Para conocer la realidad de Sevilla y obtener un retrato fidedigno de sus habitantes (cuántos son, dónde viven, etc…) es muy importante partir de los datos y la evolución demográfica de la ciudad. Este análisis es el que realiza el periodista Iñaki Alonso en este interesante informe publicado en El Correo de Andalucía sobre datos de del Servicio de Estadística del Ayuntamiento y que señala el estancamiento de la población.

Así, tal y como señala, “la capital no remonta en población, con una sangría demográfica que ya no es circunstancial sino que es endémica, a la vista de los cinco años seguidos de pérdidas”, aunque, apunta, “el último año se ralentizó el ritmo”.

Si analizamos las cifras desde 2012, se contabilizan más de 7.675 sevillanos menos y, por distritos, sólo crece con fuerza el Distrito Este, como se puede observar en el cuadro adjunto. “El plus que ostenta como zona natural de expansión de la ciudad –en especial, en Sevilla Este– ha propiciado que, mientras en el resto de la ciudad afloren datos negativos, aquí crezca casi al ritmo de los años mejores del boom inmobiliario. No en vano, desde 2012, han pasado de 99.971 a 104.208 sevillanos. 4.237 personas más”, desvela el periodista.

Pero, como resalta Alonso, “más allá de detectar las bolsas, los datos permiten analizar los barrios más atractivos o, al menos, los que han conseguido captar a más habitantes. En ese sentido, destaca sobremanera el incremento de población de barrios como San Bernardo, que en el último año experimentó una subida superior al 6 por ciento: 207 habitantes más en un año, casi 400 desde 2012”.

FOTO: El correo