La actividad ‘Pongamos los cinco sentidos para ser ricos en emociones’, ideada y organizada desde la Asociación Iniciativa Sevilla Abierta (ISA) con motivo de la Noche en Blanco 2019, ha sido una de las experiencias más originales y de mayor éxito de todas las que se programaron para el viernes 4 de octubre. Un total de 120 personas (30 del equipo organizador y los 90 asistentes) interactuaron dentro de la sede del estudio Universo Eirín, en la calle Don Pedro Niño, transformado para la ocasión en una docena de espacios conceptualizados como circuito de emociones y sensaciones, por los que el público pasaba de uno en uno, tenía que dejarse llevar por el factor sorpresa, soltar tensiones, despojarse de prejuicios y recobrar, en esta sociedad de la hipercomunicación mediante pantallas, la importancia en nuestra mente de los cinco sentidos: el tacto, el oído, el olfato, el gusto, la vista. Todos lo vivían como una experiencia totalmente personalizada, que culminaba en una confraternización colectiva y degustando vino y jamón. Aquí desglosamos algunos detalles, así como una galería de fotos del reportaje realizado por la fotógrafa Belén Vargas.

El sabor del pan con aceite era uno de los ingredientes que formaban parte del circuito de sensaciones cuando los asistentes, tras relajarse, confiaban en las personas que les conducían a ciegas por las diversas escenas del itinerario.

La demanda fue enorme por parte de la ciudadanía para reserva plaza en esta actividad gratuita, que comenzó a las 20:00 y concluyó cinco horas después, a la 1 de la madrugada. Era imposible dar cabida a más de 90 asistentes, pues tenía que entrar una persona cada dos minutos. A la dirección de correo electrónico de la Asociación ISA llegaron peticiones de 250 personas más. Agradecemos el interés por participar y lo tendremos en cuenta para futuras actividades que organice ISA.

Cada asistente a la actividad de ISA en la Noche en Blanco estaba unos minutos con unas gafas de realidad virtual. En la imagen, de pie, Juan Pareja, de Natura 20, que participó en la ambientación musical y espacial dentro de la sede de Universo Eirín.

Para llevar a cabo esta experiencia tan fructífera y estimulante, fue fundamental la involucración y la creatividad de empresas y profesionales que decidieron participar y patrocinarla. Javier Compás, comentarista gastronómico, ofició de maestro de ceremonias para que todos los asistentes cataran el excelente vino tinto Flor de Malvajío, de Mijas (Málaga), por gentileza de Distribuciones Narbona Solís. Casa Verita – Artesanos del Jamón, empresa de Arahal, aportó la degustación de su espléndido jamón, con la presencia de su equipo, encabezado por su fundadora y gerente, Concepción Vera, y Lorena Morales, cortadora profesional de jamón. Susana Álvarez, diseñadora de moda ética, irreverente y sostenible, también se implicó de lleno y participó en la interactuación con el público. Con ella colaboraron la prestigiosa firma de sombreros Tolentino Hats, modelos de la Agenda Doble Erre y las maquilladoras Repo Zarza y MerA Kay.

La bailarina Charo Peinado, durante los ensayos de su actuación. Alrededor de ella, Susana Álvarez, Adela Llerena, Mercedes Eirín y Eliseo Monsalvete.

También fue sobresaliente la participación de Juan Pareja (Natura 20) para la adecuación de espacios; la del equipo de Universo Eirín par el diseño de espacios y objetos, y el protagonismo en varias escenas del circuito por parte de Eva Sarrión y su destreza en arte-terapia; Adela Llerena, fundadora de Economía Consciente y experta en ‘mindfulness’, y la bailarina Charo Peinado.

Algunas de las personas que realizaron la actividad de ISA en la Noche en Blanco, en la zona final de ‘networking’.

En la organización y realización de esta actividad, coordinada por Mercedes Eirín, socia de ISA, colaboraron los socios Alfonso Carnerero, Rosalía Gómez, Eliseo Monsalvete, María Melgar, Luis Morales, Diego Siles, María José Sánchez Apellániz, Carmen Bernáldez y Juan Luis Pavón, además de simpatizantes de ISA como María José Ávila y José Manuel de Ben.

Javier Compás, comentarista gastronómico y gran experto en vinos, ofreció catar el vino tinto Flor de Malvajío, de Mijas, por gentileza de Distribuciones Narbona Solís.

Lorena Morales, cortadora profesional de jamón, de Casa Verita – Artesanos del Jamón, empresa de Arahal que ofreció una degustación a todos los asistentes.

Uno de los ingredientes más atractivos fue descubrir los trajes de la colección de la diseñadora de moda Susana Álvarez. En la imagen, las tres modelos de la Agencia Doble Erre que los lucieron, combinados con los tocados y sombreros de la firma Tolentino Hats, y sentadas en silas del mobiliario de la diseñadora Mercedes Eirín, socia de ISA que coordinó toda la operativa estética y logística de ‘Pongamos los cinco sentidos para ser ricos en emociones’.

Los socios de ISA y los colaboradores y patrocinadores que se implicaron en organizar y ofrecer esta actividad durante la Noche en Blanco, que satisfizo mucho a todas las personas que decidieron vivir la experiencia.