En toda Europa se celebra del 16 al 23 de septiembre la Semana Europea de la Movilidad, que en 2018 tiene el lema ‘Combina y Muévete’, para aludir a la necesidad de incrementar la intermodalidad en muchos más desplazamientos urbanos y metropolitanos, combinando transporte público (Metro, trenes de cercanías, autobuses, servicios de bicis o motos eléctricas compartidas) y peatonalización. En Sevilla, la mayor parte de las actividades tienen lugar del jueves 20 al sábado 22. Aquí aportamos un enlace directo al programa de la Semana en Sevilla, para aprovechar sus actividades, las hay tanto lúdicas para todas las edades como técnicas para profesionales.

Una de las más interesantes es el Encuentro ‘Una Movilidad para Todos’ que se celebra el jueves 20, de 9:00 a 18:00 en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Sevilla. La inscripción es gratuita. Intervienen, entre otros, expertos de Sevilla en movilidad, como Manuel Calvo, Julián Sastre, David Calvo y Cinta Romero; el director general de Metro de Sevilla, Jorge Maroto; y un consultor internacional como Rainer Uphoff para enriquecer la perspectiva sobre la experiencia del ciudadano como cliente de la movilidad. También se ha reservado tiempo para que representantes de entidades sociales de Sevilla tomen la palabra.

Por lo tanto, la Semana Europa de la Movilidad es un momento oportuno para conocer innovaciones, participar en acciones y debatir en Sevilla sobre uno de los grandes problemas de nuestro tiempo: erradicar la contaminación ambiental en las aglomeraciones urbanas. Es una de las principales causas de mortalidad, por la contaminación que respiramos. Y una de sus principales fuentes de emisión es el tráfico de coches que funcionan con combustible.  Todas las estaciones de medición del aire en Sevilla y su área metropolitana, menos una, señalan que se superan los límites recomendados, y la peor es la del centro de la ciudad.

Oferta al Ayuntamiento: colaborar en un plan de movilidad sostenible

Desde la Asociación Iniciativa Sevilla Abierta, junto con Red Sevilla por el Clima, Ecologistas en Acción Sevilla, Greenpeace, Facua Sevilla, Acción en Red Sevilla, Plataforma por un Nuevo Modelo Energético, CCOO Sevilla y Ecoemprendedores por el Clima, reunidas en torno al Movimiento de Entidades por el Clima de Sevilla, suscribimos conjuntamente el comunicado que reproducimos bajo estas líneas. Dirigido a la ciudadanía de Sevilla, a las organizaciones sociales y económicas y a las fuerzas políticas para abrir un amplio debate sobre la movilidad que tenemos y la que necesitamos y queremos.

“El Ayuntamiento emprendió hace un año la redacción del plan municipal de movilidad sostenible, un instrumento imprescindible para planificar con eficiencia económica, social y ambiental el movimiento de personas, bienes y servicios en la ciudad y su entorno próximo.

En este tiempo nada se sabe sobre el avance de los trabajos, no se ha convocado la mesa de movilidad y no se ha propiciado el más mínimo debate social por parte del gobierno municipal. Movimiento de Entidades por el Clima de Sevilla quiere hacer un llamamiento al alcalde para que aproveche la oportunidad de la redacción de dicho plan, para impulsar este imprescindible debate, proporcionando la información necesaria y abriendo cauces de participación efectiva.

El Movimiento considera que es imprescindible para lograr un amplio consenso sobre cómo quiere moverse la sociedad sevillana y cómo quiere distribuir el espacio público. Un sistema de movilidad que funcione bien, moderno, eficiente, sin malos humos, es necesario para el buen funcionamiento económico de la ciudad, para lograr la inclusión social y para reducir el grave impacto sobre el clima que tiene el actual modelo (todas las estaciones de medición del aíre en Sevilla y su área metropolitana, menos una, superan los límites de contaminación recomendados. Y la peor, la del centro), en el que predomina el coche con sus emisiones contaminantes.

La estatua dedicada a Sevilla a Miguel de Cervantes, en la calle Entrecárceles, con una mascarilla durante una acción simbólica realizada en Sevilla para reivindicar la imprescindible mejora de la calidad ambiental en Sevilla.

Con esas premisas, el Movimiento ofrece  al Ayuntamiento de Sevilla, la colaboración de las entidades en la elaboración de un ambicioso plan de movilidad sostenible, con el objetivo de lograr entre una ciudad más habitable.

Se necesitan muchos más árboles y muchos menos coches. Y para ello se requiere combinar transporte público, bicicleta y el caminar.

Eso implica un gran impulso al actual sistema de transporte, que no es competitivo con el coche. Y para ello necesitamos salir del atasco en el que se encuentra nuestro modelo de transporte desde que en los años setenta se decidiera construir la red de metro subterráneo.

Desde entonces se han producido grandes avances en el transporte público. Ciudades similares a Sevilla muestran buenas referencias sobre las que construir un modelo propio, combinando diferentes medios accesibles con una única tarjeta de coste económico, tanto para la ciudadanía como para las administraciones.

Hoy es posible contar con vehículos eléctricos articulados de la misma capacidad que nuestro metro, que no precisan de la construcción de túneles ni de vías para mover la misma cantidad de personas, a la misma velocidad, por diez veces menos coste. Tenemos una red de cercanías que admite un amplio margen de mejora en el servicio que presta en el área metropolitana, particularmente en el Aljarafe.

Lo mismo podemos decir de la red de autobuses urbanos y metropolitanos. Y tenemos un río que podríamos usar como medio de transporte como hacen otras ciudades fluviales. Carecemos de los modernos sistemas de aparcamiento y transporte (Park & Ride) con los que cuentan buena parte de las ciudades de Europa y que permitirían que dentro del anillo de SE-30 nos moviéramos fundamentalmente en transporte público, bicicleta y caminando.

El plan centro que necesitamos debe extenderse a todos los barrios de Sevilla. Queremos y podemos ser capital verde europea y para ello necesitamos marcarnos objetivos mucho más ambiciosos, para convertir la urbe en una ciudad casi sin coches“.