Concejal de cultura


Se nos va Marset. Al margen de ideologías políticas, creo que casi todos estaréis de acuerdo conmigo en que ha sido un buen gestor de la política cultural de nuestra ciudad en los últimos años.
Ciclos de conciertos, revitalización de espacios anteriormente arrumbados, gestión de la Sinfónica y del Maestranza, nuevo Festival de Cine de una altura infinitamente mayor que el bodrio rojasmarquista del deporte que había antes, nueva programación del Lope de Vega.
Estas y algunas más son realizaciones que dan fe de su buen hacer durante los últimos años, sobre todo si lo comparamos con la gestión cultural realizada por los que ocuparon el cargo antes que él.
¿A quien nombraríais vosotros si pudiérais para ocupar el cargo vacante? Si me respondéis a esta entrada y veo que el tema os interesa, os diré quien es mi candidato «in pectore», alguien digno de ocupar ese sillón en una ciudad con la trayectoria histórica de la nuestra.

Previous La Sevilla de Star Wars
Next También somos conservadores

12 Comments

  1. Avatar
    Anónimo
    13 julio, 2007
    Responder

    Yo nombraría a Manuel Pimentel, un buen gestor cuando fue ministro, que ha demostrado que se puede montar una editorial de aspiración universal desde Sevilla. Claro que no se dejaría… Aunque pensándolo mejor, yo sería el alcalde, así que asumiría yo mismo la concejalía de cultura.

  2. Avatar
    José Luis RdC
    13 julio, 2007
    Responder

    Si fuera por la trayectoria histórica de la ciudad deberíamos nombrar a un banderillero. Yo la verdad es que no sé bien a quién podría nombrarse. Así al pronto no se me viene nadie a la cabeza. Estaría bien que eso no tuviera mucha importancia porque el protagonismo de la vida cultural estuviera en en asociaciones cívicas y en la inquietud de la ciudadanía en lugar de en la actividad para cuatro gatos del ayuntamiento. Pero no es así. Si tienes un candidato, proponlo. A ver si aciertas y ganas la porra.

  3. Avatar
    José Luis RdC
    13 julio, 2007
    Responder

    Pues no está mal lo de Pimentel, desde luego mucho mejor que alguien de perfil más funcionarial, pero no creo que caiga esa breva.

  4. Avatar
    Anónimo
    14 julio, 2007
    Responder

    Estoy de acuerdo con lo del banderillero, pero siempre y cuando, pertenezca a una cuadrilla capitaneada por alguien con acceso directo a los programas de corazón. Lo de Pimentel, por favor…

  5. Avatar
    Anónimo
    16 julio, 2007
    Responder

    Lo malo es que ya no hay banderilleros como los de antes: aquellos que hasta los fusilaban con García Lorca.
    Otra propuesta: Manolo Lozano, escritor, científico y divulgador de la Ciencia. Tiene además experiencia como gestor (8 años de Vicerrector). Por una vez, la cultura sería también de ciencias.

  6. Avatar
    sawa
    17 julio, 2007
    Responder

    Os prometí mi candidato preferido y os voy a dar dos nombres, ambos con perfiles culturales y de gestión que les avalan sobradamente para el cargo, aunque de diferente ideología.
    Entiendo que, por sus respectivas trayectorias, ambos ocuparían muy dignamente el sillón de Director del Área de Cultura del Excmo. Ayuntamiento Hispalense, dejado vacante por Marset.
    Me estoy refiriendo, claro está, a Fernando Iwasaki y a José María Conget.

    Ande D. Alfredo, ya sé que vd. nos lee, descárguese de responsabilidades directas y ponga la cultura sevillana en manos de uno de estos dos excelentes profesionales y agitadores culturales.
    Sevilla y la cultura con mayúsculas se lo agradecerán.

  7. Avatar
    José Luis RdC
    18 julio, 2007
    Responder

    A mí que no se me ocurría ningún nombre y ahora todos me parecen buenos. Bueno, lo de Lozano, no. A un hombre que es doctor en Física, escribe novelas históricas y cría caballos es un crimen hacerlo concejal. Iwasaki estaría bien, por qué no, pero no será el PSOE quien lo nombre.

  8. Avatar
    Anónimo
    20 julio, 2007
    Responder

    Al final, aparatachi al canto. Sevilla: la contrucción de un muermo.

  9. Avatar
    sawa
    20 julio, 2007
    Responder

    Bueno, más vale aparatchnik con experiencia que independiente al que le guste el dodecafonismo y trate de imponérselo al público, ¿no crees? (esta sería la única crítica que haría a la gestión de Marset, que,por lo demás,me parece ha sido ejemplar)
    A renglón seguido reflexiono: tan mala fama tienen los políticos que cuando se nombra a un político para un cargo político hay gente que protesta. ¡Esto ya es el acabóse!

  10. Avatar
    Anónimo
    20 julio, 2007
    Responder

    Pues sí, mala fama y merecida. Casta segregante que habla su jerga, descalifica al contrario por definición y cuida a su clientela por encima de todo (con las cosas de comer no se juega). La Montaño es un producto genuino de este sistema.
    Marset representaba una cierta distancia de todo eso, aunque nos llenase la oreja de Schomberg.

  11. Avatar
    sawa
    23 julio, 2007
    Responder

    Y tú ¿conoces en este santo país nuestro alguna profesión,gremio,casta, tribu,medio de comunicación o colectivo en general que no incurra en esos mismos errores que atribuyes en exclusiva a los políticos (que conste,yo no soy político), a saber hablar alguna jerga propia y poner alcontrario a caer de un burro?

  12. Avatar
    Anónimo
    25 julio, 2007
    Responder

    Conozco a Carlos, mi vecino, que a veces me da la razón y a veces no. Conozco a Maricruz, mi compañera de trabajo, que hace sus labores profesionales sin manipular a nadie. Conozco a mi hermana, que me habla de matemáticas con palabras sencillas, porque quiere que me entere.
    Conozco a mucha gente con cualidades humanas muy superiores a la inmensa mayoría de los que integran el sistema político que nos gobierna.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *