“Lograr la transformación de Sevilla para, en lugar de ser la capital europea del calor, alcanzar la denominación como capital verde europea”. Ésa es la intención y el ambicioso objetivo de la Red Sevilla por el Clima, un grupo de personas que están poniendo todo su empeño en hacer de nuestra ciudad un ejemplo de lucha contra el cambio climático y a favor de mejorar la calidad de vida de toda la población.

Su puesta en marcha ha impulsado al actual equipo de gobierno del Ayuntamiento de Sevilla a darse prisa para presentar la candidatura de Sevilla a la capitalidad verde europea en 2019, una pugna en la que deberá competir con otras catorce ciudades como Lisboa u Oslo, y que se dirimirá en abril de 2017.

La Red Sevilla por el Clima, cuyo coordinador es Francisco Oñate, propone que el cambio de modelo de ciudad debe pasar por la implicación de toda la ciudadanía y el desarrollo de cuatro grandes bloques de trabajo: aumento del número de zonas verdes instalando vegetación en fachadas, muros y zonas baldías, la reducción de la emisiones de CO2 apostando por medios de transporte alternativos al coche privado y reduciendo en un 40% su uso, una auténtica revolución en la apuesta por energías sostenibles (resulta alarmante que una veintena de centros escolares locales cuenten con instalaciones de autoconsumo a través de placas solares que jamás han sido conectadas) y quizá el punto más importante, la educación de la ciudadanía.

Para más información, animamos a ver todo lo que han dado a conocer en su presentación.