Compartimos datos del alarmante informe que ha presentado Comisiones Obreras sobre la coyuntura socioeconómico en Sevilla y provincia, elaborado con datos oficiales. Según lo que se deduce del mismo, la precariedad es altísima y grandes segmentos de población no van a salir de una situación de pobreza estructural.

A continuación se puede leer el comunicado publicado por Alfonso Vidán, secretario general de CCOO de Sevilla, que ha realizado una radiografía de la provincia de Sevilla desde el punto de vista laboral y socioeconómico:

Vidán: “A este ritmo de creación de empleo no saldremos de la crisis, como mínimo, hasta dentro de siete años”

Vidán ha asegurado que “el pasado curso fue un año perdido con respecto al empleo”. Para el sindicalista “las administraciones no han hecho lo necesario para que la situación mejorara y nos encontramos con una leve bajada del paro que no puede esconder los enormes problemas de desprotección, precariedad laboral, contratos temporales y a tiempo parcial y salarios de miseria que se han hecho tan frecuentes para los sevillanos y sevillanas”.

El nuevo curso arranca en Sevilla con datos pésimos desde el punto de vista laboral y socioeconómico. Esto se desprende del informe de “Coyuntura socioeconómica de la provincia de Sevilla” que ha presentado el secretario general de CCOO de Sevilla, Alfonso Vidán.

El sindicalista ha señalado que “el paro, con 251.000 personas, sigue siendo el principal problema de la provincia para CCOO de Sevilla, a pesar de la bajada en 28.200 personas respecto de la EPA del 2º trimestre de 2015″. Según Vidán, esta leve bajada del paro que no puede esconder los enormes problemas de desprotección, precariedad laboral, contratos temporales y a tiempo parcial y salarios de miseria que se han hecho tan frecuentes para los sevillanos y sevillanas”.

Y es que, según el secretario general de CCOO de Sevilla “en el mejor de los casos, manteniéndose este ritmo de creación de empleo serían necesarios al menos siete años más para recuperar las cifras de antes de la crisis. Por tanto, en materia de desempleo y protección, los mensajes del Gobierno y de la Junta de Andalucía de optimismo por la bajada del paro y la mejora de la economía, no tienen traducción ni se corresponden la realidad sevillana”.

Tan desoladora es la situación en términos cuantitativos como cualitativos. De los 63.928 contratos temporales que se han celebrado en agosto en la provincia, 21.473 (el 33,59%) son a tiempo parcial y 15.762 son de menos de siete días. Además, de los 720.460 asalariados que, según la Agencia Tributaria había en la Provincia en 2014, 326.242 (el 44¿8%) está por debajo del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), es decir por debajo de los 6.646 euros al año.

Ante esta realidad, Vidán es tajante: “la creación de empleo con la que la Junta de Andalucía y el Estado se llenan la boca es extremadamente precaria. La inmensa mayoría de la contratación es temporal y los salarios de auténtica miseria. Los únicos beneficiados de esta situación son los empresarios, no los trabajadores que están viendo como su nivel de vida retrocede décadas de un plumazo. ¿De verdad este es el camino que interesa a nuestras administraciones?”.

Los jóvenes y las mujeres, muy afectados
En Sevilla, la tasa de paro se sitúa en el 39,24% para los menores de 25 años, 16 puntos por encima de la tasa de paro media. Respecto al año pasado esta brecha de paro juvenil ha crecido un 5%. El salario medio de este grupo de edad es de 4.511 euros al año y de 11.610 en el tramo de 26 a 35 años. Solo 2 de cada 10 jóvenes han podido emanciparse el año pasado.

Para Alfonso Vidán, “es inaceptable lo que está ocurriendo con nuestros jóvenes. Mandar al paro o al extranjero a la generación mejor preparada de nuestra historia es un suicidio como sociedad que nos pasará factura. Los planes de empleo que hemos tenido hasta ahora son tremendamente insuficientes y manifiestamente mejorables. Falta que las instituciones trabajen, de verdad, en solucionar este problema”.

Las mujeres también viven día a día situaciones de tremenda desigualdad. La tasa de paro femenina ha sido en agosto de 2016 9,25 puntos superior a la de los hombres. La tasa de temporalidad es casi un 20% superior y la diferencia en el salario es de 4.550 euros al año menos que el salario de los hombres.

Según Vidán, “la situación de desigualdad que siguen sufriendo las mujeres en el trabajo día a día debe ser atajada cuanto antes. Cobran mucho menos que los hombres y su tasa de paro es muy superior. Sobran declaraciones y faltan políticas reales de igualdad”.

Menos prestaciones y más accidentes laborales
La situación también es de extrema gravedad para los 111.137 sevillanos y sevillanas (el 49% de las personas paradas en Sevilla) que ya no cobran ningún tipo de prestación. Vidán ha calificado este dato como “una vergüenza” porque “mientras estas 111.137 personas tienen que mantenerse de la caridad o las redes familiares ni el Estado ni la Junta de Andalucía tienen la decencia de llevar a debate la ILP que presentamos los Sindicatos. Estas personas están en una situación límite y los políticos deberían dedicarse a solucionar estos problemas reales”.

Otro tema muy preocupante para CCOO de Sevilla en este inicio del curso es el de los accidentes laborales. Y es que 11 personas han perdido la vida en este primer semestre en Sevilla, que ya se sitúa entre las 10 provincias de España con más accidentes laborales. En conjunto los accidentes laborales han crecido un 4% respecto al mismo periodo de 2015 (9.879). Aumentan en un 22% los accidentes graves y un 2% los accidentes in itinere. “Es escandaloso que los trabajadores y trabajadoras estén muriendo en sus puestos de trabajo en España y no pase nada. Absolutamente nada. Ni las administraciones muevan un dedo ni se obliga a los empresarios a cumplir con la seguridad pertinente”.

Las alternativas de CCOO
“Ante esta situación CCOO no puede quedarse como simple notaria de la realidad”, ha señalado Vidán. “A los partidos políticos presentes en el Parlamento Español o que concurran a las posibles Elecciones Generales del mes de diciembre les exigimos que aborden de manera urgente la subida del SMI, potencien la Negociación Colectiva Sectorial y retiren la Reforma Laboral que tanto daño ha hecho a la clase trabajadora y a la sociedad española. Además, reivindicamos ante la Junta de Andalucía y el Gobierno de España la puesta en marcha de la Renta Básica y exigimos un Plan de Empleo que se traduzca en soluciones para ese 30% de la población activa que está en paro”.

Balance del Gobierno Municipal
Consumido un tercio del mandato de Juan Espadas como Alcalde de Sevilla “ya ha pasado el tiempo suficiente para poder realizar un balance”. Según Alfonso Vidán “el Gobierno Municipal no está respondiendo a las expectativas que generó ni a las necesidades de una ciudad que se encuentra en una grave situación. Sevilla carece todavía hoy de un proyecto compartido de ciudad”.
“No negamos ni mucho menos que se hayan producido avances, cosa que valoramos, pero lo realizado es claramente insuficiente, y en muchos casos manifiestamente mejorable”, asegura el secretario general de CCOO de Sevilla.

Según Vidán, “nuestra mayor preocupación es el paro y constatamos la inexistencia de iniciativas encaminadas a la reindustrialización. No hay espacios de participación e intervención sindical y empresarial en la materia”.

En cuanto a las políticas sociales Vidán lamenta que “continúan orientándose, con escasas variaciones, como beneficencia y no como derechos de la ciudadanía, por lo que entiende que es necesario reforzar los dispositivos públicos destinados a los servicios sociales”.

En este enlace, se puede descargar completo el informe hecho público por CCOO. Y a continuación, también nos parece interesante añadir el análisis publicado sobre este tema por el periodista Manuel Jesús Florencio en Viva Sevilla y la web de Andalucía Información:

Uno de cada tres sevillanos no gana ni 5€ al día

En paro hay 90.000 sevillanos menos con un empleo remunerado que al inicio de la crisis. Sólo 9.346 personas en toda la provincia cobran más de 60.000 euros anuales.
M. J. FLORENCIO, 19/09/2016 18:04

Tener un trabajo remunerado no garantiza salir de la pobreza, al menos en Sevilla y su provincia, ya que conforme al criterio estadístico vigente en Europa el 56,21% de los asalariados sevillanos gana anualmente menos que la cantidad que técnicamente separa a los pobres de quienes no lo son, según revela el informe “Coyuntura socioeconómica de la provincia de Sevilla”, presentado el pasado fin de semana por el secretario provincial de CCOO, Alfonso Vidán.

La Oficina Estadística de la Unión Europea, el Eurostat, fija el umbral de la pobreza en el 60% de la mediana de los ingresos por unidad de consumo de las personas. El dato varía cada año porque depende del conjunto de los ingresos de la población. Así, el umbral de la pobreza para un hogar compuesto por dos adultos y dos niños se fijó en 18.402 euros/anuales en el año 2009, pero en 2013, en plena crisis económica, se rebajó a 16.719 euros, con lo cual quien siguiera ganando los citados 18.402 euros podía verse paradójicamente calificado como pobre en 2009 pero no un cuatrienio después. En el caso de los hogares unipersonales, el umbral de la pobreza se situó en 8.900 euros/año en 2009 y en 8.100 cuatro años más tarde.

CCOO, en el capítulo sobre salarios en la provincia de Sevilla dentro de su informe, ha tomado como referencia los datos de 2014, últimos facilitados por la Agencia Tributaria española. La estadística es desoladora desde todos los puntos de vista.

Se pone de manifiesto que desde el estallido de la crisis (2008) hasta 2014 el número de sevillanos que trabajaban y cobraban un sueldo que llevar a casa a fin de mes pasó de 819.309 a 729.460, es decir 89.849 menos.

Salario mínimo
En 2014, el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) vigente era de 645,3 euros mensuales, lo que debía suponer 7.743 euros al año. La central sindical ha ido poniendo las rentas del trabajo declaradas por los sevillanos en relación con el SMI para comprobar en qué proporción están por debajo, lo igualan o lo superan.

El ejercicio comparativo demuestra que 227.235 trabajadores sevillanos (el 31,15% del total de asalariados) percibían un salario medio anual de tan sólo 1.778 euros, por lo que debían vivir, tanto si su hogar era unipersonal como si respondía al modelo de familia con dos hijos, con 4,87 euros al día. Esos 1.778 euros anuales equivalentes eran menos de la cuarta parte de lo que habría supuesto cobrar el SMI en el conjunto del año: 7.743 euros.

A ese número de asalariados habría que sumar otros 99.007 que cobraban anualmente menos que el global del SMI por entonces, con una media de 6.644 euros (el SMI tampoco es que haya subido en exceso, ya que ha pasado de 645,3 euros/mes en 2014 a 648,6 en 2015 y a 655,20 en el actual año 2016).

Por tanto, casi la mitad de los trabajadores activos de Sevilla y su provincia (326.242, que suponen el 44,72%) perciben un sueldo inferior al SMI, tanto si se toma como referencia el de 2014 como el ahora vigente.

Y si la referencia es el indicador de pobreza europeo del Eurostat, fijado en 16.179 euros para el año 2013, habría 410.070 asalariados sevillanos por debajo del umbral de pobreza porque percibían hasta un máximo, en el mejor de los casos, de 15.737 euros/año. Este número supone el 56,21% de los asalariados. Dicho de otro modo, el trabajo remunerado sólo le garantiza salir de la pobreza al 44% de los sevillanos, menos de la mitad de los que trabajan.

En el lado contrario, en el vértice de la pirámide, hay 27.639 sevillanos que cobran más de 53.000 euros al año (entre cinco y siete veces y media el SMI); 6.387 que ganan más de 76.000 euros/año, y no llegan a 3.000 (2.959) los que superan los 143.000 euros (más de diez veces el Salario Mínimo Interprofesional para el conjunto del ejercicio).

En la imagen superior, Alfonso Vidán, secretario general de CCOO de Sevilla.