Ante la manipuladora y demagógica campaña del lince, promovida por la Conferencia Episcopal Española, el Colectivo a favor de un Estado Laico, manifiesta que:

SE TRATA DE:

  • UNA PUBLICIDAD ENGAÑOSA: Porque un embrión no es una niña ni un niño; un feto, tampoco.
  • UNA CAMPAÑA POLÍTICO-IDEOLÓGICA: Porque pretende desactivar el ejercicio de un derecho conseguido democráticamente, y combatir una reforma propuesta por el actual Gobierno socialista.
  • UNA HIPOCRESÍA: Porque la jerarquía de la Iglesia Católica sólo parece mostrar intéres por la vida intrauterina o en estado comatoso. ¿Por qué no se opone a las guerras o a la pena de muerte con el mismo empeño? ¿Por qué no condena con igual virulencia la violación y la prostitución, causas de muchos embarazos no deseados?
  • UNA MANIPULACIÓN: Porque en la actualidad no se debate sobre aborto sí o no, sino sobre una reforma de la legislación ya existente. Porque sustituyen la imagen de un embrión o de un feto por la de una criatura a punto de empezar a caminar.
  • UNA DEMAGOGIA: Porque se deslegitima una anterior campaña dirigida a proteger al lince ibérico, la especie felina más amenazada del planeta, en lugar de defender la riqueza de la biodiversidad.
  • UNA IRRESPONSABILIDAD VERGONZOSA: Porque los verdaderos peligros de extinción de la humanidad podrían ser la superpoblación o la plaga del sida, a las que la Iglesia Católica contribuye, prohibiendo cualquier tipo de anticonceptivos, así como el uso del preservativo.
  • UN DISPENDIO ECONÓMICO: Porque es incomprensible cómo, frente a tantas necesidades sociales y en plena crisis económica, la jerarquía católica destina una ingente cantidad de dinero a esta demagógica campaña.
  • UN PELIGRO SOCIAL: Porque se pretende manipular y politizar manifestaciones de la cultura popular, como la Semana Santa o la romería del Rocío, por intereses ideológicos.

POR TODO ELLO, EXIGIMOS:

  • MÁS FORMACIÓN sexual y emocional para la juventud a fin de evitar el mayor número de embarazos no deseados y, por tanto, de abortos.
    EL DERECHO a decidir sobre el propio proyecto vital y la salud física y psíquica por parte de los sujetos, sean mujeres o varones.
    EL DEBER de la clase médica a cumplir la ley en la Seguridad Social (salvo objeción fundada).
    LA CONSIDERACIÓN DE LA MATERNIDAD, no como un destino biológico, sino como una opción libre y gozosa de las mujeres. De ahí que un Estado de Derecho deba apoyar por igual la opción de ser madre como de no serlo, facilitando ayudas para ambas elecciones.
    LA TRANSPARENCIA económica por parte de la Conferencia Episcopal, dando cuentas del origen de los fondos utilizados para financiar esta campaña.
    QUE EL ESTADO deje de financiar con el dinero recaudado por la Hacienda Pública a una iglesia que ataca los derechos democráticos.
    LA RETIRADA inmediata de la campaña de la Conferencia Episcopal.

CONCLUSIÓN:
Estamos a favor de la maternidad libre, por lo que apoyamos una Ley democrática y justa que despenalice la interrupción voluntaria del embarazo.
Adhesiones personales y de grupo a:
colectivo.laico@yahoo.es
(Incluir nombre, apellidos, DNI)