Un joven visitante de la ciudad, acostumbrado a andar por todo el mundo y con recursos suficientes para solventar cualquier obstáculo, se ha mostrado muy sorprendido de que en Sevilla haya muy pocos lugares que ofrecen zonas wifi de uso abierto. Salvo algunos hoteles — para sus clientes, claro — y algunas zonas comerciales, es imposible encontrar una red abierta, salvo aquellas cuyos propietarios “olvidan” cerrar, que hay muchas. Junto al Hotel Occidental, hoy he contabilizado nada menos que 13 redes abiertas, dos de las cuales pertenecían a la Seguridad Social, que tiene un edificio al lado. Por lo tanto, no sería mala idea que alguna institución turística o comercial se planteara ofrecer este servicio. Tendría garantizada la llegada de multitud de extranjeros, que disponen de agendas wifi y agradecerían este esfuerzo gastando su dinero allí.