Conde del Águila


Hace algún tiempo descubrí un personaje curioso y bastante desconocido en la historia de nuestra ciudad. Se trata de Juan Ignacio de Espinosa y Tello, tercer Conde del Águila, un aristócrata ilustrado que en los albores del siglo XIX, tuvo que pagar con su vida su supuesto afrancesamiento. Asesinado por la plebe, descuartizado y sus restos colgados en la Puerta de Triana.
En esa Sevilla inquisitorial (¡y luego dicen que aquí sigue habiendo miedo latente! ¿en qué otra ciudad se cebó la Inquisición y luego la represión franquista como en esta?) tan bien descrita por Blanco White, la Sevilla del “vivan las caenas y abajo el pensamiento”, con unas fuerzas dominantes incultas y retrógradas, la figura del Conde (en realidad, de toda su genealogía, pues uno de sus antepasados fue uno de los más ilustres bibliógrafos de España) adquiere en estos tiempos y para la gente progresista que se supone que integramos la ISA, un valor ejemplificante.
Doctores tiene la Iglesia y seguro que entre nuestros compañeros de Asociación hay quien conozca mucho mejor su figura que yo.
Desde aquí los animo a que nos hablen de este ilustre y desconocido sevillano, que dio su vida por la libertad frente al oscurantismo dominante.

Anterior ¿TALA SALVAJE O PODA EN EL PEOR MOMENTO?
Siguiente Ciencia en tiempos de crisis

3 Comentarios

  1. Avatar
    Juan II
    11 septiembre, 2009
    Responder

    El caso que apuntas es paradigmático y deberíamos impulsar el estudio de su figura. Y a pesar de lo que algunos pudieran comentar, parece que pertenecia a la Hermandad de la Soledad. Es decir, que nada irreverente o voleriano, como la inmensa mayoría de nuestros ilustrados. Parece que su padre era también ilustrado y desempeñó cargos relacionados con la Alcaldia de Sevilla. No tengo más noticias de él, salvo que tiene una calle dedicada en Sevilla, aunque no sé si a él.

  2. Avatar
    Copernico
    14 septiembre, 2009
    Responder

    ¡Qué pléyade de heterodoxos ha tenido esta ciudad a lo largo de su historia! Y que poca cuenta les echa en vida.

  3. Avatar
    Josef
    14 septiembre, 2009
    Responder

    Por cierto, una pregunta: imagino que este hombre sería hermano de Josef de Espinosa y Tello, que participó en la expedición Malaspina y publicó un libro importante sobre su visita a la costa oeste de Norteamérica. ¿Alguien lo puede confirmar?
    El caso del conde del Águila me recuerda el de un matemático francés que dio clases en Sevilla, del que nuestro compañero A. Durán y G. Curbera han podido reconstruir su oscura trayectoria. Poco después de 1789 estaba encerrado en la cárcel de Triana…

Escriba un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *