESTIGADORES ANDALUCES
A favor de la inversión en Investigación + Desarrollo + Innovación (I+D+i)

Es imprescindible y urgente intensificar el esfuerzo en I+D para cambiar el modelo productivo de Andalucía.

La construcción, el turismo y, en menor medida, la agroalimentación son en la actualidad los tres pilares de la economía andaluza. Para incrementar nuestro bienestar presente y ganar el futuro es necesario orientar el actual modelo productivo hacia otro técnicamente más avanzado, equiparable al de otras comunidades autónomas y países de nuestro entorno. Para alcanzar este objetivo resulta imprescindible elevar la competencia y la competitividad de la innovación científica y tecnológica andaluza.

En Andalucía hemos disfrutado de precedentes positivos, en el pasado reciente y no tan reciente, de un apoyo decidido a la I+D, hasta el punto de que el primer Plan Andaluz de Investigación, PAI (1987-04), fue durante muchos años la envidia de numerosas comunidades autónomas y, junto con el Plan Director de Desarrollo Tecnológico (2000-04) Pladit y su fusión en el último Paidi 2004-12, contribuyeron sobremanera a acortar la brecha entre la investigación de Andalucía y la más avanzada de España.

Este apoyo se ha frenado de manera alarmante en los últimos 7 años, posiblemente a consecuencia de la crisis económica, pero es obligado resaltar que no ha sucedido lo mismo, o al menos no en tal magnitud, en otras comunidades autónomas, ni tampoco en los países más avanzados. La inversión actual de Andalucía en I+D (1,04% del PIB) está por debajo de la media española (1,25) y es solo la mitad de la de Euskadi (2,02) y bastante menor que en Cataluña (1,59), por no hablar de los países más desarrollados.

Todos los partidos políticos coinciden en este análisis y todos concluyen que la I+D debe ser una prioridad absoluta y urgente para Andalucía. Pero posiblemente no son conscientes de que este esfuerzo debe concretarse en acción conjunta de planificación, programación, coordinación y gestión. Además, siendo todo eso necesario, no es suficiente. Para tener éxito es imprescindible un apoyo Institucional decidido, continuo y estable en el tiempo, una incorporación preferente de científicos jóvenes y una gestión sabia y ágil del Sistema Andaluz del Conocimiento.

Esta declaración quiere ser una señal de alarma a la ciudadanía, a nuestro Gobierno autonómico y todas las organizaciones políticas y socioeconómicas, sobre la necesidad de intensificar las acciones a favor de la investigación científica y técnica, fijando prioridades y objetivos a medio y largo plazo, e incrementando de forma significativa los niveles presentes de financiación de las actividades de generación de conocimiento, transferencia y que se agilice de manera adecuada la gestión y seguimiento de las mismas.

Acaba de ser aprobado en el último Consejo de Gobierno el nuevo Paidi 2020, pero esto no es suficiente ya que, tras su publicación, se deben redactar de forma urgente los reglamentos sectoriales e iniciar su puesta en marcha. Consideramos pues, indispensable y urgente el inmediato desarrollo de reglamento, decretos y convocatorias que hagan realidad su inversión. Cada día que transcurre aumenta nuestro retraso frente a nuestros competidores. Nuestra economía es frágil y debemos estar preparados para afrontar la siguiente crisis con mejores herramientas que las que tuvimos en 2008.

* Firman este manifiesto, por orden alfabético:

1) Premios de Investigación de Andalucía en distintas modalidades y años: Enrique Aguilar Benítez de Lugo, Andrés Aguilera López, Javier Aracil Santonja, Ana Isabel Becerro Nieto, Adán Cabello Quintero, Ernesto Carmona Guzmán, Juan Casado Cordón, Bartolomé Clavero Salvador, Alejandro Conde Amiano, José María Delgado García, Jaime Domínguez Abascal, Jose Antonio Domínguez Machuca, Arturo Domínguez Rodríguez, Elías Fereres Castiel, José Jesús Fernández Rodríguez, Joan Font Fábregas, José María Franco Gómez, José María Franco Gómez, Tamara Carmen García Barrera, Juan Manuel García-Ruiz, Antonio Gómez Expósito, Emilio Gómez González, Manuel González Jiménez, M. Carmen Hermosin Gaviño, Pilar León-Castro Alonso, José López Barneo, Rafael López Guzmán, Antonio Malpica Cuello, José María Marinas Rubio, Pedro L. Mateo Alarcón, Pedro Pablo Medina Vico, Fernando Molina González, Isidoro Moreno Navarro, Antonio Narbona Jiménez, José Olivares Pascual, Francisco B. Ortega Porcel, Federico París Carballo, Francisco Pérez Jiménez, Luis Rallo Romero, Luis Rico Romero, Eduardo Ros Vidal, Arturo Ruiz Rodríguez, Bartolomé Miguel Simonet Suau, Manuel Tena Sempere, Miguel Valcárcel Cases y Antonio Villar Notario.

2) Medallas de Andaluces distinguidos: Elena González Rey, Fernando Hiraldo Cano, Ginés Morata Pérez y Enriqueta Vila Vilar.

Compartimos también dos informaciones publicadas en Diario de Sevilla y en El Mundo que aportan contexto a este tema, para otorgar pleno conocimiento a la ciudadanía de la relevancia y sentido de este manifiesto, y además incluyen declaraciones de algunos firmantes.

Pie de foto: La presidenta del Gobierno andaluz, junto al consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano (antes rector de la Universidad de Sevilla) y junto al rector de la Universidad Pablo de Olavide, Vicente Guzmán, en el acto de apertura del curso universitario 2015-16.