Tras dar comienzo los trabajos de rehabilitación emprendidos por el Ayuntamiento, la Gerencia de Urbanismo ha querido dar a conocer los detalles de este proyecto para la Fábrica de Artillería a través de una exposición en el vestíbulo principal de la entrada, que se podrá visitar hasta el próximo 12 de abril. Una serie de paneles expositivos y de audiovisuales nos permitirá conocer, además de las actuaciones de restauración, tanto las ya ejecutadas como las previstas, también la evolución histórica del edificio, rescatando en el proceso imágenes de interés.

Con esta exposición se quiere destacar el papel que tuvo la Fábrica como fundición de bronce, especialmente de campanas y cañones, y su condición de Bien de Interés Cultural, con la categoría de monumento. En estos mismos días se abrirá al público, durante los días de la muestra, la calle central que discurre por el interior del inmueble y conecta las calles de Eduardo Dato y San Bernardo, un viario interior restaurado que será transitable, permitiendo de este modo que se conozca por la ciudadanía.

La Real Fábrica de Artillería de Sevilla ha sido testigo singular de la evolución industrial de la ciudad a lo largo de más de cuatro siglos, y en su historia destaca, por ejemplo, por haber sido el lugar donde se fundieron las campanas de la Giralda. La singularidad del edificio también se manifiesta en la magnitud del mismo, de 22.000 m2 de superficie, y en su riqueza arquitectónica. Desocupado y sin uso en la actualidad, es objeto de una serie de proyectos, estudios y medidas encaminados a su mejora y su recuperación como Equipamiento Público.

Imagen: Gerencia de Urbanismo.