Colabora en la Red de Apoyo Mutuo de Sevilla y conoce qué problemas están descubriendo y ayudando a remediar


El colectivo de ciudadanos que de modo voluntario y colaborativo se ha unido desde mediados de marzo para conformar Ramuca (Redes de Apoyo Mutuo de Sevilla), y que está haciendo una labor encomiable para asistir a muchas personas cuya difícil supervivencia se acrecienta con el confinamiento en su domicilio para prevenir el coronavirus, alerta de la situación de colapso que está llegando a los diferentes servicios sociales municipales, cuyas capacidades ya eran muy precarias antes de esta situación excepcional que ha bloqueado, sin poder ganarse la vida en las calles, a grandes sectores de población. En la ciudad que tiene siete de las quince áreas urbanas con más pobreza en España.

Si puedes ofrecer apoyo, o si necesitas apoyo, entra en la web www.ramuca.net o escribe a ramuca2020@gmail.com

Según comentan desde Ramuca en un primer análisis, fruto de tres semanas de experiencias, que puede verse completo en su web, «si analizamos los apoyos realizados destacan en primer lugar los recados ante el confinamiento de personas vulnerables, pero en segundo lugar está el asesoramiento sociolaboral frente a una Administración Pública que no se hace entender, y, en tercer lugar, siendo a nuestro entender lo más problemático, se han detectado numerosas familias que no tienen para comer. Ante una lista de espera para ser atendido en los servicios sociales que ha provocado la desesperación de muchas familias, se genera una reacción vecinal para atender lo urgente: la alimentación básica».

Desde Ramuca señalan que «la mayoría de las personas profesionales del sector público valoran y acogen de modo positivo nuestra presencia y labor, pues al estar saturados nos consideran un alivio, pero se ha de ser consciente de la falta de personal en los servicios sociales, y la precariedad de las prestaciones que ofrecen. Por lo tanto, demandamos que se tiene que mejorar la situación de la red de servicios sociales, y se ha de dar facilidades a la labor vecinal como nexo de unión entre lo comunitario».

A comienzos de abril ya se han organizado a través de 18 grupos por zonas de la ciudad, y el número de grupos va a seguir creciendo, además de estar en contacto con otras redes vecinales. Estos son los primeros 18 grupos a los que vincularse, indicando si ofreces apoyo o si necesitas apoyo: San Julián-Pelícano; San Bernardo-El Prado; Puerta Osario; Perdigones-Doctor Fedriani; Avenida de la Cruz Roja-Pío XII; Alameda-Amor de Dios; Pumarejo-San Marcos; Calle Feria; Relator-San Luis; San Lorenzo-Jesús del Gran Poder; Marqués de Paradas-Museo; León XIII-Fray Isidoro de Sevilla-Barriada El Carmen-El Rocío; Avenida de Miraflores-Carretera de Carmona; Gran Plaza; Polígono San Pablo; Triana-Los Remedios; Sevilla Este; San Jerónimo y Pino Montano.

Esta red ha atendido más de un centenar de peticiones de ayuda. Personas en situación de vulnerabilidad social, económica o psicológica se han puesto en contacto con esta red de apoyo, compuesta íntegramente por voluntarios, para canalizar su solicitud de ayuda. Y también han puesto en marcha captar a quien esté dispuesto a dedicar tiempo desde sus domicilios por vía telemática a paliar las necesidades escolares de niños y adolescentes de otras familias que no disponen de los medios o capacidades para remediar la brecha digital que pesa ahora especialmente sobre sus hijos al no poder estar en las aulas. Y, además, al constatarse aún más en esta emergencia que hay centros educativos sí preparados para mantener la interacción con el alumnado por cauces digitales, y otros que no lo están.

También avisan las personas voluntarias de Ramuca, para que lo tengan en cuenta las autoridades municipales, de que, a pesar de cumplir estrictamente con las medidas higiénico-sanitarias y de seguridad, están encontrando trabas para realizar esta labor.  «Las amonestaciones de la Policía Local y Nacional, a pesar de llevar justificantes y documentación que acreditase el acto voluntario, contrastan con el apoyo que sí estamos encontrando entre personal de centros de salud, que incluso han llegado a firmar justificantes para que sirvieran de salvoconducto. Ramuca reclama un mayor compromiso por parte de las autoridades municipales para que se asegure y garantice que la acción voluntaria no suponga ningún perjuicio para las personas que colaboran».

 

Anterior Conoce el espíritu del primer 'cohousing' de Sevilla a través del testimonio de ocho de sus socios
Siguiente ISA ayuda a la Asociación Educativa-Social Candelaria y te anima a respaldar su labor ante la emergencia en esa zona de Sevilla

Sin comentario

Escriba un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *